Archivo del Autor: Tarraco

Acerca de Tarraco

Asesoría de empresas Gestoría Tarragona

Negocios obligados a aceptar el pago con tarjeta, así quiere Italia luchar contra el fraude

Encontrar negocios en los que no se pueda pagar con tarjeta de crédito es cada vez más complicado en España. Pero todavía quedan algunos. Yo conozco unos cuantos en los que sus propietarios se niegan a aceptar este tipo de forma de pago. Aquí se paga con dinero de verdad, suele ser la frase que repiten. En Italia es bastante frecuente esta práctica, por eso el Gobierno está preparando una leypara obligar a los negocios a aceptar el pago con tarjeta.

Se trata de intentar crear una cultura de pago con tarjeta, dado que en el país italiano donde el donde el 56% de los gastos de las familias sigue pagándose en efectivo y el 80% de las transacciones se realiza con billetes y monedas. Ahora estarán obligados a admitir los pagos con tarjeta en importes superiores a 5 euros.

El objetivo no es otro que luchar contra el fraude, contra la caja B la economía sumergida que en Italia representa aproximadamente un 3% del PIB. La bancararización de los pagos deja un rastro documental tras de sí, que dificulta de forma notable el fraude de forma masiva en los pequeños comercios. En nuestro país el porcentaje es mucho más alto.

No es el único intento. La mayoría de los pagos que se realizan en efectivo son pequeñas cantidades. Y la resistencia de los comercios a que dichos pagos se realicen a través de tarjetas o desde el smartphone, que es otra forma de control igual supone un impedimento a la expansión de este tipo de formas de pago. A pesar de ello, España lidera esta lidera los pagos contactless en Europa.

A ello hay que sumarle las comisiones que tienen que pagar los comercios por el uso de los datáfonos. Por mucho que se hayan reducido, o existan tarifas planas que lo hacen más asequible, es un margen que con el efectivo no pierden. También los trabajadores de dichos negocios, donde una parte de las propinas se pierden si no se paga en efectivo.

En España ya se han adoptado algunas medidas, como la reciente limitación de los pagos en efectivo a un máximo de 1.000 euros. No sería de extrañar que se tomara ejemplo y la medida de obligar a aceptar pagos por medios electrónicos se impusiera también en nuestro país.

Fuente: Pymesyautonomos.com (21/8/17) Pixabay.com

La isla que pertenece seis meses a España y seis meses a Francia

Entre Irún y Hendaya, sobre el río Bidasoa que separa a estas dos poblaciones fronterizas de España y Francia, respectivamente, se encuentra un territorio con un estatus muy peculiar y poco habitual en el mundo. Es la Isla de los Faisanes, el condominio más pequeño que se conoce. Sus 5.000 metros cuadrados pertenecen seis meses a España y otros seis meses a Francia desde hace más de un siglo. Este martes, precisamente, pasa mediante un sencillo trámite administrativo a manos galas, que se hace cargo de ella hasta finales de enero.

Sigue leyendo

Filiales en Rumanía y fraude a Hacienda: así rompen las ‘empresas buzón’ el transporte

Cada martes, desde el aeropuerto de Zaragoza sale un avión con destino a Cluj-Napoca, capital de Transilvania. No es que los aragoneses tengan un interés especial por conocer los salvajes escenarios de Drácula. La ruta cubre la demanda de los empresarios del transporte, que cada vez tienen más filiales en esta ciudad de Rumanía. Se trata de las llamadas ‘empresas buzón’, compañías con sede en un país de Europa del Este pero que en realidad operan en España, lo que les permite reducir drásticamente costes laborales y tributarios. Un ejemplo: en una oficina en Cluj-Napoca hay domiciliadas nueve empresas de transporte con matriz española. Y no es la única. Estas firmas ya copan el 25% del transporte internacional con origen o destino España y acaparan entre un 75% y un 90% del cabotaje (transporte doméstico realizado por un camión extranjero) de nuestro país. Un negocio boyante para los empresarios y ruinoso para la Hacienda española, que ingresa cero euros por estas miles de operaciones. Sigue leyendo

Empleo pone coto a las falsas cooperativas de autónomos y obliga a cerrar Factoo

El Ministerio de Empleo pone límites a las falsas cooperativas de autónomos, empresas que actúan como intermediarias para permitir que trabajadores por cuenta propia se escabullan de cotizar como tales. Lo hace con una sanción a la más popular y la mayor de este tipo de firmas: Fidelis Factu, S. Coop., comercialmente conocida como Factoo. Está obligada a disolverse, porque Empleo considera probado que su actividad no es la de una auténtica cooperativa.

Una usuaria de la empresa Factoo ve su página web.
Una usuaria de la empresa Factoo ve su página web. 

La labor de Factoo es la conocida en el mundo laboral como “cooperativa de facturación”. Actúa a cambio de una comisión como intermediaria entre profesionales con la Seguridad Social y Hacienda para facturar sus trabajos. De esta forma, el empleado no se da de alta como autónomo y paga menos impuestos, porque factura como si fuera trabajador de una cooperativa, a la que puede estar asociado solo unos días. La decisión del Ministerio ha sido contundente: descalificar a Factoo, según informó este jueves Empleo en un comunicado. Supone la disolución de la empresa como cooperativa en base al artículo 116 de la Ley de Cooperativas, aunque la compañía podrá reclamar, según fuentes de la Administración.

Sigue leyendo

El ‘falso indefinido’: un modelo contractual que se ha disparado durante la crisis

Este año España ha alcanzado los niveles de PIB precrisis, pero lo hace con 1,4 millones menos de puestos de trabajo asalariados. La recuperación del empleo va con cierto retraso a pesar de que los últimos datos del mercado laboral estén sorprendiendo al alza. El ritmo de creación de empleo del segundo trimestre superó los 1.400 ocupados al día, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), una gran noticia que contrasta con la pobre calidad de los nuevos puestos de trabajo. La temporalidad tiene cada vez más peso en la actividad española y durante la crisis se ha disparado una modalidad contractual que está a medio camino entre el empleo fijo y el temporal: los indefinidos discontinuos. Sigue leyendo