La batalla por el control de las pulseritas de moda

Si tiene cerca a niños y niñas de más de cinco años las conocerá. La moda de las pulseritas fabricadas con gomas de colores ha llegado a España y desde las tiendas reconocen que se han convertido en uno de los juguetes más buscados esta temporada.

El origen de estos abalorios se remonta a 2010 en Estados Unidos, cuando un ingeniero de Nissan, Cheon Choon Ng, diseñó unas pulseras, realizadas a base de gomas de distintos colores gracias a un telar de plástico, al descubrir que sus dedos eran demasiado grandes para realizar las pulseras que le gustaban a sus hijas, y poco después decidió comercializarlas. Así surgieron las Rainbow Loom, un producto que saltó al mercado gracias a los ahorros de toda una familia, 10.000 dólares.

Dos años más tarde, las pulseras se pusieron a la venta en las jugueterías estadounidenses Learning Express Toys. Desde entonces se han vendido más de tres millones de cajas en EE UU gracias, sobre todo, al éxito de los vídeos de Youtube que han impulsado las ventas de un producto creado en un sótano de Michigan.

Al éxito en ventas de las Rainbow Loom se han sumado varios competidores, con diseños similares como FunLoom, fabricada por Zenacon, que ha desembocado en una disputa que ha llegado a los tribunales de EE UU.

Un éxito de ventas gracias a los vídeos de Youtube

Las pulseras, bien sean de Rainbow Loom o de cualquiera de las otras marcas, se han convertido en todo un fenómeno de masas entre los más pequeños. Tanto que en Nueva York dos colegios han decidido prohibir su uso en horario lectivo porque distraen a sus alumnos.

Gran parte de su éxito se debe a los vídeos explicativos que hay sobre ellas en Youtube. De hecho, hay vídeos explicativos que superan los 2,5 millones de reproducciones. Mientras que en Facebook, la cuenta oficial de Rainbow Loom tiene más de 58.000 seguidores que envían fotografías con sus diseños, no solo de pulseras, sino de todo tipo objetos realizados mediante esta técnica, desde jarrones a muñecos, pasando por un traje completo que lució un presentador en la televisión estadounidense.

Desde el sector juguetero español destacan que el producto, sea cual sea la marca que lo fabrique, desarrolla las facetas de creatividad y sociabilidad de los niños, tal y como apunta Lorenzo de Benito, director comercial de Toy R Us, que comercializa dos marcas distintas. Por el momento, las Rainbow Loom han sido designadas juguete del año 2014 en Estados Unidos, por delante de Lego y la consola Wii U de Nintendo. Mientras en España, fabricantes como Glop Games vislumbran ya la continuidad del producto, que aún está lejos de agotar su éxito, mediante la creación de aplicaciones para dispositivos móviles que permitan a los niños seguir tutoriales para aprender a realizar nuevos modelos. Al mismo tiempo, ya ha firmado un acuerdo con Disney para vincular su producto al otro fenómeno infantil del momento, Violetta.

Fuente: Cincodias.com (14/3/14)