Cataluña se adelanta a la DGT y multará a quien no tenga la ITV

19354707-mano-con-la-llave-de-mecanicoEl objetivo es evitar que el deficiente estado técnico de los vehículos sea un factor más para un posible accidente de tráfico. El director del SCT, Joan Josep Isern, así lo ha considerado hoy en rueda de prensa en Barcelona, donde ha dado a conocer los datos de accidentalidad mortal
del verano, cuando se han producido 35 víctimas mortales en las carreteras catalanas, con un repunte en las autovías (doce fallecidos este verano frente a siete el pasado).

Entre este mes de septiembre y el próximo octubre, el SCT enviará a todos los conductores con vehículos que no han pasado la ITV o el resultado de la misma ha sido negativo un aviso de esta situación, con la recomendación de solventarla.

Distinto importe en función de si no se pasa la ITV o si resulta negativa

A finales de octubre, se podrían comenzar a captar imágenes de vehículos a través de los lectores de matrículas que están instalados en las carreteras catalanas, que darán
información sobre si se ha pasado o no la ITV y si ha sido en sentido negativo.

Isern ha indicado que «entiendo que la crisis afecta al mantenimiento de los vehículos pero esto comporta peligro» y ha añadido que se ha decidido por controlar si se ha pasado la ITV por «miedo a que la siniestralidad se incremente».

El importe de la posible sanción resultante de estos nuevos controles no se sabe por el momento aunque el director del SCT ha precisado que no será igual para un conductor que no ha pasado el control técnico que para otro que ha ido y ha resultado negativo y, a pesar de ello, sigue circulando.

Proceso de ITV

1) Recepción

En la recepción del vehículo se comprueba que la documentación entregada por parte del cliente coincide con los datos registrados, y con el vehículo presentado para su inspección. Se comprueba además el tipo de vehiculo, marca, modelo y servicio solicitado por el cliente.

2) Identificación del vehículo

Se comprueba el tipo de vehiculo, marca, modelo y uso del mismo, así como el servicio solicitado por el cliente.

3) Inspección visual

Se suele realizar de forma conjunta con la Inspección con máquinas, mientras las máquinas trabajan en la comprobación de otros puntos del vehiculo.

Se comprueba la matrícula del vehículo y otras posibles placas reglamentarias, estado general de la carrocería, vidrios y parabrisas, parachoques, capot , espejos, etc… También se realiza una comprobación completa del sistema de luces, intermitentes, antinieblas, y marcha atrás.

También se verifica el acondicionamiento interior, comprobando cuadro de mandos, cinturones, bocina, limpiaparabrisas, puertas, espejos interiores, freno de mano, puertas, asientos, etc…

Con la colaboración con el cliente se comprueba la dirección del vehículo, etc…

4) Inspección con máquinas

Se utilizan diversos tipos de maquinas, como son:

  • Banco de suspensión: Comprueba el estado de la suspensión del vehículo.
  • Frenómetro: Se utiliza para comprobar el estado del sistema de frenos.
  • Regloscopio: Se comprueba el reglaje del sistema de luces.

5) Inspección en el foso

Se hace una comprobación completa de los bajos del vehículo, comprobando y anotando:

  • Ruedas: Se comprueba el estado de las mismas, comprobando el estado de los flancos y la banda de rodadura, anotando dimensiones, etc…
  • Carrocería: Se verifican las punteras o nervios, viendo los pases de rueda, desde su parte inferior.
  • Dirección: Se comienza en una rueda siguiendo todos los componentes hasta la otra rueda, verificando rótulas, articulaciones, timonería, guardapolvos, caja, …
  • Suspensión: Se comprueba desde hasta la carrocería, verificando ejes o brazos, bielas, manguetas, amortiguadores, muelles, estabilizadoras, barras de torsión, brazos de suspensión, rótulas, etc…
  • Frenos: Comenzamos por la rueda siguiendo el circuito se comprueban discos, tambores, pastillas, circuito, pinzas, …
  • Otros elementos: Se comprueban también transmisiones, motor, tubos de frenos, conducciones del combustible y escape.

También en esta fase se realiza una comprobación con el detector de holguras, con movimientos longitudinales, transversales y en conjunto con el freno y volante para localizar posibles holguras, defectos en los rodamientos, defectos en el mecanismo de dirección, etc…

En la última parte de la línea de inspección se comprueban:

  • Compartimento motor: Se observa el estado de capot, carrocería, sistema de frenos, batería y motor.
  • Emisiones contaminantes: Se comprueba que las emisiones del vehículo no superen los límites establecidos.
  • Una vez finalizada la inspección se entrega al cliente un completo informe con los resultados de la inspección.

Fuente: Eleconomista.es (20/9/13) itvasa.es