El Betis llama por teléfono a sus socios mayores de 70 años

Son los socios con más de 70 años, que constituyen por su edad un factor de riesgo en esta crisis del coronavirus. El Betis tiene 2.100 abonados de más de 70 años y desde el club se han propuesto estar en contacto con todos ellos para ofrecerles compañía y ayuda en el caso de que se detecte algún problema.

La idea surgió entre algunos empleados del club en estos días de aislamiento y rápidamente contó con el apoyo de los dos consejeros delegados de la entidad: el presidente Ángel Haro y el vicepresidente José Miguel López Catalán. Se formó una comisión en el Betis que empezó a pedir voluntarios entre los empleados de la entidad para llevar a cabo las llamadas. Son más de 80 los que han querido formar parte de manera voluntaria en esta campaña, que se denomina “El Betis más cerca”. Los empleados del club, incluidos el presidente y el vicepresidente, así como el director deportivo, Alexis Trujillo, tienen que realizar un número de llamadas a esos socios mayores de 70 años. Se empezó por los mayores de 75. Un total de 263 socios que ya han sido contactados. A cada uno de ellos se le rellena una ficha con su situación en estos momentos tan delicados. El protocolo de actuación hace que la idea principal sea la de acompañar lo mejor posible a los socios más vulnerables, pero los empleados se interesan también por la situación personal de estos socios. Se pregunta si están solos o acompañados y si tienen sus necesidades básicas cubiertas. Si es así, de lo que se trata es de hablar, preferentemente, del Betis. En el caso de que los empleados encuentren algún problema, el caso se reporta a la Fundación verdiblanca. Este organismo se pone en contacto con los servicios sociales públicos o las ONG destinadas a solucionar los problemas de este sector de población tan expuesto. Establecido el primer contacto con los mayores béticos, se establece posteriormente un calendario de llamadas para no perder el contacto con el socio.

“Era el momento de estar con nuestros mayores, una parte de la población bastante expuesta en esta crisis. La soledad hace estragos y también podemos detectar si existe algún problema grave”, señala Rafael Muela, gerente de la Fundación del Real Betis. “Es muy gratificante hacerle la vida mejor a estos béticos veteranos, que nos cuentan cómo se hicieron béticos y qué significa el Betis para ellos. Muchos están solos y pasándolo mal. Una llamada de teléfono tiene un gran impacto emocional. Hace feliz al que la recibe y también es muy gratificante para el que la hace”, añade Muela. En principio, son empleados del club los que están realizando a cabo estas llamadas, aunque no se descarta que en los próximos días también los futbolistas de la primera plantilla participen en ellas.

El Betis se suma de esta manera a una política de ayuda a sus mayores que ya han ido desarrollando otros clubes de Europa. Es el caso, por ejemplo, de la Roma. El conjunto de la capital de Italia está repartiendo comida y material sanitario a sus abonados mayores de 75 años para protegerse del coronavirus. La Roma, como el Betis, está desarrollando esta labor a través de su fundación. Son muchos los equipos de fútbol de toda Europa que están llevando a cabo donaciones para mitigar en lo posible el impacto del coronavirus.

Fuente: Elpais.com (30/3/20) Pixabay.com