El presidente del BBVA ve en Google, Amazon y Facebook a los grandes rivales de los bancos

17660271-la-banca-ma-vil-las-finanzas-y-haciendo-dinero-conceptoEl presidente del BBVA, Francisco González, considera un error el menosprecio de algunos banqueros y analistas a Google, Facebook y Amazon como futuros rivales de los bancos en el sistema financiero, un negocio de bajo margen de ingresos y altamente regulado.

«No estoy de acuerdo», ha enfatizado en un artículo publicado en el ‘Financial Times’ donde ha insistido en que estos operadores están libres de los obsoletos sistemas de distribución de la banca tradicional y que cuentan con herramientas con un gran potencial, como PayPal, Square, iZettle, SumUp y Dwolla, y con marcas fuertes y miles de millones de usuarios.

«Creo que los bancos que no estén preparados para estos nuevos competidores se enfrentan a una muerte segura», ha incidido en un artículo donde estima que en dos o tres años sólo el 5% de la interacción con los clientes será a través de las sucursales. «Las reglas han cambiado y una nueva liga de los competidores está emergiendo», ha apuntado.

La oportunidad para la banca estriba en que posee ahora una «vasta» información financiera y no financiera de sus clientes, con sus «hábitos, gustos, necesidades y aspiraciones», para ofrecerles los servicios que necesitan.

Francisco González ha augurado que en dos décadas se va a pasar de 20.000 bancos «analógicos» actuales en todo el mundo a no más de varias decenas de entidades «digitales», dentro de lo que ha definido como un nuevo ecosistema financiero.

Para el presidente del ‘banco azul’, el cambio de la tecnología analógica a la digital requiere una revisión «completa» de la tecnología de los bancos y la cultura corporativa. «Esta es una cuestión de supervivencia», ha afirmado, para después recordar que BBVA trabja en este proceso desde hace seis años.

González también ha augurado «enormes desafíos» en los reguladores, al considerar que deben «mantener la igualdad de condiciones en algún lugar entre la carga normativa existente para los bancos y el entorno virtual muy poco regulado». «Tienen que garantizar la seguridad, la privacidad, la protección del consumidor y la estabilidad sistémica en un mundo digital que se hace más grande, más rápido y más complejo a cada minuto», ha agregado.

Fuente: Elmundo.es (2/12/13)