De la favela a los Oscar en 50 años

En un país donde persisten unas agudas desigualdades sociales, pocos elementos han logrado igualar tanto a ricos y pobres como un par de chanclas. Las famosas Havaianas, que este año celebran su 50 aniversario, se han convertido en uno de los productos icónicos de Brasil.

Baratas y simples, han dejado su huella tanto en las favelas como en la alfombra roja de los Oscar. Formadas por una base y una tira de caucho, el modelo de chanclas alcanzó tal universalidad en los 80 que el gobierno brasileño delimitó su precio junto al de otros productos de primera necesidad.

«Las havaianas son un inevitable símbolo de la sensualidad y la vitalidad brasileña. Han reinventado no sólo la manera de caminar de la gente entre la playa y la fiesta, sino que forman parte del corazón de cada brasileño», explica a ELMUNDO.es Rui Porto, jefe de comunicación mundial de la marca.

[foto de la noticia]

Inspiración japonesa. | Havaianas

Inspirada en las zapatillas tradicionales japonesas denominadas Zori, con más de 400 años de historia, las Havaianas fueron creadas en 1962 como un modelo de dos colores, el azul de la suela y el blanco del resto de la zapatilla, hasta que el personal empezó a darle la vuelta a las suelas abriendo camino a la inspiración para que se acabaran convirtiendo en lo que son hoy: un derroche tropical con infinita combinación de colores.

«A finales de los 80, fue adoptada por la clase trabajadora y a partir de ahí fue conquistando a la clase media. En los 90, fue conquistando a los más modernos para convertirse en un símbolo de autenticidad lejos del aura de pretensión de los patrones habituales de consumo de las elites brasileñas», añade Porto.

En la última década, la firma se ha concentrado en potenciar la expansión internacional para ampliar mercados más allá del turismo que llegaba a Brasil y se llevaba un par de chanclas como ‘souvenir’ obligado. Y parece que no le va mal. Hoy en día, famosos de todo el mundo han usado Havaianas y la marca fabrica, en colaboración con diseñadores del mundo, calzado de todo tipo. El último, con el inglés Matthew Williamson, que ha creado unas botas de agua con el «espíritu y la marca» Havaianas.

Las grandes estrellas brasileñas e internacionales fueron los primeros ‘exportadores’ de Havaianas, sobre todo a partir de la eclosión internacional de las modelos brasileñas en los 90. La actriz Sonia Braga, en una entrevista, habló cuando vivía en Nueva York de todo lo que extrañaba de Brasil y de cómo su nostalgia era atenuada por llevar siempre consigo unas Havaianas.

[foto de la noticia]

Opciones de expansión: de la chancla a las botas de agua. | Havaianas

En 2003, la marca creó un modelo para todos los nominados a los Oscar, con acabados en cristal de Swarowski y Jean Paul Gaultier la elevó a las pasarelas al elegir las Havaianas como calzado estrella de uno de sus desfiles.

Modelos con diamantes, modelos customizados, modelos con dibujos, ediciones limitadas inspirándose en Nueva York o en Pac-man, cada año lanzan unos 100 pares distintos con precios que van desde las básicas, que en Brasil cuestan menos de 10 dólares, a las más exclusivas, decoradas con piedras preciosas, que pueden superar los miles de dólares.

Hasta el momento la versatilidad y las estrategias creativas de la comunicación de la banda mantienen a las Havaianas en la cresta de la ola del mercado, con ventas en 80 países y una facturación en 2011 de 1.352 millones de reales (515 millones de euros).

Fuente: Elmundo.es (22/9/12)

Más información: http://www.taringa.net/posts/turismo/15304941/Havaianas-cumplen-cinco-decadas.html