El billete de autobús bajará el 20%

7557367-los-autobuses-tura-sticos-sobre-un-estacionamiento-esperan-pasajerosLa anulación de las adjudicaciones de concesiones tendrá un efecto positivo sobre el pasajero.

Según fuentes del sector, el negocio factura actualmente unos 450 millones de euros en España y se espera que tras el retoque de los concursos y la disminución de sus márgenes de beneficio, la facturación de las empresas se reducirá un 20% al año, aproximadamente 90 millones de euros, que multiplicados por diez arrojan esa cifra de 900 millones.

En la actualidad, se han detectado licitaciones con márgenes de beneficio que para expertos del sector son escandalosos. Por poner un par de ejemplos, en la línea Madrid-Córdoba-San Fernando se registra una facturación anual de algo más de 5 millones de euros y un beneficio que casi ronda el 30%. En la ruta Madrid-Almería, el volumen de negocio es de 3,4 millones de euros anuales y una rentabilidad superior al 28 por ciento.

En este contexto, la DGTT (Dirección General del Transporte Terrestre) ha efectuado hasta la fecha 21 licitaciones en las que se han ganado por el anterior concesionario. En la mayoría de los casos esta victoria se ha basado en la manera de puntuar, ya que se daba demasiada relevancia a la empresa que operaba la línea, lo que suponía una clara barrera de entrada a la nueva candidata a optar a la explotación. Pero tras la nueva LOTT y las recomendaciones de la antigua Comisión Nacional de la Competencia (CNC) las condiciones de los pliegos cambian y todas las empresas tendrán las mismas posibilidades.

Inversión a largo plazo

Por contra, las empresas que tradicionalmente ganaban estos concursos, entre las que se encuentran gigantes del autobús como el grupo Avanza o Alsa, defendían a capa y espada este sistema porque, a su juicio, fomentaba la inversión a largo plazo en una ruta. «Si no tienes la certeza de que la concesión no va a ser prorrogada no puedes hacer grandes esfuerzos de inversión en cuestiones tan estratégicas como renovación de flota», explican fuentes solventes a elEconomista.

Este periódico ha tenido acceso a la última sentencia que anula un concurso ya adjudicado y que falla el Tribunal Superior de Justicia de Madrid. La empresa que demanda es Globalia Autocares (que ha sido el grupo empresarial de autobuses más activo en este terreno) y los demandados son el Ministerio de Fomento y Socibus, la compañía de autobuses que explota la línea Madrid-Sevilla-Ayamonte.

El juez anula la resolución con fecha 29 de enero de 2010, por la que la Dirección General de Transportes Terrestres daba la explotación de la ruta de autobuses a Socibus. Indemnización millonaria Pero ya no es sólo el sobre beneficio que logran las compañías de autobuses, sino el lucro cesante que podrían exigir al Ministerio de Fomento las empresas que en su día perdieron los concursos que ahora han sido anulados.

Se calcula que se va a anular como mínimo la adjudicación de diez concesiones que se licitaron en los años anteriores a los que entró en vigor la nueva LOTT. Dependiendo de la duración de las mismas, la indemnización en el caso de que denunciaran las empresas de autobuses afectadas y su recurso fuese aceptado podría ser de cientos de millones de euros.

Fuente: Eleconomista.es (18/11/13)