La Justicia anula las comprobaciones fiscales con datos de otras CCAA

controlEl Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha anulado las comprobaciones fiscales realizadas con datos de otras comunidades autónomas en el ámbito de los impuestos cedidos (ITP, AJD y Sucesiones y Donaciones).

El Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Madrid ya está aplicando la doctrina sentada por el Tribunal Supremo el 26 de noviembre de 2015, que anuló las comprobaciones fiscales realizadas con datos de otras comunidades autónomas, las llamados testigos. En una sentencia (nº 329, dictada el 31 de marzo de 2016), la Sección Novena del TSJ de Madrid reconoce un cambio de criterio respecto a sentencias anteriores y confirma la nulidad de las comprobaciones de valor efectuadas en el ámbito de los impuestos cedidos (ITP, AJD y Sucesiones y Donaciones), que utilizan los datos de otras transmisiones de inmuebles, cercanas en situación y/o fecha a la operación inmobiliaria comprobada.

Según el fallo, «el inmueble de autos no ha sido reconocido personalmente por el perito, ni se ha justificado la innecesaridad de dicha visita; no se justifica por el perito el estado de conservación del inmueble, ni sus calidades constructivas; no se razonan las circunstancias por las que se consideran semejantes los testigos utilizados, ni se aportan tales testigos, ni se precisa si en los testigos se reflejan valores declarados y/o comprobados administrativamente. En definitiva, y en debida aplicación de la doctrina jurisprudencial expuesta, debemos concluir que el informe de valoración aquí emitido por el perito de la Administración no se encuentra suficientemente motivado, ni individualizado, por lo que debe estimarse el presente recurso».

En el caso del contribuyente que juzga el tribunal, era la segunda valoración anulada y, por tanto, declara «la imposibilidad de proceder a una tercera valoración, debiendo estar al valor declarado».

Daniel de Francisco, asesor fiscal de Estudio Jurídico Almagro, señala que «el Gobierno autonómico tendrá que tomar buena nota y cambiar su estrategia, pues la panacea de los testigos explotada hasta ahora no resulta ya motivada para los tribunales».

Fuente: Expansión.com (15/4/16) Pixabay.com

Etiquetas: