El lío de la licencia única

futbolLa enorme polvareda levantada por la sanción de la FIFA al Barcelona por inscribir a jugadores menores ha salpicado también a la Federación. Sin embargo, lejos de estar molestos, lo consideran una consecuencia lógica del desorden en la tramitación de las fichas generado por la transferencia de competencias a cada Territorial.

Las distintas Federaciones autonómicas gestionan las licencias de menores sin atenerse a un sistema común. Ni siquiera se atienen a las reglas mínimas que establece la FIFA, especialmente con los futbolistas menores procedentes de otros países.«El actual sistema es un descontrol absoluto. Cuando la RFEF legislaba este asunto no ocurrían cosas así», señaló un portavoz federativo.

Tanto la Federación como el Consejo Superior de Deportes son partidarios del sistema de licencia única, una fórmula que unificaría las inscripciones de todos los futbolistas independientemente de su edad.De esa manera se evitaría inscribir a jugadores que no cumplieran con los requisitos de la FIFA, ya que se regirían por ellos. «Con la licencia única defendida por el Gobierno y el CSD no se habría sancionado alBarcelona», aseguran desde el Consejo.

Diferencias notables En todo caso, las autoridades tienen claro que la FIFAha tratado de ejemplarizar con el Barcelona, ya que está bastante extendida esta práctica.De hecho, hay abiertas investigaciones sobre otros cuatro clubes españoles más, se especula que Madrid y Atlético entre ellos.

Hay un caso similar al de los chicos del Barcelona.El Madrid tuvo en su proceso de selección a un jugador venezolano de 14 años, Manuel Godoy. Los técnicos dieron el visto bueno, pero el club consultó a la FIFA y a la Federación de Venezuela y, ante la respuesta negativa, lo descartó.

Las diferencias de la legislación entre las Federaciones Territoriales son enormes.No afectan solo al trámite de fichas, sino también a la propia competición.En edad cadete, en Cataluña se pueden realizar cuantas sustituciones se desee, al estilo del fútbol sala, mientras en otras federaciones como en la madrileña solo se pueden realizar los tres cambios, como los mayores.

Algunos agentes han dejado de trabajar en la búsqueda de talentos jóvenes ante la dificultad para manejar las diferentes normativas que rigen en las autonomías.La llegada de jugadores extracomunitarios, bien por inmigración o bien por captación de talento, choca además con la normativa FIFA. Lo que tienen claro también es que es muy probable que el TAS dé la razón al Barcelona. Ya falló en favor del club en el caso del Chelsea con Kakuta.

Fuente: Marca.es (5/4/14)