‘El Rifle’ Pandiani, imagen de una campaña para reclamar por el cártel de camiones

Termina un entrenamiento en cualquier ciudad deportiva del fútbol moderno. Un desfile de deportivos con muchos caballos empieza ante los que quieren cazar un autógrafo. El ritual se repite día tras día. Pero hubo un tiempo en el que un Rifle rompía el guión. El inicio del milenio dejó una imagen icónica: la del uruguayo Walter Pandiani, ex jugador del RC Deportivo, Osasuna o Espanyol, entre otros, yendo a los entrenamientos en su camión Iveco.

Una imponente cabeza tractora pintada de rojo y decorada para la ocasión con vinilos de su apodo, la bandera de Uruguay o los equipos en los que había militado. «Es uno de los grandes sueños de mi vida», admitía. El vehículo acabó subastado, pero la imagen de Pandiani es un recuerdo recurrente para los futboleros. El ariete vuelve a ponerse delante de un camión en la campaña del despacho de abogados Redi. Lo hace para recordar a los afectados por el cártel de camiones que aún pueden reclamar el sobreprecio y recuperar parte del importe de compra.

«Si sos de los que manejas el mundo desde ahí arriba y no querés que te pisoteen, dale guerra a los fabricantes de camiones que formaron un cártel para subir los precios», dice el Rifle en el vídeo de Redi, despacho especializado en este tipo de prácticas que van en contra de la competencia. La empresa jurídica se puso en contacto con Pandiani, «porque además de abogados somos bastante futboleros y pensamos que nadie mejor que él para encabezar la campaña», comenta Andoni de la Llosa, quien conforma junto a Albert Poch Redi Abogados. «Pandiani nos contó que él se iba en camión a entrenar no sólo porque le gustara, sino también para visibilizar la dureza del trabajo del camionero. Él conoce de primera mano porque su padre ‘manejaba’ un camión en Montevideo. Cuando supo que la campaña se dirigía a informar a los camioneros de sus derechos, se mostró muy colaborativo y dispuesto, pues tiene mucho cariño a este colectivo», cuenta De la Llosa.

Durante diez años, los principales fabricantes de camiones de Europa se pusieron de acuerdo para subir los precios de los vehículos industriales de más de seis toneladas. «Retrasaron la introducción de las tecnologías en materia de emisiones exigidas por la normativa europea. Así, entre 1997 y 2011 obtuvieron un beneficio mucho más alto a costa de los compradores de camiones«, recuerda la web habilitada por el bufete para tramitar las reclamaciones.

El 19 de julio de 2016, la Comisión Europea multó con 2.930 millones de euros a un cártel en el participaron Volvo (propiedad de Renault), Daimler, Iveco, DAF y MAN, quien confesó el pacto. «La campaña se dirige a informar al camionero que tiene derecho a reclamar. Hemos detectado que existe mucha desinformación, sobre todo entre camioneros autónomos y pequeñas empresas», indican desde Redi. Tienen derecho a reclamar todas las personas, físicas o jurídicas que hayan comprado un camión de más de seis toneladas entre 1997 y 2011.

¿Hasta cuándo se pueden efectuar estas reclamaciones? «Bajo nuestro punto de vista, todavía no hay una fecha límite clara para presentar estas reclamaciones, pues, entre otros motivos, la resolución definitiva de la Comisión Europea que sancionó al cártel de camiones aún no se ha publicado (lo publicado es sólo una resolución ‘provisional’ [en 2017]). Además, hay una sancionada (Scaniaque aún no tiene resolución firme y que, en el caso de que se confirme la sanción, puede ser considerada responsable solidaria de los daños causados por las otras empresas que formaron el cártel«, indican desde el despacho de abogados.

Respecto a las reclamaciones del cártel de camiones concluyen que tienen complejidad jurídica y económica, pero si se plantean bien tienen muchas probabilidades de éxito: «Por ejemplo, en el cártel de los camiones se está viendo que casi la mitad de casos se están perdiendo, pero siempre por defectos en cómo se ha planteado la reclamación -por ejemplo, por presentar una pericial inidónea-. Si la reclamación está bien planteada, el éxito supera el 80% y, presumiblemente, irá subiendo«. A través de la web, los camioneros afectados se descargan y cumplimentan el documento de adhesión. Tienen que aportar la factura de adquisición del camión o contrato de leasing, junto con los justificantes de pago.

A esto hay que unirle el permiso de circulación y ficha técnica del vehículo, además de la tarjeta de transporte. Redi explica que para iniciar la reclamación se cobra una cuota de adhesión de 290 euros que cubre gastos de procurador, abogados y peritos. «A partir de ahí nos encargamos de todos los trámites, las instancias y todos los recursos que haya que interponer y te cobraremos el 19% del importe total que consigamos recuperar por ti».

Fuente: Elmundo.es (20/2/20) Pixabay.com

Más información:

El macropleito del cártel de camiones coge velocidad en los tribunales españoles (23/12/19)

Dictada la primera sentencia en España contra el cártel de fabricantes de camiones (2/1/20)