¿Delitos a punto de prescribir?

prescripción fiscalHacienda sospecha que pueden haberse cometido más delitos que si no son denunciados prescribirán.

Más delitos 
La decisión se ha tomado después de recibir el pasado viernes el último informe de la Agencia Tributaria, en el se alerta además de que «hay fundadas sospechas de que pueden haberse cometido más delitos contra la hacienda pública que, de no ser objeto de acusación antes de julio de 2013, prescribirían».

En el informe, los inspectores fiscales comunican al juzgado que «no es posible determinar en este momento más que algunos delitos» y que sus sospechas se basan en «las actuaciones de obligados tributarios, las relaciones económicas existentes entre los mismos, las cuantías de los ingresos obtenidos y la constatación de la existencia de facturaciones por servicios no realizados ni recibidos que se deducían como gasto en sus declaraciones».

Nóos, ¿Sin ánimo de lucro?

El delegado especial de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria en Cataluña advierte por todo ello que el juez y la Fiscalía Anticorrupción deben actuar cuánto antes. Pero para ello solicita la interposición antes de una denuncia, bien en el juzgado de instrucción número 3 de Palma o bien en los juzgados de Barcelona. «En la denuncia deberá advertirse de la fecha de prescripción de los delitos», avisa Hacienda. Para que no cumpla el plazo de 5 años y prescriban, el juez debe imputar a los acusados  estos nuevos delitos.

Fuentes jurídicas relacionadas con el caso aseguran que Hacienda está preparando ya en este sentido un nuevo informe para esclarecer si Nóos cometió fraude al estar registrada como entidad sin ánimo de lucro, lo que le permitía pagar menos impuestos. Según estas fuentes, el Instituto funcionaba en realidad como una sociedad mercantil normal, que generaba beneficios que debía haber declarado.

A la espera de esta nueva investigación, Urdangarin, su exsocio Diego Torres y mujer de éste último, Ana María Tejeiro, tendrán que sentarse en el banquillo de los acusados el 23 y 16 de febrero respectivamente, acusados de haber defraudado, al menos, 470.000 euros en dos años.

En concreto, la Agencia Tributaria calcula que el matrimonio Torres-Tejeiro y el duque de Palma habrían eludido «como mínimo» una cuota de 230.979 euros en el ejercicio 2007 tras «deducir gastos que no reales en la declaración del impuesto de Sociedades» del Instituto Nóos, que en el caso de las entidades sin ánimo de lucro es del 10 por ciento. Según los datos aportados por el informe, no se pueden incluir como gastos los trabajos realizados por Lobby & Comunicación en 2007 tras quedar acreditado que los informes, que costaron 296.666 euros, se hicieron a base de «cortar y pegar de informaciones obtenidas en Internet».

Cuentas en Suiza y Andorra

Tampoco se pueden incluir los servicios supuestamente prestados por  la consultoría del matrimonio Torres-Tejeiro ni por la compañía De Goes Center for Stakeholders, al no haber existido realmente. Nóos presentó facturas por 384.000 euros emitidas por ésta última que, según  Hacienda, forma parte del entramado empresarial creado por el matrimonio Torres-Tejeiro y Urdangarin y que «servía para trasladar los ingresos obtenidos a Inglaterra y de ahí a cuentas en Luxemburgo, Suiza y Belice». En total, Nóos habría computado en la cuenta de resultados gastos que ascienden a 777.666 euros por servicios no prestados. En este punto, el juez Castro también ha solicitado que Iñaki Urdangarin y su exsocio declaren por las «cuentas aperturadas o usadas en Andorra, Luxemburgo y Suiza».

Por su parte, el duque de Palma declarará ante el juez imputado por otros dos delitos contra la Hacienda Pública por haber defraudado un mínimo de 240.000 euros en los ejercicios 2007 y 2008. Y es que, según apunta el informe, Urdangarin utilizó una sociedad pantalla para facturar las retribuciones que obtenía como consejero o asesor de diversas empresas privadas para pagar menos impuestos.

El exjugador de balonmano utilizó la inmobiliaria Aizoon, que posee al 50 por ciento con su esposa, la infanta Cristina, para ocultar que él era el verdadero preceptor de las retribuciones y así tributar vía impuesto de Sociedades, que tiene un tipo marginal del 30 por ciento y se pueden aplicar deducciones, y no por el de las personas físicas (IRPF) cuyo tipo alcanza el 45 por ciento.

El informe dice que los 1,14 millones facturados en 2007 y 2008 por servicios de consultoría por Aizoon se deberían imputar a Iñaki Urdangarin ya que la plantilla de la inmobiliaria -cuatro empleados del hogar, un asesor, una encuestadora, un analista- no es la idónea para los servicios que supuestamente prestaba ni existen contratos con las entidades asesoradas.

Fuente: Eleconomista.es (24/1/13)

Más información: