Absuelto un camionero que iba con el tacógrafo trucado

tacografo-analogicoUn camión que circulaba por la AP-7 con el tacógrafo manipulado –el aparato que registra los descansos y también la velocidad del vehículo– fue interceptado por los Mossos d’Esquadra por circular a más de 105 kilómetros por hora por la autopista, cuando el límite establecido es de 90. Pero el dispositivo recogía que el vehículo iba correctamente. Fue en el taller cuando se descubrió la alteración. Inicialmente, estaban procesados los dos propietarios del camión así como el conductor. El Juzgado de lo Penal 1 de Tarragona absolvió a los primeros y condenó al último a cuatro meses de prisión y multa de 480 euros como autor de un delito de falsedad en documento oficial, con la atenuante de dilaciones indebidas. Sin embargo, la Audiencia Provincial ha aceptado el recurso de apelación presentado y también lo ha absuelto al considerar que había «dudas razonables» sobre que él manipulara el aparato.

La sentencia declara probado que a las 12.50 horas del 20 de enero de 2007, el acusado circulaba por la AP-7 al volante de un camión, propiedad de una empresa. Adelantó a un vehículo no logotipado de los Mossos, que realizaba un control dinámico de transportes e iba a 100 kilómetros.

Durante unos quince kilómetros, el camión circuló a una velocidad no inferior a los 105 km/h, por lo que los agentes hicieron indicaciones al conductor para que parase en el área de servicio Mèdol. En la comprobación del tacógrafo, los agentes verificaron que la velocidad recogida no excedía de los 90, por lo que decidieron trasladar el camión a un taller para un análisis del aparato. Durante el trayecto el tacógrafo no registraba ninguna conducción del camión.

En el taller

En el taller se observó que el precinto posterior del aparato no era el original de fábrica. Una vez abierto el dispositivo, se constató la existencia de una placa electrónica impropia de un tacógrafo, que se activaba mediante mandos a distancia encontrados en la caja de herramientas de la parte trasera del camión.

En respuesta al recurso de apelación, los magistrados de la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial aseguran que no existen dudas acerca de la manipulación del tacógrafo, tanto por la declaración de los Mossos como por el propio informe técnico. Pero para ellos, la sentencia alcanza una conclusión condenatoria contra el acusado «de forma errónea» al valorar los escasos indicios que pesan sobre el mismo, «no pudiendo pasarse por alto que se le imputa un delito de falsedad en documento oficial, en concepto de autor, no la mera conducción del camión, sino la autoría de dicha falsificación del tacógrafo».

El conductor declaró durante el juicio que desconocía la manipulación y que el camión era conducido por otros trabajadores de la empresa, y que él no había visto nunca el mando a distancia. Y es que una vez activado el dispositivo es necesaria su desactivación por el conductor, «pudiendo en caso contrario circular con dicho sistema activado sin conocerlo».

Por todo ello, para la Sala existen «dudas razonables» sobre que él accionara dicho sistema, «pudiendo el mismo haber sido instalado por cualquier otro de los camioneros que conducían tal vehículo».

Fuente: Diaridetarragona.com (24/11/14)