Ferrari, exclusiva fábrica de sueños

ferrariQue levante la mano quien no vuelve la cabeza cuando ve pasar un Ferrari por la calle. Objeto de deseo (casi inalcanzable) para muchos, uno de sus coches puede superar el millón de euros, además de tener que esperar meses, e incluso años, para hacerse con una de sus ediciones limitadas. Su mística viene de ser una marca histórica pensada para la Fórmula 1, al que unos privilegiados pueden acceder, pero cada vez se asocia más al puro lujo.

Desde 2012, la fabrica de Maranello (Italia) sigue la estrategia de reducir progresivamente la producción para hacer de su producto algo aún más exclusivo. El pasado año de allí salieron 6.922 vehículos, un 5,4% menos que el ejercicio anterior. Aún así, los ingresos aumentaron un 5%, hasta los 2.300 millones de euros, un nuevo récord anual, con un beneficio neto de 246 millones.

“Queremos mantener un alto nivel de exclusividad, diseñando productos sorprendentes como el LaFerrari, el 458 Speciale y el reciente lanzamiento del California T”, aseguraba Luca Cordero di Montezemolo, presidente de Ferrari, en la presentación de resultados de este año. Enzo Ferrari, su fundador, era un apasionado de la competición del motor. Nacido en Módena en 1898, desde que con diez años de edad viera una carrera automovilística, quiso ser piloto. Y lo consiguió. Durante varios años compitió al máximo nivel, ganando numerosos grandes premios. Fue condecorado como Cavaliere (Caballero) del entonces Reino de Italia, además de Commendatore por sus servicios al país. Se unió a la escuadra de Alfa Romeo como piloto hasta que decidió volar solo.

Cronología

1898. Nace el fundador de la marca, Enzo Ferrari.

1923. Gana como piloto su primer gran carrera.

1929. Crea la Scuderia Ferrari.

1947. Primer vehículo de la firma, el 125 Sport.

1950. Ferrari participa en el recién creado campeonato del mundo, en el Gran Premio de Mónaco.

1951. El piloto Froilán González consigue el primer gran premio para la escudería.

1952. Alberto Ascari gana el campeonato mundial.

1956. El 250 GTO Berlinetta, listo para salir a las carreteras.

1959. Fiat adquiere el 50% de la compañía.

1960. Presenta el 250 GTO.

1984. Modelo Testarrosa.

1987. Aparece el F40, otro gran éxito.

1988. Fallece Enzo. Fiat se hace con el 90% del capital. El heredero Piero Ferrari pasa a ser vicepresidente.

1991. Luca di Montezemolo es nombrado presidente.

2006. Michael Schumacher consigue su sexto y último título de Fórmula 1.

A diferencia de los demás participantes de la Fórmula 1, Scuderia Ferrari se creó primero como equipo para competir, y solo años después se convertiría en fabricante. El fundador eligió como símbolo Il cavallino rampante, famoso logo de un caballo apoyado en las dos patas traseras, sobre un fondo amarillo. Proviene de un dibujo que un conocido aviador italiano de la Primera Guerra Mundial llevaba en el lateral de su caza. Tras su muerte en combate, Enzo le rindió homenaje rescatando la imagen.

El primer modelo llegó en 1947, tras años de desarrollo y retrasos por la Segunda Guerra Mundial. Fue el 125 Sport. Desde el inicio, esos modelos se usaron en las competiciones. En 1952 la escudería ganó su primer mundial de Fórmula 1, de la mano del piloto italiano Alberto Ascari. Solo en el transcurrir de los años se comenzó a diferenciar los vehículos que salían para la venta y los que iban a los grandes premios.

La entrada de Fiat

La casa siempre ha contado con dos fábricas, la sede central de Maranello y la de Módena, donde siguen produciéndose los chasis. En sendas ciudades la empresa ha abierto exitosos museos, uno dedicado a la pasión de la Fórmula 1 y otro a la historia de Enzo.

En 1959, la todopoderosa Fiat se hizo con el 50% de la marca, otorgándole mucha más capacidad de producción y de inversión. En 1988 falleció el fundador y ese mismo año, Fiat llegaba a hacerse con el 90% del capital. El resto pasó a las manos del heredero Piero Ferrari, quien sigue ocupando la vicepresidencia de la firma.

El presidente Montezemolo es un hombre de la casa. Fue director del equipo de Fórmula 1, donde consiguió dos mundiales con el piloto Niki Lauda, hasta que Fiat lo fichara en 1977. Su regreso a Maranello se produjo en 1991, ya como el capo máximo.

De las líneas de producción han surgido míticos modelos de la automoción como el 250 GTO (1960), el 250 GT Berlinetta (1956), el Testarossa (1984), el F40 (el último que viera Enzo, de 1987), el Enzo (2002) o el actual LaFerrari, un vehículo de edición limitada que pocas personas pueden permitírse. Actualmente se comercializan los modelos California T, 458 Speciale, F12 Berlinetta, FF, 458 Spider, 458 Italia y LaFerrari.

Este último superdeportivo se presentó en 2013. Alcanza los 350 kilómetros por hora, cuenta con 963 cv de potencia y su precio es desorbitado: a partir de 1,3 millones de euros. Está pensado como un vehículo de edición limitada. Al año se producen menos de 500 unidades, aunque las peticiones doblan la cifra. Es un coche totalmente personalizado, una opción que cualquier cliente de Ferrari puede solicitar para otros modelos (desde salpicaderos, telas, materiales…), lo que hace que la espera pueda alargarse mas de seis meses hasta que el conductor tiene su preciado objeto de deseo.

16 títulos de constructores y15 de pilotos en Fórmula 1

La escudería de Fórmula 1 de Ferrari sigue alimentando el mito de la marca gracias a sus vehículos de competición. Sus seguidores son legión en todo el mundo. No es de extrañar, ya que es el equipo con más éxitos del automovilismo, con 16 título de constructores y 15 de pilotos.

La Scuderia Ferrari comenzó a competir como equipo en coches de otras marcas, como Alfa Romeo. La primera victoria con vehículo propio en un gran premio fue en 1951, cuando el piloto argentino Froilán González se impusiera en Silverstone. En 1952 llegaría el primer campeonato, el de Alberto Ascari.

Tras él llegó la oportunidad para otro rey de la velocidad, el también argentino Juan Manuel Fangio. Niki Lauda (1975) y Jody Scheckter (1979) también lograrían al reto.

El equipo tuvo que esperar 21 años para volver a hacerse con el cetro. Pero se resarció bien. Michael Schumacher lo lograría seis veces consecutivas bajo la dirección del jefe del equipo Jean Todt. Desde 2010, el español Fernando Alonso lucha por devolver el éxito a Maranello.

Fuente: Cincodias.com (1/9/14)