Fontana de Trevi: Esta es la millonada que se recoge cada año en la fuente de Roma y a dónde va el dinero

Quien haya visitado Roma ha pasado fijo por la Fontana de Trevi para disfrutar de esta maravilla escultórica, pero también para arrojar una moneda y garantizarse el poder volver a la ciudad eterna.

Esta fuente la hemos visto en numerosas películas, en libros de arte, lo que ha potenciado aún más su reclamo turístico.

Marc Vidal avisa en Herrera en COPE de que España no se está preparando para la mayor revolución laboral de la historia que llega de la mano de la Inteligencia Artificial

Y es que la Fontana de Trevi se trata de una de las fuentes más famosas y emblemáticas del mundo, construida por Nicola Salvi entre 1732 y 1762.

La famosa Fontana, integrada en la fachada del renacentista Palazzo Polino tiene unaubicación casual dentro del corazón del centro histórico de Roma. Debe su nombre al hecho de que se encuentre precisamente en el cruce de tres calles, «Trevi», que significa «tres vías» en italiano.

Fue pensada para el punto de llegada de uno de los acueductos de la antigua Roma, ‘Acqua Virgo’ que se inauguró el 19 a.C por el cuñado del emperador romano Augusto, Marco Vipsanio Agripa.

Se trata de una majestuosa representación de Océano, con el dios romano del mar, Neptuno, en el centro del conjunto, en un carro tirado por caballos marinos que espolean unos tritones.

El agua, la forma y el mensaje

El agua de esta fuente es además el mensaje. Es una alegoría que pone sobre la mesa la importancia de este líquido vital. Es por ello que uno de los caballos aparezca embravecido, advirtiendo que no se puede derrochar este bien tan valioso mientras que el otro, más relajado, evidencia que sin ella, la vida no es posible.

Una moneda sobre el hombro izquierdo

Pero la visita a la fuente, además de ser un regalo para la vista persigue otros fines más etéreos. Todo aquel que la visite, debe de arrojar una moneda a su interior. No es una obligación, pero sí tradición. Es más, se dice que tirando una moneda se garantiza volver a visitar la ciudad del Tiber. Si somos más espléndidos y arrojamos dos, podremos conseguir un nuevo romance y si ya tiramos la casa por la ventana y lanzamos tres, es ‘garantía’ de un matrimonio cercano.

Atención porque la moneda no se puede lanzar a la fuente de cualquier manera. Debemos de situarnos cerca para poder hacerlo sobre el hombro izquierdo, ajustando el tiro para que caiga dentro.

La cantidad que se recauda

Esta tradición atrae a millones de visitantes cada año, convirtiendo a esta maravillosa fuente en uno de los lugares más populares y visitados de Roma.

Y a más visitantes, como es lógico, más dinero.

Lo cierto es que la cantidad que se recoge varía de año en año, dependiendo claro está de la cantidad de turistas que la visiten.

A nadie sorprende por tanto que se hable de recolectas millonarias. Según informa elclubdelarte, cada día se arrojan a la fuente cerca de «3.500 dólares en monedas«, unos 3.200 euros, lo que equivale a la asombrosa cifra de 1,7 millones de dólares anuales.

La forma de recolectar las monedas es curiosa y rápida y permite hacerlo varias veces por semana en las horas en las que la fuente está menos concurrida. Para ello se recurre a una manguera que succiona todo el material sólido y que deja la fuente impoluta.

Curiosamente no solo se recupera dinero, en ella han aparecido objetos de los más variopinto, desde bolígrafos, pasando por relojes o pulseras, hasta según cuentan algunas fuentes, una dentadura postiza.

Lo recaudado se lleva a un almacén donde se clasifica. En lo que respecta al dinero se utiliza para financiar proyectos de beneficencia y también para mantener la fuente lo más bella posible.

Fuente: cope.es (1/3/24) pixabay.com

Sobre Tarraco 4383 artículos
Asesoría de empresas Gestoría Tarragona