El orden económico de 2050: India y China serán las superpotencias; Filipinas, Malasia y Perú, los delfines (mapa interactivo)

 

 

Tanto China como India (ver gráfico) van dar un golpe en la mesa económica mundial y desplazarán a las viejas potencias a un segundo plano en los próximos cuarenta años. Así lo explica el banco HSBC en su informe ‘El mundo en 2050’.

El siglo XXI poco tiene ver con las imágenes que proyectaban las novelas clásicas de ciencia ficción. Si hace décadas se creía que el futuro sería robotizado, ahora lo más habitual es pensar en ritmos de Bollywood y fiestas de año nuevo con nombre de animal.

Según sus cálculos, desde 2010 a 2050 el tamaño de la economía china (a precios constantes desde 2000) pasará desde los 3,511 billones de dólares hasta 25,334 billones, mientras que la india lo hará desde 0,960 billones hasta 8,165 billones. Estados Unidos, aunque perderá el liderazgo, mantendrá el tipo, con un segundo puesto.

Pese al fuerte estirón (los ingresos per cápita chinos crecerán un 800% entre 2012 y 2050), esta ratio será dentro de 40 años aún 32% inferior a la estadounidense. El ritmo medio de crecimiento del país será del 5% interanual los próximos cuarenta años, aunque se prevé cierta desaceleración a partir de 2020.

Pero el nuevo orden mundial guarda más sorpresas. Por ejemplo, destaca el notable salto de Filipinas, que se convertirá en la decimosexta potencia (27 puestos más arriba que actualmente). Otra alegría la dará Perú, que previsiblemente marcará un ritmo de crecimiento anual medio del 5,5% durante cuatro décadas, así en este periodo dará un brinco de 20 escalones, hasta el lugar 26. Malasia, por su parte, llegará al lugar 21, lo que supone 17 puestos por encima de lo que está ahora. Un puesto por encima estaría Egipto, que ganará 15 puestos.

La demografía, clave del crecimiento
Los cambios económicos que se producirán tendrán un fuerte peso demográfico. HSBC destaca, por ejemplo, que en 2050 Nigeria contará con tanta población como Estados Unidos. Etiopía duplicará el volumen de personas que vivan en Reino Unido o Alemania. Así, la población de muchos países de África se duplicará. “Si algunos de éstos siguen siendo relativamente pobres per cápita, podría aumentar el dramatismo en la relación entre el tamaño de sus economías y la población”, indica el informe.

En el lado opuesto están Rusia y Japón, cuyas poblaciones se van a reducir estos próximos 40 años más de un 30%, respectivamente. También perderán efectivos Alemania (un 29%), Portugal (24%), Italia (un 23%) y España (11%), lo que puede suponer un nuevo giro argumental en la trama de la crisis de deuda soberana.

Precisamente HSBC alerta de las dificultades que puede vivir el país germano, a pesar de la salud de sus cuentas públicas, por su debilidad demográfica.

Pese al parón de las economías del viejo continente y la dureza de la crisis actual sobre la región del euro, muchos de estos países seguirán en la parte alta de la tabla. Por ejemplo, España sólo perderá dos puestos (desde 12 al 14); Italia cuatro (hasta el número 11); Francia tres (hasta el 7) y Grecia once (hasta el 43). Esto se debe en parte a que el nivel de ingresos per cápita seguirá siendo muy alto en comparación con el de otros países emergentes.

En cuanto a Latinoamérica, HSBC pone de relieve el fuerte crecimiento de la población de Colombia y Perú. De hecho, subraya que actualmente la población de España y Colombia es similar, pero la del país americano previsiblemente superará en un 25% a la española en 2050.

Las economías de Europa Central y Oriental, aunque ocuparán lugares menos destacados que los anteriores en la clasificación, vivirán en los próximos años un fuerte incremento de los ingresos per cápita. El informe habla especialmente del caso turco, que sumará un incremento de la población y buenos fundamentos económicos. Para el país prevé un “ritmo de crecimiento respetable”.

Y, ¿cómo era este mapa hace 40 años?
Frente a los grandes saltos que nos esperan, cabe destacar los escasos cambios que se han producido en el orden económico en los últimos 40 años. Salvo el caso de China y Corea del Sur Estados Unidos (con un salto de 14 y 12 puestos respectivamente), el ranking se ha mantenido bastante estable. Estados Unidos y Japón han ocupado desde entonces hasta ahora el primer y segundo lugar, respectivamente. Por su parte, Alemania, Reino Unido, Francia e Italia han perdido una posición, mientras que India se ha colado en el ‘top ten’ al avanzar siete puestos.

Parece que la historia económica a partir de ahora pisará el acelerador.

Fuente: Expansión (9/02/2012) HSBC Holding