‘AmazonFresh’, el nuevo servicio para realizar la compra online de productos frescos, llega a Europa

Amazon ha comenzado a desarrollar su primera red de almacenes europea y creando una flota de camiones refrigerados para poner en marcha en septiembre este servicio que funciona desde el 2007 en Estados Unidos.

A partir de septiembre, Amazon ofrecerá a sus clientes alemanes y austriacos la posibilidad de realizar la compra a través de un ordenador y enviarla a su casa, bajo la empresa subsidiaria AmazonFresh, que lleva operando en Estados Unidos desde 2007, cuando se abrió el primer centro en Seattle. En 2013, la compañía decidió dar un paso más y abrió otros centros en Los Ángeles, en junio, y en San Francisco, en diciembre del pasado año.

El siguiente paso por parte del gigante minorista ha consistido en comenzar a montar la primera red de almacenes en Europa de AmazonFresh y a contratar empresas distribuidoras de transporte para contar con una flota de camiones refrigerados que puedan transportar productos frescos como verduras, carne o pescado.

Anteriormente, el minorista ya enviaba productos no perecederos, como dulces, bebidas o pasta. Sin embargo, ahora pretende ampliar el catálogo de productos con fruta, productos lácteos, verdura, carne o pescado, con el objetivo de conseguir una oferta parecida a los supermercados tradicionales. Así, planea operar con cuatro centros de distribución en Alemania y Austria. El personal se formará en el primer centro abierto de AmazonFresh, en Seattle, Estados Unidos.

Un problema al que Amazon tendrá que enfrentarse en Alemania es al bajo porcentaje de consumidores que han reconocido comprar alimentos regularmente por Internet, tan sólo un 5%, de los que muchos afirmaron comprar vino o conservas y no productos perecederos, mientras que tres de cuatro alemanes confesó que jamás había realizado una compra de este tipo de productos online.

Esta reticencia es debida, principalmente, a que la oferta en los comercios cercanos al domicilio satisface las necesidades de la mayoría de los clientes que además, en el caso de los productos frescos, prefieren comprobar personalmente si su calidad es buena.

Fuente: Cadenadesuministro.es (3/3/2014)

Etiquetas: