La DGT desmiente un cambio en el etiquetado ambiental

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha hecho público un comunicado para desmentir las informaciones publicadas en algunos medios durante los últimos días, asegurando que iba a producirse un cambio en el etiquetado actual de los distintivos medioambientales de los vehículos que circulan en España.

La DGT asegura que no se encuentra en estudio ninguna modificación al respecto, calificando como «estable» la clasificación del parque de vehículos en base a sus emisiones contaminantes, negando por tanto lo adelantado por ciertos medios recientemente.

El organismo incluso llega a calificar como «noticias falsas y no contrastadas» estas informaciones, además de lamentar que los ciudadanos se hayan podido sentir perjudicados en su buena fe por estas noticias falsas.

Las publicaciones a las que se refiere la DGT han aparecido en la Prensa durante los últimos días, siempre sin hacer referencia a la fuente de procedencia de este supuesto cambio en el etiquetado. Asociadas también a un cambio en la fiscalidad del automóvil (con pago de un 7% del impuesto de matriculación para aquellos vehículos que superasen los 80 g/km de CO2 frente a la barrera de los 120 actuales sin tributación), varias informaciones pronosticaban que los híbridos enchufables, ahora catalogados como Cero, pasarían a estar etiquetados como Eco o una nueva calificación Eco Plus, con el consiguiente perjuicio para esta tecnología.

Del mismo modo, se aseguraba que aunque la medida no tendría efecto retroactivo para los coches ya matriculados, en caso de producirse una transferencia de propiedad sí se realizaría el reetiquetado correspondiente, con lo que los PHEV pasarían a tener una consideración mucho menos ventajosa.

 DGT

La DGT sale ahora al paso de estas conjeturas, que habían sido recibidas con preocupación por el sector por las consecuencias que podría tener en las ventas de vehículos por la incertidumbre generada. En todo caso, sí parece previsible que en el medio plazo puedan producirse modificaciones en este sentido, justificadas por la aparición de nuevas soluciones tecnológicas que deberán ser catalogadas con mayor precisión.

Es el caso, por ejemplo, de lo que ya ocurre con las nuevas motocicletas homologadas como Euro 5 (y que serán todas las comercializadas a partir del 1 de enero de 2021) que en la actualidad tienen el etiquetado C, en mismo que las Euro 4 cuando sus emisiones son significativamente inferiores. En el sentido contrario, asociaciones como la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ya han denunciado con anterioridad la incoherencia que automóviles de alta cilindra, prestaciones y consumo disfruten del etiquetado Eco o incluso Cero por contar con algún sistema de hibridación ligera o enchufable.

Fuente: Elpais.com (18/2/20) Pixabay.com