Coca-Cola imita a Nespresso: lanzará una línea de refrescos en cápsulas

Coca-Cola ha comprado el 10% de Green Mountain Coffee por unos 1.250 millones  de dólares, dentro de un acuerdo global para la colaboración conjunta en el  negocio de bebidas frías a partir de cápsulas.

Green Mountain Coffee es dueño de las cafeteras de cápsulas Keurig, y  aproximadamente en octubre prevé comercializar el nuevo sistema Keurig Cold para  elaborar refrescos, zumos o bebidas deportivas también a partir de  cápsulas.

La intención de la compañía es introducir todas sus marcas en este negocio,  por lo que no habrá solo cápsulas de Coca-Cola, también habrá Fanta, Sprite o  Powerade.

Las dos compañías han firmado un acuerdo de diez años para colaborar en el  desarrollo y comercialización de bebidas refrescantes para ese sistema. «Juntos,  podremos aprovechar las muchas oportunidades de crecimiento en el segmento de  las bebidas frías monodosis a partir de cápsula», señaló el consejero delegado  de Coca-Cola, Muhtar Kent, en un comunicado.

Según el acuerdo, Coca-Cola comprará 16,68 millones de acciones de Green  Mountain a 74,98 dólares por acción, lo que supone unos 1.250 millones de  dólares. El anuncio del acuerdo disparó más de un 52% las acciones de Green  Mountain Coffee en las operaciones electrónicas después del cierre de Wall  Street.

En cambio, las acciones de SodaStream, la compañía israelí que comercializa  un sistema parecido para elaborar refrescos en casa, caían casi un 8% ante la  llegada Coca-Cola a las filas de sus competidores.

Fuente: Eleconomista.es (8/2/14)