De Barcelona a Oporto en 24 horas: así consigue tu pedido ‘online’ llegar a tiempo

Lunes, 23 de septiembre de 2019. A las 9:26 de la mañana, un usuario compra el último modelo de gafas Ray-Ban a través de su página web. Llega el momento de poner en marcha toda la maquinaria para que ese producto, ubicado en Barcelona, llegue en perfecto estado y en hora a su destino.

El pedido es especial por dos motivos. En primer lugar, porque el comprador no reside en España, sino en Oporto (Portugal); en segundo lugar, porque ha seleccionado la opción de recibir la compra en un plazo de 24 horas. Para ello, recurre a Correos, que este año ha aterrizado en el país luso y cuenta con su servicio de entrega en 24 horas con Correos Express en toda la península Ibérica.

Los seis puntos de trazabilidad

A las 10:00, la web genera en el pedido una etiqueta que incluye el nombre del destinatario, la dirección de entrega y el tipo de servicio que quiere contratar, en este caso la entrega en 24 horas. Automáticamente, Correos recibe la información y gestiona la recogida del paquete en la oficina del ‘e-commerce’. El número del código de barras servirá como código de seguimiento del paquete en todo el proceso del envío.

A las 12:00, el repartidor recoge el paquete y escanea el código de barras. Aquí es donde se produce el primero de los seis puntos de trazabilidad y control que tendrá hasta llegar a su destino. Tan solo seis horas después, a las 18:00, el pedido ya está en la nave de Correos. La compañía cuenta con dos delegaciones en Barcelona: Santa Perpetua o Sant Boi, en función de la zona de recogida. Diez minutos después, a las 18:10, se clasifica el paquete, se lee el código de barras y se ordena en función de la dirección del destino. Aquí tiene lugar el segundo punto de trazabilidad.

El siguiente viaje del paquete tendrá lugar un par de horas después. A las 20:00, un camión logístico saldrá de Barcelona hacia Madrid con los pedidos que haya que gestionar ese día. Sobre las 2:00 llegará a la capital española, concretamente al Centro de Transporte de Mercancías de Madrid, en la carretera de Villaverde-Vallecas. Ahí será clasificado de nuevo, generando el tercer punto de su trazabilidad, y se meterá en un camión con destino Oporto.

A las 7:30 de la mañana siguiente, el camión ya estará en la ciudad portuguesa. El pedido se clasificará de nuevo (este será el cuarto punto de trazabilidad) y se analizará la dirección. En función de la misma, el paquete será distribuido según el código postal. Una hora después, el repartidor lo recibirá, marcando el quinto punto de trazabilidad y encaminando la recta final del transporte.

A las 9:30 llegará el último paso. El repartidor tocará el timbre del domicilio del cliente, que firmará su recepción en el PDA de Correos. Ahí se producirá el sexto y último punto de trazabilidad y el punto final de la entrega. Menos de 24 horas después de comprar sus gafas, el usuario ya las tiene disponibles en su propia casa.

En todo este recorrido, Correos tiene el compromiso de producir el menor impacto posible en el entorno con su flota de vehículos eléctricos. Gracias a las medidas adoptadas para proteger el medioambiente, desde 2017 está evitando la emisión de más de 200 toneladas de CO2 a la atmósfera y ahorrando más de 90.000 litros de gasolina.

2.000 vehículos y 56 delegaciones

Correos Express es la empresa de paquetería urgente del Grupo Correos, el único gran operador nacional con capital 100% español. Cuenta con la mayor red de transporte de España, con más de 2.000 vehículos, 56 delegaciones propias y más de 3.000 personas trabajando para la compañía.

La efectividad de sus envíos se basa en varias tecnologías, entre ellas, la localización inmediata del destinatario (LID), la resolución de incidencias en el momento y lugar en que se produzcan, la llamada tecnología RFID para la seguridad de los envíos más valiosos, la posibilidad de la entrega flexible y adaptada a los horarios del cliente y sus más de 2.300 oficinas dentro de su cobertura.

Fuente: Elconfidencial.com (1/10/19)