Condena por la venta de un coche con defectos graves y el kilometraje alterado

El tribunal anula el contrato y obliga a la vendedora a devolver el dinero cobrado.

La Audiencia Provincial de Zaragoza ha confirmado la condena impuesta a una mujer a devolver el dinero que percibió por la venta de un vehículo de su propiedad que presentaba defectos y vicios graves y que, además, tenía manipulado su cuentakilómetros.

El tribunal ratifica así la decisión del juzgado de primera instancia de anular el contrato de compraventa y de instar a la vendedora a restituir los 4.260 euros que pagó el comprador por el coche, así como de pedir a la Dirección General de Tráfico de volver a inscribir el vehículo a nombre de la denunciada.

Los magistrados de la Audiencia de Zaragoza descartan, en respuesta al recurso de la denunciada, que se hubiera cometido un error en la valoración de la prueba ya que los peritos apuntaron ya a la existencia de un defecto preexistente en el vehículo, una avería en el sistema de inyección que reducía la potencia del motor.

Además, se apoyan en el testimonio de la propia denunciada, que reconoció en primera instancia que apenas dos horas y media después de entregar el vehículo recibió un WhatsApp del comprador para informarle de que se había encendido un indicador de avería en el panel de mandos del coche.

A pesar de que la mujer se comprometió a reducir en 200 euros el importe de la venta, el comprador rechazó esta propuesta un día después tras ser informado por el taller al que llevó el vehículo de la detección de un síntoma de fuga de aire en el sistema de inyección del automóvil, así como una manipulación del kilometraje.

Fuente: Expansion.com (4/3/17) Pixabay.com

Etiquetas: