Los 1.544 kilómetros cuadrados de Canadá en manos de Estados Unidos por un error en un mapa de 1755

“Haz a América grande corrigiendo este grave error de cálculo”. Así reza una petición lanzada el 30 de diciembre en la página web de la Casa Blanca, en el apartado We the People, el sistema de solicitudes ciudadanas creado por la Administración de Barack Obama en septiembre de 2011. El mensaje no tiene que ver con la ubicación de ojivas nucleares o con fallos en el presupuesto federal; consiste en devolver al vecino del norte, Canadá, una zona de 1.544 kilómetros cuadrados, 319 en tierra firme y 1.225 en aguas de un lago.

Conocida como Northwest Angle, esta zona está ubicada entre las provincias canadienses de Manitoba y Ontario, pero pertenece al Estado de Minnesota. Dejando de lado Alaska, es el único punto de Estados Unidos que está situado al norte del paralelo 49. El censo más reciente indica que cuenta con 120 habitantes; casi todos trabajan en albergues turísticos para la práctica de la pesca deportiva. A falta de un servicio de transbordador, las personas deben pasar por territorio canadiense antes de llegar a otras poblaciones estadounidenses, y deben informar del acceso a las autoridades de ambos países por un sistema de videoconferencia que se encuentra dentro de una caseta. Asimismo, los niños que concluyen la educación primaria tienen que recorrer 96 kilómetros en autobús para proseguir sus estudios en la población de Warroad (Minnesota).

No es la primera vez que se plantea el tema de la anexión del Northwest Angle a Canadá. En 1998, Collin Peterson, un asambleísta demócrata de Minnesota, propuso una enmienda constitucional para que los habitantes de esta zona votaran sobre su pertenencia a Estados Unidos. La solicitud de Peterson se dio en el marco de una disposición del Gobierno de Ontario, que prohibió la pesca en el lago de los Bosques a personas que se alojaran en centros turísticos fuera de Canadá. No obstante, el problema se resolvió y la idea del demócrata cayó en el olvido.

Lugar de la web de la Casa Blanca para que los ciudadanos puedan hacer sus peticiones.
Lugar de la web de la Casa Blanca para que los ciudadanos puedan hacer sus peticiones.

La petición presentada a la Casa Blanca debe superar las 100.000 firmas antes de que acabe este martes 29 de enero para obtener una respuesta oficial. Sin embargo, esto no quiere decir que vayan a ponerse en marcha acciones concretas. Hasta el momento, unas 5.500 personas han rubricado la solicitud, por lo que resulta muy poco probable que la meta se alcance.

La iniciativa no emociona, según algunos medios locales, ni a los propios habitantes del Northwest Angle. Judy Risser, que lleva viviendo en la zona desde hace 46 años, señaló al diario The Star Tribune de Minnesota: “No tengo nada contra los canadienses, pero soy una ciudadana de Estados Unidos y me gustaría seguir siéndolo”. Por su parte, Lisa Goulet, propietaria de un albergue para pescadores, comentó a la cadena canadiense Global TV: “Si quisiera cambiar de ciudadanía, me mudaría a Canadá. No entiendo cómo podría funcionar lo que piden. En realidad, no lo estamos tomando muy en serio”.

Fuente: Elpais.es (28/1/19) Pixabay.com