Desmintiendo bulos sobre radares

13206287-el-indicador-de-senal-de-senal-de-radar-que-se-encuentra-en-las-carreteras-de-espana-y-europaSon muchos y de muy variado corte pero, ¿qué hay de cierto en estos bulos que corren por la Red?.

Suele ser frecuente encontrarse advertencias en la bandeja de entrada del correo electrónico o en el timeline de una red social advertencias sobre radares camuflados en lugares inverosímiles como contenedores de basura, puertas de coches de la DGT, incrustados en los quitamiedos o hasta situados en la propia carretera… Pues bien, ¿en qué grado son ciertas estas denuncias populares y-recordemos-, por lo general, anónimas?

Las respuestas las ofrece Autofácil tras consultar a una serie de expertos en la materia sobre la veracidad de los a la postre falsos mitos existente sobre los radares. Porque no, ninguno de ellos hasta la fecha ha resultado ser cierto.  «Todas estas fotos pertenecen a radares que se usan en Suiza», asegura un responsable de la web especializada en radares Kachoperro.net que responde a las siglas de C.A. y que señala al helvético como «uno de los países europeos que más persigue los excesos de velocidad» con este tipo de extraños aparatos. La única excepción, matiza, es la del radar camuflado en el quitamiedos, «que se usa en tramos de vías rápidas en Bélgica» desde hace ya, por cierto, varios años.

Otras prácticas sospechosas

Por otra parte, desde la DGT afirman que «aquí no tiene prevista la adquisición de aparatos de este estilo», y recuerda a los más suspicaces que denuncian un afán recaudatorio por parte de las autoridades que, además, acostumbra a «indicar la situación de todos los radares fijos» por mera cortesía.

Sí tiene la DGT, por si les asalta el aviso puedan confirmar su veracidad, un helicóptero radar que Tráfico estrenó la pasada Semana Santa para controlar la velocidad sobre todo en carreteras convencionales.

Y más allá de los dispositivos de radar, otras muchas leyendas urbanas circulan en torno a posibles multas para conductores inocentes o despistados. Tal es el caso, por ejemplo, de la llamada que hace la Guardia Civil cuando un coche pasa a su lado -aprovechándose de supuestos dispositivos de barrido de frecuencia- para que el conductor lo coja y, así, poder multarle. Esta tropelía, a priori difícilmente sostenible, no puede ser cierta, toda vez que, como explica a Autofácil el Capitán Redondo de la Policía Judicial de la Guardia Civil, «los agentes de policía jamás infringen una norma para sancionar», amén de que la maniobra es «imposible» dados los medios de que dispone el Cuerpo a día de hoy.

¿Y qué hay de aquello de colocar un CD junto a la matrícula del coche para que deslumbre cuando el radar saque la foto y el número de aquélla se distorsione? Pues puede hacerlo o no, le va a servir de lo mismo: las cámaras digitales de los radares no sufren  ningún tipo de distorsión por deslumbramiento, es también uno de esos falsos mitos.

Fuente: Eleconomista.es (31/8/13)