La estrategia de Uber y el futuro del transporte

Uber anuncia una modalidad de pago por suscripción que combina sus servicios de transporte con otros como envío de comida o uso de bicicletas y patinetes. El servicio, denominado Uber Pass, no es como tal una tarifa plana porque en el caso de su producto más conocido, el transporte, únicamente garantiza una tarifa establesometida a un cierto descuento y sin impacto de las condiciones del tráfico, pero supone una prueba más de las ya realizadas por la compañía de cara a consolidar su oferta dentro de un modelo de transporte como servicio, tratando de convertirse en la primera opción cada vez que un usuario piense en transporte de cualquier tipo, sea en un automóvil, en un envío de comida, en una opción de micromovilidad personal, o en la compra en el supermercado.

La estrategia de Uber pasa claramente por explotar esa idea de transporte como servicio: la compañía lleva tiempo trabajando en el ámbito de la predicción de demanda, y ha llevado a cabo a lo largo del tiempo diversas pruebas de tarifa plana en varias ciudades norteamericanas, bien tratando de garantizar precios bajos, como en el caso de la ilustración, en modo Amazon Prime, acotándolo a la logística del envío de comida, o incluso intentando cubrir toda la demanda de transporte de un usuario durante un mes en ciudades como Nueva York.

La idea de la tarifa plana no resulta en absoluto extraña en el transporte: es lo habitual, de hecho, en la mayoría de las ciudades para los abonos en transporte público, pero está mucho menos extendida en otro tipo de opciones. En el caso de una compañía como Uber, que trata progresivamente de cubrir en cada vez más ciudades otros servicios como los desplazamientos en bicicleta o patinete, o los envíos de comida, la idea de una tarifa plana que combine todo aquello que, en la mentalidad del usuario, suponga de una u otra manera transporte resulta bastante más novedosa – hasta llegar a aquel artículo humorístico de hace unos cuatro años que hipotetizaba sobre la posibilidad de que la compañía entrase en todos los mercados, hasta en el de funerales.

Crear servicios bajo un paraguas o un hilo conductor común con la idea de incluirlos en un lote es una estrategia relativamente habitual. En el caso de Uber, la idea incluye desde el consabido transporte de viajeros que constituyó su negocio en sus orígenes, hasta el transporte de prácticamente cualquier cosa, sean mercancías con Uber Freight, hasta pequeños envíos de comida. Hace algún tiempo, la compañía, de hecho, se interesó por una posible adquisición de uno de los actores importantes en este ámbito en Europa, Deliveroo, un interés que no llegó a consolidarse debido a sus diferencias de criterios en la valoración, pero que sin duda coincidían en su estrategia: el apalancamiento en un patético subempleo en penosas condiciones de trabajadores desprovistos de derechos con contratos de trabajo y disimulados como falsos autónomos, como recientemente probó una sentencia judicial en España. En la estrategia de estas compañías en el futuro estaría la sustitución de esos riders por algún tipo de mecanismo autónomo, robots de transporte o vehículos autónomos, momento en el que sus operaciones podrían, hipotéticamente, convertirse en muchísimo más rentables. Mientras tanto, sus trabajadores son un recurso cuyo coste se intenta rebajar a toda costa, lo que implica en muchas ocasiones retorcer sus condiciones de trabajo hasta el límite legal o más allá si es posible.

¿Representa la estrategia de consolidación de distintas opciones de transporte como servicio de Uber el futuro de la logística y del transporte en general? ¿Estará el transporte del futuro, sea de personas, de mercancías o de cualquier tipo, en manos de grandes compañías especializadas en una logística cada vez más automatizada, planteadas como plataformas, y capaces de adaptar sus tarifas a las predicciones de demanda de cada usuario? ¿Cuántos actores veremos en este ámbito, considerando que hay no solo compañías como Uber, Didi y similares, sino incluso otras como Google con Waymo, o varias marcas de automóviles trabajando en el tema? ¿A cuántos años vista se plantea una estrategia de transporte como servicio de este tipo?

Fuente: Enriquedans.com (7/2019) Pixabay.com