El mercado del taxi como lección de economía

taxiLa evolución del servicio del taxi en las ciudades y su regulación plantea algunas interesantes lecciones de economía, que surgen cada vez que se plantea la discusión y que, de hecho, se han ejemplificado de manera muy clara en el último episodio entre Uber y el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio.

¿Por qué se reguló el servicio de taxi en la inmensa mayoría de las ciudades? Porque las escasas barreras de entrada a esa actividad cuando o estaba regulada planteaba un clarísimo caso de tragedia de los comunes: los actores individuales, actuando de forma independiente y racional, y buscando el interés de cada uno de ellos, se comportan de forma contraria al interés común y terminan por destruir un recurso compartido limitado, aunque a ninguno de ellos le interese que esa destrucción tenga lugar. El ejemplo de Nueva York durante la crisis de 1929 es citado habitualmente como prueba de esa tragedia de los comunes: el sistema de licencias y precios intervenidos fue instituido en la década de los ’30 cuando, en plena crisis, más de treinta mil taxistas se lanzaron a las calles de la ciudad dispuestos a transportar pasajeros al precio que fuera, terminando por dar lugar a una ciudad completamente atascada en la que, además, nadie ganaba dinero.

El caso de la desreglamentación del transporte en Lima en julio de 1991 durante el gobierno de Alberto Fujimori se suele citar también como ejemplo de las consecuencias de una actividad desordenada: se llega a hablar de un exceso de más de cien mil taxis en la capital peruana, responsables principales de la elevada congestión de su tráfico, en un mercado sin taxímetros en el que las tarifas son negociadas para cada trayecto, y en el que existe un cierto peligro tanto de ser timado como de ser atracado.

Por otro lado, se habla del efecto trinquete de la regulación, como mecanismo que restringe la adaptación: desde el final de la depresión de 1929 hasta el año 1996, el número de licencias de taxi en Nueva York permaneció constante en el mágico número 11.787 a pesar del enorme crecimiento de la ciudad, lo que llevó a que esas licencias llegasen a tener un precio por encima del millón de dólares. El poder de las empresas de taxis en las ciudades, como Nueva York, en las que estas dominan el panorama del transporte, o la amenaza de colapsar la ciudad por parte de los taxistas individuales en las ciudades en las que predomina un sistema basado en conductores autónomos lleva a que cualquier incremento del número de licencias sea objeto de contestación inmediata. En el caso de muchas ciudades norteamericanas, de hecho, las empresas de taxis financiaban una parte importante de las campañas electorales de los alcaldes con el fin de mantener congelado el número de licencias.

¿Que diferencia la situación actual de los episodios que tuvieron lugar en perspectiva histórica? Simplemente, el escenario tecnológico. Al convertir la actividad en un modelo de plataforma, no hablamos de una total desregulación, sino de un sistema en el que un particular, para ejercer la actividad, tiene que formar parte de la misma para obtener viajeros. Cuando los usuarios recurren a una plataforma para la demanda de servicios de transporte, la tragedia de los comunes se mitiga debido al interés de esas plataformas por mantener un número de vehículos adecuado, suficiente para cubrir la demanda adecuadamente, pero no tanto como para que provoque la congestión de la ciudad. Obviamente, no es un sistema perfecto y es posible que deba ser objeto de estudio, pero elimina dos de los factores que históricamente contribuían a la citada tragedia de los comunes: por un lado, introduce la figura del gestor de plataforma como actor interesado en la sostenibilidad del sistema. Por otro, regula la actividad de manera que los precios no oscilan libremente pero lo hacen con más flexibilidad que con un sistema de precios intervenidos, y las reglas protegen razonablemente al usuario al dotarlo de sistemas ágiles de atención al cliente y de evaluación del servicio recibido. Incluso el muy criticado surge pricing tiene una clara razón de ser desde el punto de vista estrictamente económico: la de atraer más conductores dispuestos a prestar servicio y a beneficiarse de esas tarifas superiores cuando existen picos en la demanda.

Vivimos un momento de considerable cambio: la evolución tecnológica no solo está consiguiendo probar que el sistema de licencias y precios intervenidos es inferior a la hora de plantear la mejor opción para el transporte en las ciudades, sino que empezamos incluso a acercarnos al escenario – que algunos calculan en menos de cinco años – en que ese transporte dejará de ser llevado a cabo por conductores humanos, pasando a desarrollarse mayoritariamente mediante vehículos de conducción autónoma. Sentarse simplemente sobre la legislación actual, negando todo cambio y planteando que “la ley es la ley y no se puede cambiar” es algo que tiene claramente fecha de caducidad, y que claramente no responde al interés común.

Fuente: Enriquedans.com (27/7/15)

¿Durante cuánto tiempo debe un autónomo o Pyme guardar facturas?

facturas archivadasSiempre es conveniente archivar todas las facturas y justificantes que se generen con la actividad comercial. Pero, ¿qué plazos marca la Ley? ¿En qué momento la Agencia Tributaria me puede exigir facturas y desde qué periodos tributarios? Dicho de otro modo, ¿durante cuánto tiempo está obligado una pyme o autónomo a guardar sus facturas, libros y otro tipo de justificantes de su actividad?

Según el Código de Comercio, es preciso conservar la documentacion, justificantes, libros y documentación relacionada con el comercio “durante seis años a partir del último asiento realizado en los libros“, según informan desde el programa de facturación online Anfix. Es preciso que se adapten a esta normativa tanto las compañías que continúan en funcionamiento como aquellas que se disuelvan. Y todo ello pese a que el plazo de prescripción de cara a los impuestos es de cuatro años, que empiezan a contar desde el momento en que se presenta el impuesto. Siempre es conveniente conservar toda la documentación por si la empresa es objeto de una inspección por parte de Hacienda, que puede reclamar cualquier justificante durante este periodo de tiempo.

Amortización de bienes

En el caso de aquellas facturan de inmovilizado, el funcionamiento es distinto. No se podrán destruir cuando se estén amortizando. Los sujetos pasivos del Impuesto sobre Sociedades deben adaptarse a un periodo de tiempo más largo en el caso de que estén aplicando compensación de bases imponibles negativas. Desde que se produce el resultado negativo el periodo de compensación se eleva hasta los 18 años.

Cuando una empresa adquiere bienes de inversión por encima de los 3.005,06 euros, es preciso que guarde las facturas durante al menos nueve años en el caso de que sean bienes muebles. Este plazo se elevará hasta los catorce años cuando son bienes inmuebles. Es posible que esta compañía tenga que devolver parte del IVA deducido en la compra, por lo que en cualquier momento la Agencia Tributaria puede reclamar dicha factura, según los asesores de Centeco.

En el caso de que nos cansemos de acumular tantos documentos, en la actualidad existe la posibilidad de digitalizarlo todo, por lo que ahorraremos mucho espacio físico.

Fuente: Expansion.com (1/6/15)

BIC, el bolígrafo que popularizó la escritura

bolisComercializado desde 1953, el bolígrafo BIC fue el primero en ser transparente y desechable.

Acostumbrados a las nuevas tecnologías, teclados, pantallas táctiles… hoy hay a quien incluso le cuesta coger un bolígrafo para escribir con un trazado normal. Pero hubo un tiempo en el que se escribía con dedos manchados de tinta, con letra larga y fina que sólo la pluma permitía. Era una escritura pausada, demasiado. Por eso, el periodista húngaro afincado en Argentina Lászlo Biró, inventó el birome.

Marcel Bich y Edouard Buffard conocían estos productos cuando, finalizada la Segunda Guerra Mundial, decidieron adquirir a buen precio una arruinada fábrica de piezas para plumas estilográficas en Clinchy, a las afueras de París. Bich compró entonces a Biró la patente para Europa y dedicó varios años a su perfeccionamiento, pues el birome o se secaba rápido o manchaba mucho.

El objetivo de Bich era crear un producto universal, accesible a todo el mundo y del que se pudieran crear millones de unidades perfectas. Encargó a unas relojerías suizas la maquinaria de precisión que necesitaba para tallar unas bolas casi microscópicas que fuesen absolutamente esféricas, condición imprescindible para que la escritura fuera suave y regular. Lo consiguieron y a principios de los cincuenta sacaron al mercad BIC Cristal: un bolígrafo de plástico, de 14 centímetros, transparente, de forma hexagonal (para que no rodara por la mesa), con punta realizada en tungsteno (muy resistente). Desde entonces, se han manufacturado más de 100 billones de unidades de este producto.

Historia de éxito

Además de por sus cualidades, fue un éxito porque era también barato. Supuso la introducción de un nuevo término en el mercado: era desechable, un concepto marca de la casa en todos los productos que han lanzado desde entonces. Porque el boli BIC es el producto estrella de una sociedad que comenzó en 1953 con 10.000 francos nuevos y que, veinte años después, ya contaba con un capital nominal de 150 millones por autofinanciación, según contó el propio Bich. Hoy, BIC es una empresa que además de boligráfos destaca por ser la primera en lanzar la maquinilla de afeitar desechable y en crear el primer mechero de gas también de usar hasta gastar. Suyos también son conocidos Plastidecor, las ceras de dibujo de los niños, entre numerosas ofertas de escritura que van más allá del boli BICCristal o el BIC Naranja, como rotuladores, TippEx, lápices de colores, bolis de cuatro tintas, etc. Actualmente, es el primero en ventas de bolígrafos en Europa, África y Latinamerica y el primero en todo el mundo en venta de mecheros de bolsillo. El 34% de los ingresos netos proceden de la gama de escritura, el 30% de los mecheros y 19% de las maquinillas. En conjunto, las ventas del pasado año ascendieron a 1.979 millones.

Fuente: Expansion.com (15/7/15)

Divorcio y dinero: seis errores que se pagan caro

divorcioDivorciarse es difícil, y probablemente el coste de vida de las personas afectadas incrementará una vez que haya pasado todo.

Según los expertos, parece que la mejora de la economía y la tendencia sostenida al alza de los mercados, están contribuyendo en Estados Unidos a la percepción de que no es tan difícil asumir el coste de un divorcio.

No obstante, es importante comprender los riesgos, que pueden ser considerables, ya que posiblemente haya mucho en juego, sobre todo para los propietarios de inmuebles.

Si está pensando en divorciarse, planifique todo detenidamente de antemano, de forma que pueda tomar decisiones racionales en momentos, tal vez, cargados de emotividad. A continuación, exponemos seis errores a evitar.

Pasar por alto ciertos activos

Muchas parejas felices dividen las tareas, de forma que uno de sus componentes es quien se encarga de las finanzas.

Sin embargo, cuando el matrimonio se tambalea, resulta evidente lo importante que es tener acceso a todos los datos.

Es imprescindible conocer los activos y pasivos de la familia, afirman los asesores financieros. Es preciso estar al tanto de las declaraciones de impuestos, la marcha de las inversiones, los planes de jubilación, las facturas caseras y cualquier otra partida de importancia.

Hágase con un inventario de sus propiedades. Probablemente esté al corriente de los inmuebles que tiene en común con su cónyuge, pero no pase por alto colecciones, muebles y demás.

Si en la familia hay algún activo difícil de tasar, como una empresa privada, una sociedad profesional conjunta o acciones, es posible que necesite la ayuda de un tasador profesional o de un experto contable. Sus servicios pueden ser caros, pero si los activos en cuestión son valiosos, probablemente sea un dinero bien invertido.

En los casos más extremos, uno de los cónyuges puede incluso tratar de ocultar al otro parte de los bienes gananciales.

Infórmese también sobre las deudas compartidas. Si comparte préstamos o tarjetas de crédito con su pareja, seguirá siendo responsable de su pago.

Quedarse con la casa

Desde el punto de vista económico, es sensato luchar por todo lo que nos corresponde en justicia. Sin embargo, luchar por quedarse con la casa podría resultar gravoso a largo plazo.

Ciertamente, es tentador no moverse de una casa, que además puede traer buenos recuerdos o simbolizar un estilo de vida al que es difícil renunciar.

Pero una casa que sostenían dos personas puede ser demasiado cara para una sola. Tratar de mantener la ficción de que nada ha cambiado puede dejarle sin efectivo y mermar sus ahorros, aplazando simplemente lo inevitable.

Tal vez la estrategia más inteligente sea vender la casa y dividir las ganancias.

Subestimar los gastos

También es esencial controlar con cuidado todos los demás gastos, al margen de la casa.

Tome nota minuciosamente de todo lo que gasta la familia en comida, ropas y otros artículos de primera necesidad, así como de otros gastos discrecionales que se puedan recortar ligeramente. Averigüe cómo puede afectar el divorcio a sus seguros sanitarios que, según los asesores financieros, podrían verse afectados drásticamente.

Asimismo, asegúrese de poder cubrir sin ayuda de su ex pareja los gastos una vez consumado el divorcio. Tenga en cuenta los imponderables: por ejemplo, qué podría pasar si alguien perdiera el trabajo, no pagara las deudas como ha prometido o desapareciera del mapa.

Y no olvide los gastos imprevistos. Cuando Shelly Church se divorció, invitaron a su hija a jugar en un equipo de voleibol que viajaba continuamente. De repente, Church se vio en la necesidad de aportar entre 400 y 500 dólares todos los meses para pagar hoteles, comidas y otros gastos.

Casi con total seguridad, habrá gastos imprevistos.

Buscar venganza

Cuanto menos se gaste, más se ahorrará. Piénseselo dos veces antes de contratar costoso expertos que aboguen por tácticas agresivas para incrementar sus ganancias en el acuerdo final, e intente refrenar sus impulsos de hacer lo propio si su intención es castigar a la otra persona. Incluso en el caso de que la estrategia funcione, podría acabar quedándose con una porción mayor de un botín más reducido.

Tenga en cuenta que cada dólar que usted o su cónyuge gasten en ganar el divorcio es un dólar que no pueden dividir al 50%. Es mejor que la pareja se plantee el divorcio como una buena oportunidad económica, y no como una ocasión para ajustar cuentas.

Olvidarse de los impuestos

Tenga cuidado de no dividir sus propiedades de una forma que parezca, en teoría, justa, pero que haga recaer sobre uno de los cónyuges la mayor parte de los impuestos.

Por ejemplo, antes de firmar los papeles del divorcio, analice cómo podría tratar Hacienda las distintas cuentas.

Pensar que ya está todo hecho

Con frecuencia, las parejas que se divorcian dedican tanto tiempo y energía a dividir los bienes que, una vez firmados los papeles, piensa que ya está todo hecho.

Sin embargo, hay otras importantes cuestiones económicas a las que los ex cónyuges deben atender por separado.

Por ejemplo, no olvide cambiar su testamento. Muchas personas cometen el error de no hacerlo, y ponen así a sus herederos en una situación que puede resultarles dificultosa.

Si tiene algún poder a nombre de su ex cónyuge es también conveniente modificarlo.

No olvide poner a su nombre los inmuebles, las cuentas de inversión o demás activos de titularidad conjunta. Y cambie las contraseñas de sus cuentas.

Por último, no se olvide del futuro. Por ejemplo, si el acuerdo de divorcio exige a su ex cónyuge suscribir un seguro de vida a su nombre, asegúrese de que paga las cuotas, para que pueda seguir beneficiándose de él. Sugerencia: pida periódicamente confirmación a la compañía de seguros.

Fuente: Expansion.com (23/5/15)

Visa vs Mastercard, cuando la rivalidad es de plástico

ADPF79 Generic credit card picture

Son las protagonistas de la guerra de las tarjetas de crédito. Ambas nacieron ligadas a bancos.

La historia de Visa y MasterCard tiene una curiosa paradoja. Ninguna de las dos es técnicamente una compañía de tarjetas de crédito. Ambas son redes de pago que actúan como intermediarios. Aún así, sus nombres se han batido en un duelo épico por ser el plástico favorito del consumidor.

Segunda paradoja: ninguna de las dos compañías está tras las primeras tarjetas de la historia. Fue John Biggins, un banquero de Brooklyn, el primero en lanzar una tarjeta expedida por un banco en 1946. El problema es que las compras solo podían ser locales y los usuarios debían tener una cuenta en el banco de Biggins. Una de las primeras tarjetas de crédito de uso generalizado de la historia hay que agradecérsela a un olvido. Frank McNamara cenaba una noche de 1949 en un restaurante neoyorquino y se dio cuenta que no llevaba dinero. Ese día salió del apuro, pero la situación hizo aflorar su ingenio y en febrero de 1950 pagó la cena en el mismo local con una pequeña tarjeta. El cash había encontrado su mayor competidor.

La biografía de las dos marcas está ligada a la de los bancos. Visa nace en 1958 cuando Bank of America lanza BankAmericard en California, una tarjeta de papel con un límite de 300 dólares. En 1966, y también en Estados Unidos, un grupo de bancos crea la Interbank Card Association que en 1969 tomaría el nombre de Master Charge para convertirse en MasterCard en 1979.

El sector de las redes de pago se profesionaliza con el nacimiento de Visa y MasterCard. En el caso de BankAmericard, hay varios hitos que marcaron su rápida expansión. En primer lugar que en 1973 se crea el primer sistema de autorización electrónica, el precursor de VisaNet. Un año más tarde, la compañía se hace global y en 1975 lanza su primera tarjeta de débito. El nombre de Visa y sus icónicos colores azul y dorado llegan en 1976. En la década de los 80, se produce otro acontecimiento ligado ineludiblemente a su historia: lanzar una red de cajeros automáticos para poder disponer del dinero las 24 horas del día y fuera del país de origen del cliente. En las dos últimas décadas, la tecnología ha marcado su evolución con, por ejemplo, la emisión de sus primeras tarjetas contactless (las primeras nacen en EEUU en 2005) o con las plataformas para pagar desde el móvil.

MasterCard ha luchado también con uñas y dientes (léanse aquí pines y chips) por desbancar a su archiconocida rival. En la década de los 80, la compañía nacida de la asociación de varios bancos se convierte en la primera tarjeta de pago emitida en China y es la primera en usar un holograma de láser en ellas. La década de los 90 está marcada por su asociación con Europay International y por la campaña de publicidad Priceless (No tiene precio), un lema con el que marcó un tanto en reconocimiento de marca a su rival. En 2006 empieza a cotizar en la Bolsa de Nueva York y hasta la actualidad ha sumado varias joint venture (como la que tiene con Bics) y adquisiciones.

Ahora ambas compañías deben lidiar con un sector en constante cambio donde la evolución de los sistemas de pago supone grandes desafíos. Entre tanto, seguirán luchando y quién lidere el negocio del plástico en el futuro formará parte de la historia que las dos compañías seguirán escribiendo. Porque esta batalla, sí tiene precio.

Fuente: Expansion.com (14/7/15)

Los laboratorios destaparán por primera vez lo que pagan a los médicos

pastillasLa relación económica entre los médicos y los laboratorios farmacéuticos en nuestro país cambiará por completo a partir del año que viene. Las compañías farmacéuticas presentes en España han decidido abrir de par en par sus puertas a la transparencia e intentar acabar de esta manera con la leyenda de los regalos y viajes que supuestamente reciben los facultativos de estas compañías. Toda la información en la nueva edición de la revista digital elEconomista Sanidad.

Para ello, los laboratorios han acordado hacer público por primera vez a partir de 2016 todas las relaciones económicas que mantengan durante el año con los profesionales médicos con los que colaboran. Esto incluye todas las colaboraciones que supongan una transferencia de valor, como los gastos por desplazamientos a congresos médicos, o los pagos por conferencias. En total habrá cuatro grandes conceptos: donaciones, actividades formativas y reuniones profesionales, prestación de servicios e investigación y desarrollo.

Los laboratorios consideran que, gracias a esta medida, se pondrá de manifiesto que estos pagos están dedicados únicamente a la formación continuada de los médicos, que de otra manera no tendrían ninguna posibilidad de seguir actualizando sus conocimientos científicos, ya que ninguna administración pública contempla partidas para esta formación. De todas formas, las compañías son conscientes del riesgo que corren publicando estos datos por el morbo que puede suponer conocer estas transacciones.

La iniciativa ha sido promovida por Farmaindustria, la patronal de los laboratorios innovadores, y está recogida dentro del nuevo Código de Buenas Prácticas de la industria farmacéutica en España.

El código, eso sí, permite a las compañías hacer público estos pagos de dos maneras: de forma individualizada o agregada. Será cada laboratorio el que decida si publica el montante total de lo que invierte en formación de los profesionales o si publica el gasto que le supone cada médico, con nombre y apellidos, y sus distintos conceptos. Según las fuentes consultadas, la mayoría de las farmacéuticas en nuestro país optará por dar los datos de manera agregada. Sin embargo, alguna compañía ya ha anunciado que lo hará de manera individualizada. En ese caso, necesitará el consentimiento expreso de cada médico para poder hacerlo. La multinacional británica GlaxoSmithKline ha asegurado a elEconomista que ha optado por esta opción. “No tenemos nada que ocultar, son pagos éticos y dentro de la ley. Creemos que es la mejor manera de ser transparentes”, aseguran desde la filial española del laboratorio. De momento, afirman desde GSK, el 95% de los médicos consultados ya les ha dado su visto bueno para hacer público sus pagos de manera individual.

Según recoge el Código de Buenas Prácticas, la información de estas transferencias deberá ser recogida durante todo el año, para ser publicada a partir del 1 de enero de 2016 y durante el primer semestre. Desde Farmaindustria creen que la mayoría de las compañías tenderá a publicar en su página web estos datos hacia el segundo trimestre de 2016.

Los profesionales sanitarios, tanto médicos como enfermeros y farmacéuticos, ya conocen las claves del nuevo Código. Farmaindustria se ha reunido así tanto con las sociedades científicas, como con los colegios profesionales. Hasta 38 reuniones se han producido con las sociedades médicas durante el último año y los contactos son constantes con todos los profesionales porque “es muy importante la percepción positiva de una acción que acredita la legítima necesidad de estas interrelaciones”, explica el director de la Unidad de Supervisión Deontológica de Farmaindustria, José Zamarriego.

Una de las sorpresas que puede deparar la aplicación del Código de Buenas Prácticas, que se llevará a cabo en toda Europa, es encontrar, por ejemplo, que los laboratorios en España son los que más invierten en actividades de promoción y formación de profesionales en los distintos países. Es pronto todavía para avanzar resultados comparados, pero el mercado español podría situarse como uno de los más activos, no solo por el elevado número de congresos científicos que se celebran en nuestro país, sino por el hecho de que la formación continuada profesional está exclusivamente en manos de la industria.

Lejos de suponer un problema, José Zamarriego considera que, en el caso de que existan importantes diferencias, “tenemos la oportunidad de poner en positivo el sobreesfuerzo que hace el sector al invertir en formación”. En su opinión, el elemento clave es “que se pueda explicar abiertamente todo lo que se esté haciendo y por qué”. El Código, por lo tanto, puede brindar la ocasión de poner encima de la mesa el valor añadido que genera la industria farmacéutica en un ámbito como la formación médica, “cifras que de otro modo no se conocen”, subraya.

Posible impacto fiscal

Otro aspecto abierto por la aplicación del novedoso Código de la industria son los efectos fiscales que puede tener para profesionales y asociaciones de pacientes. Rubén Gimeno, asesor fiscal del Consejo de Colegios de Economistas, explica que los pagos realizados por actividades profesionales como cursos y conferencias son rentas de trabajo a las que se aplica una retención del 19%.

Sí quedarían exentas de retención ni tendrían que tributar si se considerasen dietas exentas de gravamen, que hasta cierto límite no se declaran, señala este experto. En cualquier caso, los gastos de alojamiento, manutención o transporte en los que incurren las empresas no pueden considerarse como retribución en especie y el profesional no tiene que declarar por ello en el IRPF, afirma.

Fuente: Eleconomista.es (15/7/15)

Adidas vs Puma: una historia entre hermanos

adidas vs pumaLa guerra entre Adi y Rudolf Dassler forjó dos colosos empresariales y cambió el márketing deportivo.

Herzogenaurach es conocido como el pueblo de las cabezas agachadas porque lo que más diferencia a sus habitantes no es su clase social, religión o nacionalidad, sino la marca de sus zapatillas. Y sólo hay dos opciones permitidas: Adidas o Puma. La historia de este enfrentamiento comienza en 1924, cuando Adolf (Adi) y Rudolf Dassler crean la Gebrüder Dassler Schuhfabrik en el lavadero de su madre, una empresa de calzado que dos años después cambia su nombre por Geda.

Adi diseñaba el calzado -a él se le deben los tacos en las suelas de los atletas-, mientras que Rudolf vendía los productos, que por entonces no tenían marca. Y así fueron haciéndose un nombre gracias a la calidad de su trabajo, aunque hubo que esperar a los Juegos Olímpicos de 1936 para su despegue. La cita fue en Berlín, donde ante un Hitler atónito, Jesse Owens conseguía cuatro medallas de oro. Llevaba unas zapatillas made in Dassler.

La separación

Al estallar la II Guerra Mundial, la fábrica se convirtió en un taller de material militar dirigido por Adi, mientras que Rudolf, más entusiasta de la causa nazi, se marchó a luchar al frente. Y eso lo cambió todo. Algunos dicen que fue su diferente carácter, otros hablan de una discusión entre Rudolf y la mujer de Adi, y la versión más repetida es que tras el final de la guerra, cuando Adi fue liberado por los aliados y Rudolf pasó unos años en prisión, el segundo siempre pensó que su hermano le había delatado. Sea como fuere, ambos separaron sus caminos y empezaron a odiarse.

Las Adidas usadas por Mohamed Ali.

Al salir de la cárcel, en 1948, Rudolf crea Puma y con él se irán la mitad de los trabajadores de la empresa de su hermano, que sólo un año después cambiaba el nombre de su firma por sus iniciales: Adidas. La primera gran victoria de uno sobre otro la propinó precisamente la marca de las tres rayas en 1954. La empresa suministró sus botas con tacos a la selección alemana, que jugaba la final del Mundial ante la Hungría de Puskas. El destino hizo que empezara a llover y esos tacos fueran claves en la victoria germana, lo que en la historia del fútbol se conoce como El milagro de Berna.

Aunque Adi y Rudolf no fallecieron hasta la década de los 70, sus hijos Horst (Adidas) y Armin (Puma) tomaron las riendas de ambas empresas en los 60 para convertirlas en dos gigantes del deporte. Horst, al que se le conoce como el padre del márketing deportivo, consiguió que las multinacionales invirtieran en los Mundiales y los JJOO y llegó a un acuerdo con la FIFA en 1970, que seguirá vigente hasta 2030, para patrocinar sus campeonatos.

Por su parte, Armin también tuvo su jugada maestra. Ambas empresas habían acordado no pelear por Pelé, pero el hijo del fundador de Puma contrató al brasileño. Y eso no es todo. Final del Mundial de 1970 y Pelé pide al árbitro un segundo antes de empezar el partido. Se agacha y se ata sus botas Puma, que aparecen en un primer plano en las televisiones de todo el mundo. Todo fue una maniobra genial de márketing por parte de Armin.

Las distintas disputas y deportistas bajo su firma sirvieron para que ambas marcas lideraran la industria del deporte hasta los 80, cuando Nike yReebok les empezaron a ganar terreno.El poder de la economía de EEUU se unió a diferentes problemas en cada una de las empresas.

Fin al control familiar

Adidas descuidó sus finanzas en manos de Horst, que falleció en 1987, y la familia acabó vendiendo la firma al empresario francés Bernard Tapie por 243 millones de euros en 1990. Dos años después entró en bancarrota y no fue hasta la dirección de Robert Louis-Dreyfus -con él salió a Bolsa- y de Herbert Hainer -su actual CEO (es el más longevo del DAX)-, cuando consiguió volver a la senda del crecimiento. Incluso llegó a comprar Reebok en 2006, una empresa que, coincidencias del destino, fue fundada por dos hermanos. Por su parte, Puma también perdió fuelle en los 90 -había salido a Bolsa en 1986-, fue perdiendo estrellas y acabó siendo vendida al grupo de lujo PPR (ahora Kering) en 2013.

Muhammad Ali, Nadia Comaneci, Beckenbauer, Zidane o Messi han triunfado con las tres rayas de Adidas, que siempre ha tenido su fuerte en el fútbol. Curiosamente, Pelé, Maradona oCruyff calzaron Puma, al igual que Usain Bolt,Abebe Bikila o Boris Becker. Ambas empresas enfrentaron a una familia, que ya no controla ninguna de las dos, pero no se puede quitar mérito a la transformación que los Dassler supusieron en el deporte.

Fuente: Expansion.com (12/7/15)

¿Un nuevo código postal con ocho dígitos?

envío postalUNO, la patronal de las empresas de transporte y logística que operan en España, presentará en los próximos días un informe al Ministerio de Fomento en el que argumenta los beneficios económicos, y también medioambientales, que se derivarían de la modificación del actual código postal.

La organización solicitará a Fomento ampliar en tres dígitos el actual código, que pasaría así de estar compuesto por cinco cifras a ocho. “Hoy contamos con los suficientes avances tecnológicos como para poder permitir una modificación que sería beneficioso para todos”, señala Francisco Aranda, secretario general de UNO.

La introducción de otras tres cifras al actual código haría “que las flotas de transporte fueran más eficientes, se recortarían los costes de clasificación y reparto, se generarían menos emisiones, habría menos accidentes de tráfico, sería beneficioso para el reparto postal tradicional y también para las empresas de paquetería”, defiende Aranda. Con un código postal de ocho dígitos “se multiplica por 1.000 la capacidad de localización del lugar de destino, se puede llegar prácticamente al portal”,indica. También “beneficiaría a las empresas de marketing directo”, apunta.

La capacidad de localizar automáticamente un destino se multiplicaría por 1.000

En el actual código postal las dos primeras cifras se refieren a la provincia, por orden alfabético, y las tres siguientes corresponden a los distritos postales y de reparto que Correos seleccionó basándose en criterios territoriales. Un distrito postal puede responder a barrios en las grandes ciudades o conjuntos de pequeñas localidades próximas entre sí. Además hay códigos postales específicos correspondientes a destinos como apartados postales y organismos oficiales.

“Es el momento de cambiarlo”, subraya Francisco Aranda. “El flujo de mercancías en España cada vez es mayor, y también por el peso que ha tomado el ecommerce”, dice. Los actuales sistemas de geolocalización “pueden ir al detalle, al portal de destino”, explica Aranda.

El código postal fue introducido en España en el año 1982.“Desde entonces no ha habido ninguna evolución”, dice. Los cambios de la sociedad española, demográficos, tecnológicos, las nuevas infraestructuras, internet… ¿deberían impulsar también un cambio en el viejo código postal español?

Las razones por las que entonces el Ministerio de Transporte y Comunicaciones estableció a finales del pasado siglo el código postal recuerdan a las que ahora esgrime la patronal UNO para modificarlo: “El volumen cada día más creciente de objetos que circulan por el correo”, explicaba el Gobierno en el real decreto publicado el 3 de agosto de 1982, “juntamente con el desarrollo de las poblaciones, no solo en cuanto al número de habitantes, sino en su extensión superficial, al repercutir naturalmente en la distribución de la correspondencia a domicilio, fueron las razones que aconsejaron en el año 1959 la división de las zonas urbanas de Madrid y Barcelona en distritos postales a efectos de la distribución de la correspondencia”. La “bondad del sistema entonces adoptado y la necesidad sentida ahora del tratamiento de la correspondencia mediante máquinas automáticas, aconsejan la creación de un código postal que, alcanzando a todo el territorio nacional, logre, al propio tiempo, mejorar las condiciones de trabajo de los funcionarios, así como la calidad de sus prestaciones, y asegure mayor rapidez”, señalaba el texto oficial firmado por el entonces ministro de Unión de Centro Democrático (UCD), Luis Gámir Casares.

Para elaborar su informe en el que UNO defenderá próximamente la modificación del actual código postal “nos hemos fijado en los cambios que han hecho países como Reino Unido, Argentina, Canadá, y Estados Unidos”, explica el secretario general de la organización. “En Reino Unido, el cambio se ha traducido en un incremento de la eficiencia del 25%”, asegura. En algunos de estos países, la modificación del anterior código postal se ha efectuado añadiendo letras al anterior código numérico, resultando un código postal alfanumérico. “Creemos que es mejor mantener un código numérico, sin letras”, señala al respecto Francisco Aranda.

“Hemos estudiado los cambios acometidos en otros países”, comentan en el grupo Correos. La compañía controlada por la SEPI cuenta con máquinas que clasifican 40.000 cartas a la hora en base al código postal. “A nivel técnico, y en cuanto a costes, un cambio así no sería relevante”, explican, “peropor nuestra experiencia hemos visto que a nivel de usuario este tipo de cambios no es bien recibido”. A medida que han ido creciendo las poblaciones en España, “la urbanización no se ha desarrollado como debiera, la organización de las calles no está resuelta”, señalaron. No obstante, indicaron en la empresa pública, “estamos abiertos a todo tipo de propuestas, aunque en este caso la decisión última no dependería de Correos”.

Fuente: Cincodias.com (29/1/15)

Así será el puente colgante más largo y alto del mundo

puente más largo del mundo vídeoJames Cameron se inspiró en las montañas escarpadas del parque natural de Zhangjiajie, en la provincia china de Hunan, para crear las cumbres flotantes de la luna Pandora en la película Avatar. Gracias al teleférico, los ascensores o los miradores instalados en algunas de las cimas, los numerosos visitantes de esta atracción turística pueden sentirse como los Na’vi, especialmente cuando la niebla espesa cubre la zona y las montañas parecen flotar. A partir de octubre, sin embargo, el parque ofrecerá unas novedosas vistas de vértigo gracias un puente de cristal de más de 430 metros de largo que unirá dos acantilados del famoso cañón.

Toda la estructura se apoyará en dos grandes vigas de acero y hormigón, una en cada extremo

La pasarela para viandantes, que se alza a más de 300 metros de altitud y tiene 6 metros de ancho, está en la fase final de su construcción. Está previsto que se termine en julio y su inauguración será en octubre, coincidiendo con la llamada Semana Dorada en China, cuando miles de turistas visitarán el cañón. El suelo y las barandas del puente estarán hechas de cristal y toda la estructura se apoyará en dos grandes vigas de acero y hormigón, una en cada extremo. “Uno quiere que el puente tenga el menor impacto posible en este entorno mágico, así que lo diseñamos para que fuera lo más invisible posible… un puente blanco que desaparezca entre las nubes”, aseguró el arquitecto israelí Haim Dotan, encargado del proyecto.

Diseño del puente. / HAIM DOTAN LTD

Otras infraestructuras similares en el resto del mundo se quedan cortas en comparación con la pasarela en Zhangjiajie. La recién inaugurada cubierta de observación en el Parque Nacional de Longgang, cerca de la ciudad de Chonqing, tiene un voladizo con suelo de cristal de 26,7 metros de longitud. Fuera de China, los miradores sobre el Gran Cañón en Estados Unidos o en el Glaciar de Alberta en Canadá tienen una longitud de 21 y 35 metros respectivamente.

Zhangjiajie es uno de los parques naturales más visitados de China y está reconocido por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad desde 1992. Cuenta con más de 3.000 pilares de roca —los más altos se alzan hasta 200 metros— que sobresalen de un denso bosque tropical. Son el resultado de millones de años de erosión a causa del hielo y las intensas lluvias que azotan el área.

El coste del puente ronda los 260 millones de yuanes (42 millones de dólares, 37 millones de euros). Los técnicos que participan en la construcción han llevado a cabo varias pruebas para asegurarse que la pasarela resistirá a temperaturas extremas, fuertes ráfagas de viento y hasta a posibles terremotos. Hasta 800 personas podrán pasear en él al mismo tiempo y el proyecto incluye la instalación de una plataforma para practicar puenting. Los que se atrevan a saltar lo harán desde un altura récord: más de 300 metros, 60 más de los que ofrece la Torre de Macao, que aún conserva el título de lugar más alto en el que practicar esta actividad.

Fuente: Elpais.com (25/6/15)

Hacienda destapa fraudes por 775 millones con técnicas informáticas

fraude fiscalLa Agencia Tributaria ha aflorado en tres años unos 775 millones de euros defraudados a través de programas informáticos de doble uso, que permiten llevar una contabilidad b y rebajar la facturación oficial. Las empresas que los usan son de tamaño mediano, cadenas de restaurantes, textil, o repuestos de automóviles que tienen un importante volumen de pagos en metálico. La Agencia ha impulsado las técnicas de auditoría informática que permiten destapar este tipo de fraudes. Además, proporcionan indicios —por ejemplo rentabilidades muy bajas en un negocio— para destapar otros fraudes.

Más de un centenar de funcionarios de la Agencia Tributaria participó hace cuatro meses en una de las operaciones más espectaculares del fisco, denominada como White.Irrumpieron de madrugada en las instalaciones de Mercabarna, donde registraron 23 puestos de venta de pescado y 10 oficinas de los mayoristas. La investigación se inició meses antes a raíz de una inspección. Funcionarios de la Agencia descubrieron que algunas de estas sociedades de venta al por mayor utilizaban un programa informático de doble uso que permitía ocultar, deliberadamente, una parte importante de las ventas que se pagaban en metálico. El fisco cifró el fraude en unos 90 millones de euros.

Esta es solo una de las operaciones en la que ha intervenido la unidad de auditoría de la Agencia Tributaria, dependiente de la oficina nacional de investigación del fraude (Onif), el cuerpo de caballería de la Agencia, encargado de los casos más complejos.

Desde el año pasado se ha impulsado la participación de esta unidad en las operaciones de control de la economía digital para detectar actividades opacas. También se ha reforzado su papel en las inspecciones presenciales. Revisan los equipos informáticos de las empresas investigadas en busca de indicios que revelen supuestos fraudes, como por ejemplo una rentabilidad excesivamente baja o un volumen muy elevado de operaciones con tarjetas que hacen suponer que se ocultan operaciones. Estos expertos informáticos de la Agencia destripan los ordenadores de las empresas investigadas como si fueran hackers con licencia oficial.

Las actuaciones a través de técnicas informáticas resultan provechosas para el fisco. En los últimos tres años han aflorado cerca de 775 millones de euros tras participar en más de 8.200 inspecciones. El impulso de estas técnicas por parte de la Agencia es evidente. En los primeros seis meses de este año se han destapado 233 millones, casi la misma cantidad que en todo 2014, cuando se afloraron 241 millones a través de estas técnicas de auditoría informática. Además, entre enero y junio, los expertos informáticos de la Agencia han realizado 1.051 actuaciones, lo que supone un aumento del 63% respecto a las realizadas durante el mismo periodo del año pasado.

“En su lucha contra la economía sumergida, la Agencia Tributaria está apostando con especial intensidad por las entradas y registros en sedes de empresas con expertos informáticos que son capaces de llegar allí donde muchas veces una inspección convencional no puede llegar para analizar la verdadera actividad de los contribuyentes y detectar aquella que se mantiene sumergida”, explica el director de inspección Luis María Sánchez.

Una de las operaciones de este tipo más relevante se desarrolló el año pasado cuando el fisco registró a unas 30 empresas del sector textil y del calzado repartidas por nueve comunidades autónomas. Estas sociedades ocultaban hasta un tercio de su facturación con “software de doble uso”. Los técnicos informáticos accedieron a los ordenadores y hallaron un programa contable que tenía instalado un “parche” que permitía modificar la facturación, ocultando algunas ventas.

Cajas registradoras trucadas

Estos programas son rudimentarios y los suelen instalar los informáticos de confianza de los defraudadores, pero también hay algunas aplicaciones complementarias —Phantomware o Zapper— a los programas contables que permiten desviar ventas a la caja b. Incluso existen mecanismos para “trucar” cajas registradoras para eliminar las operaciones en metálico y conducirlas a la contabilidad en negro.

El director de inspección lo explica: “Se trata de actuaciones que afectan a sectores de actividad muy diversos y que permiten efectuar regularizaciones muy relevantes, con un importe de fraude aflorado que, en algunos casos, llega a sumar varias decenas de millones de euros.”

Otro caso reciente destapó un fraude masivo en desguaces de toda España. Hace tan solo un mes, otros 250 inspectores y técnicos del fisco participaron en una operación que se desarrolló en siete comunidades autónomas. Descubrieron un sistema de ventas en negro de piezas de recambio en vehículo que supuso un fraude en el impuesto de sociedades y en el IVA de unos 70 millones. Esta operación, bautizada como Ballesta, arrancó un año antes cuando se detectó que los desguaces inspeccionados aparentaban concentrar su actividad en la venta de chatarra cuando en realidad su actividad principal era la venta de recambios, que se pagaban en metálico y se escondían al fisco.

Recaudación récord

Este tipo de actuaciones, en conjugación con el plan de incentivos puesto en marcha por la Agencia Tributaria, están llevando la recaudación de la lucha contra el fraude a cifrás récord. Durante los seis primeros meses del año, Hacienda ha ingresado 6.600 millones de euros procedentes de actuaciones del fisco, un 20% más que en el mismo periodo del año pasado y la mayor cifra en el primer trimestre de un año de la serie histórica de la Agencia Tributaria.

“Estas actuaciones se producen al tiempo que la Agencia Tributaria obtiene en este primer semestre de 2015 más de 6.600 millones de euros, un 20% más que en el primer semestre de 2014. Estamos hablando de unas cifras que suponen obtener, en medio año, más que todo lo que se obtenía por lucha contra el fraude hace una década”, añade Sánchez

Fuente: El pais.com (15/7/15)

Más información: