La crisis de suministros obliga a ampliar los seguros de mercancías

Las imágenes de miles de contenedores varados en puertos se han convertido en habituales y las previsiones sobre cuando se solucionará el atasco, que amenaza la recuperación tras el Covid, no son nada tranquilizadoras.

Esta situación trastoca los planes de las empresas y sus coberturas de seguros de transportes de mercancías se están viendo alteradas.

Cuando una empresa suscribe una póliza de este tipo, contrata una cobertura adaptada a sus necesidades, pero sus necesidades han cambiado y ahora “se produce una acumulación de mercancía que puede quedar sin asegurar por la prolongación inusual de la estancia y las empresas buscan protección de daños para ella”, afirma José María Pedrosa, Director Marítimo Norte de Aon.

Los brókeres de seguros que intermedian este tipo de contratos reciben desde hace semanas muchas consultas de clientes para abordar la situación provocada por la ruptura de la cadena de suministros.

“En estos casos, la comunicación entre empresa y aseguradora es clave. Es necesario contar con la información adecuada para buscar soluciones”, señala José Ramón Morales, Country Manager, Spain & Portugal, de Axa XL.

La casuística es variada, explica el experto de Aon, una empresa puede tener una póliza que cubre el tránsito de su mercancía por 60 días, pero puede agotarse ese periodo y la mercancía todavía siguen en tránsito. Entonces habría que ampliar la cobertura.

Límites

También puede ser que la póliza original tenga un límite de embarque por valor, por ejemplo, de un millón de euros, pero con la situación actual, es posible que se supere esta cota en uno o varios momentos concretos para tratar de agilizar el envío de material. Si ocurre un siniestro y la carga supera este millón, el seguro no va a cubrir el excedente que no esté asegurado.

Por casos como estos, “las empresas están analizando su situación y modificando sus coberturas para estar protegidas”, apunta el directivo de Aon.

Las consultas que reciben los brókeres de seguros también piden información sobre la posible cobertura del perjuicio causado por la no recepción de la mercancía retenida.

“La cobertura de la responsabilidad civil por los daños derivados de este retraso está muy limitada, tiene muy poco recorrido”, afirma Javier Lugrís, director de Logística y Transporte de March RS, el bróker de seguros de Banca March. “Solo se podría activar si se demostrara que ha existido dolo en el retraso por parte de la naviera”, añade.

La excepción, afirma Lugrís son las mercancías perecederas, algo que también apunta Javier Casells, Manager de Marsh España en Marine & Energy.

“Los daños a las mercancías por retrasos están generalmente excluidos de las pólizas de mercancías. Aunque antes era posible encontrar aseguradoras que ofrecieran extensiones de cobertura para estos daños, aunque fuera de manera limitada y con sobreprimas, ahora es muy complejo conseguirlo, sobre todo para los bienes refrigerados, ya que lo que antes era una probabilidad ha pasado a ser casi una certeza en esta crisis mundial en la cadena de suministro”, dice Casells.

En España, el seguro de transportes tuvo el año pasado un volumen de primas de 270 millones. Mapfre es la que más negocio mueve con 146 millones y una cuota de mercado del 28%. Le siguen Generali y Allianz, ambas con 68 millones cada una y con una cuota de mercado del 13% en cada caso. Axa ingresó 23 millones y su filial XL 21 millones.

Con las dificultades generadas por la interrupción de la cadena de suministros llueve sobre mojado para las grandes empresas a la hora de suscribir coberturas de seguros para su actividad habitual.

Tras el estallido de la pandemia mundial, las aseguradoras han revisado sus precios y coberturas y han endurecido sus condiciones.

Esto, que técnicamente se conoce como mercado duro, complica mucho a las empresas la contratación de pólizas. Las complicaciones se hacen más visibles porque se producen después de casi una década en la que ha ocurrido todo lo contrario, ya que desde la anterior crisis financiera, los precios han evolucionado a la baja. En este entorno, trece empresas, siete del Ibex, buscan alternativas ante la falta de seguros, tanto en los mercados internacionales como en el español.

Fuente: expansion.com (10/11/21) pixabay.com

Sobre Tarraco 4398 artículos
Asesoría de empresas Gestoría Tarragona