El Gobierno quiere que los autónomos coticen más

eurosEl Gobierno quiere que los trabajadores autónomos contribuyan más a la Seguridad Social, aumentado la parte de sus ingresos que dedican a este fin.

Dicho de otra manera, que hagan un esfuerzo y eleven su base de cotización para conseguir dos objetivos: el primero, corregir el déficit de 7.000 millones anuales que tiene este régimen específico de la Seguridad Social, para que, en segundo lugar, cuando llegue la hora de cobrar su pensión, no necesiten un complemento adicional.

Es decir, la ayuda que les dan todos los cotizantes para que, por lo menos, su pensión sea igual a la prestación mínima del sistema.

El 85% de los trabajadores autónomos cotiza hasta los 47 años por una base mínima de 893 euros al mes. Aplicado el tipo correspondiente en función de si el autónomo cotiza por incapacidad temporal, o no, la cotización a la Seguridad Social mensual está entre 270 y 230 euros. Así, hasta los 47 años, porque, a partir de esta edad, la Seguridad Social exige a los autónomos que aumenten su base de cotización.

En todo caso, la propensión de estos trabajadores/empresarios a cotizar por la base mínima hace que cuando llega la edad de jubilación su pensión sea tan baja que ni siquiera llegue a la prestación mínima de la Seguridad Social.

La pensión no contributiva, por no haber cotizado lo suficiente a la Seguridad Social, está comprendida entre los 367 euros y los 551,85 euros mensuales, en el mejor de los casos. Existe pues una diferencia con las cuantías de las pensiones mínimas de la Seguridad Social. En función de la situación familiar del pensionista, la horquilla más común de las pensiones mínimas de la Seguridad Social está entre 595 euros al mes y 784,90.

Por lo tanto, el sistema de protección tiende a cubrir la diferencia entre una prestación asistencial, o no contributiva, y la prestación más baja de la Seguridad Social. Es lo que técnicamente se conoce en la administración laboral como los complementos a mínimos. En estos momentos, 2,5 millones de pensionistas perciben estas ayudas de la solidaridad de los demás.

Por esta razón, Báñez planteó ayer, ante la Comisión del Pacto de Toledo, “hacer una labor pedagógica” con los autónomos que siguen pagando los niveles mínimos a la Seguridad Social, para que comprendan que, al final de su vida laboral les espera una pensión muy baja.

Y, en segundo lugar, que todo el mundo debe entender que los dos regímenes hacia los que camina la configuración del sistema de protección social, el general, donde están los asalariados, y el de los autónomos, donde están los trabajadores por cuenta propia, “deben autofinanciarse”.

Fuente: Expansion.com (24/11/16) Pixabay.com

Etiquetas: