Sanidad estudia prohibir fumar en los coches privados

Los coches privados pueden convertirse pronto en otro espacio libre de humos. La ministra de SanidadMaría Luisa Carcedo, señaló esta semana que contempla prohibir fumar en los vehículos, «una de muchas medidas», aunque dijo que es un asunto del «hay que hablar con calma».

Hizo estas declaraciones antes de presidir el Consejo Interterritorial en el que se debatieron asuntos como la lucha contra el tabaquismo. En este sentido, Sanidad quiere financiar este año y el siguiente tratamientos para dejar de fumar. «Lo de los vehículos está, entre otras muchas medidas, por lo que seguiremos hablando en el futuro cuando haya líneas en el conjunto de la UE», apostilló Carcedo.

Sin una ley específica que prohíba fumar

En España no existe una ley específica que prohíba fumar al volante. Pero los conductores pueden ser sancionados si las autoridades policiales consideran que por fumar no prestan la debida atención a la carretera.

Lo hacen en base al artículo 18.1 del Reglamento de Circulación, en el que se explica que «el conductor está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción que garanticen su propia seguridad y la del resto de los ocupantes u otros usuarios de la vía». Si esto ocurre, la distracción se considera una falta leve y por tanto estaría sancionada con una multa de 100 euros.

Además, existe la recomendación de no fumar cuando van en el coche mujeres embarazadas o menores a bordo del vehículo.En otros países como Inglaterra, Escocia, Gales, Irlanda, Francia, Grecia, Chipre o Austria esta acción está prohibida. Fuera de Europa está prohibido fumar dentro del coche y delante de niños en EEUU, Canadá, Sudáfrica o Australia.

Tirar una colilla: 200 euros y cuatro puntos

La DGT en sus comunicaciones considera que la distracción va más allá de sujetar el cigarro e incluye también su encendido o apagado. Implica una distracción mínima de cuatro segundos, durante los que se circula a altas velocidades con menos control. A esto hay que añadir la posibilidad de que caiga ceniza sobre nosotros con la consiguiente retirada de al vista de la carretera.

Lo que sí conlleva detracción de puntos es tirar colillas por la ventanilla, algo que está sancionado con 200 euros y la pérdida de cuatro puntos del carné debido al riesgo de ocasionar un incendio. Un peligro que comenzará a acrecentarse a partir de estas fechas con la llegada del calor.

El tabaquismo es la principal causa de morbimortalidad (muerte por enfermedad) tanto en España como a nivel mundial. Se estima una media de 51.870 muertes anuales como consecuencia del tabaco. Según datos de la Sociedad de Oncología Médica, las muertes por cáncer de pulmón en mujeres se han duplicado en los últimos años, las cuales están íntimamente relacionadas con este hábito. La prevalencia del consumo de tabaco en España sigue siendo elevada, en casi un 25% de la población.

Fuente: Elmundo.es (10/5/19) Pixabay.com