‘El Pocero’ puede perderlo todo

Los problemas para Francisco Hernando, más conocido como El Pocero, no han terminado.

Según consta en el Registro Mercantil, la Seguridad Social ha logrado embargar ya bienes por un total de 110.000 euros, pero hay aún expedientes de apremio por una cuantía, según las fuentes consultadas, mucho mayor.

A requerimiento de las unidades de recaudación ejecutiva, se ha requerido toda la información sobre los bienes y paradero del responsable de la deuda a los registros públicos, mercantiles y de la propiedad, a las Administraciones locales, autonómicas y estatal, a la Agencia Tributaria y a la propia Tesorería General de la Seguridad Social. Una fortuna de 700 millones Hernando llegó a sumar una fortuna antes de la crisis que estaba valorada entre 600 y 700 millones de euros gracias, entre otras cosas, a las 30.000 viviendas que puso en marcha en la planicie castellano-manchega. Compró, entre otras cosas, un avión privado o megayate de 72 metros de eslora, que encargó a los prestigiosos astilleros CRN y que le costó 60 millones de euros.

El Grupo Francisco Hernando llegó a tener una capital social de 67,8 millones de euros en el año 2006, aunque ahora ha quedado reducido a 9,8 millones. Las últimas cuentas que ha depositado el holding en el Registro Mercantil son las de 2010 con unas ventas declaradas de tan sólo 2,2 millones de euros y unas pérdidas de algo más de un millón. Para la Seguridad Social resultará sin embargo mucho más complicado conocer la realidad financiera de Onde 2000, que es donde en realidad se encuentran gran parte de los activos.

La compañía ha presentado este año las cuentas correspondientes a 2009 y 2010. Y de acuerdo con su último balance financiero, en 2010 registró unas ventas de 1,4 millones de euros, frente a los 607 millones que llegó a facturar en el año 2008, cuando todavía no había estallado la burbuja inmobiliaria.

Ese año, Francisco Hernando obtuvo un beneficio de 88,2 millones, frente a unas pérdidas dos años después, y a la espera de las cuentas del último ejercicio, de 22 millones de euros. La deuda también se ha reducido sustancialmente, desde los 761 millones que contabilizaba en 2006 hasta 195 millones, aunque esto es debido a que gran parte de la promoción de Seseña fue embargada por los bancos debido a los impagos. Ahora, El Pocero se enfrenta a un nuevo embargo y lo puede acabar perdiendo todo.

Fuente: Eleconomista.es (18/9/12)