La ley de residuos permitirá multar por fumar en la playa con hasta 2.000 euros

La ley de residuos que se vota este jueves en el Congreso no solo prohibirá los plásticos de un solo uso, como pajitas, bastoncillos o cubertería desechable. El borrador ha incorporado múltiples enmiendas durante su tramitación, que ahora deben obtener el visto bueno del Pleno, e incluyen el adiós al amianto en las edificaciones, un sistema de retorno de envases a las tiendas e incluso una cobertura legal para que los ayuntamientos prohíban fumar en la playa y multen por ello en base a la contaminación que generan las colillas.

La ley, que debería haber entrado en vigor en julio para cumplir con la directiva europea, ha recibido 742 enmiendas. Tras su paso por la Comisión para la Transición Ecológica

 del Congreso, el dictamen que se vota hoy en Pleno mantiene otros artículos como la obligación de ofrecer agua gratis en bares y restaurantes, el cobro por los envases plásticos de comida para llevar en 2023 o un impuesto al plástico. Un texto sobre el que votaron a favor PSOE y Unidas Podemos, PNV, Más País y Teruel Existe, mientras Vox y ERC votaron en contra. PP, Cs y Bildu se abstuvieron. Según explica el diputado del PP, José Ángel Alonso, los partidos de Gobierno han aprovechado para incluir medidas que penalizan a las empresas, pero la ley «es necesaria para cumplir con Europa y conseguir fondos europeos».

Guerra a los plásticos de un solo uso

La norma recoge, por primera vez, limitaciones a los plásticos de un solo uso. En concreto, el consumo (calculado en peso) deberá caer un 50% en 2026 y un 70% en 2030. Para ello, se aplican medidas muy diferentes. Por ejemplo, bares y restaurantes deberán ofrecer agua gratis para evitar el uso de la embotellada. Se prohíben algunos productos como las pajitas y, en otros casos, se fomentan las alternativas de materiales no plásticos. Para ello, también se empezará a cobrar por su uso, como es el caso de los recipientes de comida para llevar a partir del 1 de enero de 2023.

Sistemas para devolver envases por dinero

También se marcan objetivos para la recogida separada de botellas. En 2023, deberían recuperarse el 70% respecto al peso introducido en el mercado; y en 2027, el 85%. Si no se cumplen estos objetivos, el texto contempla que se implante a nivel nacional un sistema de depósito, devolución y retorno de botellas de plástico y otros envases.

Básicamente, consiste en que el productor cobra a sus clientes una cantidad por cada envase y los consumidores finales solo podrán recuperar el dinero si devuelven la botella o la lata a la tienda. «Es un sistema mucho más eficiente que el de los contenedores de colores, ha habido resistencias de ciertos lobbies económicos a que se implante en España, pero hemos conseguido que se implante», aseguró ayer el diputado de Podemos, Pablo Echenique. Otros grupos como Más País-Verdes Equo critican, sin embargo, que la creación de este sistema quede condicionado a que se cumplan los objetivos en años venideros.

Impuestos al plástico y canon de vertedero

De ser aprobada, la ley creará dos nuevos impuestos ‘verdes’: uno indirecto de 0,45 euros por kilogramo sobre los envases de plástico de un solo uso y un canon nacional de vertido. El primero, ampliamente criticado por el sector ya que supondrá más de 500 millones extra en gravámenes, entrará en vigor el 1 de enero de 2023, después de ser aprobada una enmienda del PP para dar una moratoria de un año a las empresas. El segundo extenderá un impuesto que ya tienen algunas comunidades al uso de los vertederos, dándole carácter nacional –previsiblemente se transferirá a las comunidades autónomas–, en un intento por suprimir el «turismo» de residuos.

Sin fumar para evitar la contaminación de colillas

Aunque en un texto anterior al que se debate hoy se hablaba directamente de prohibir fumar en las playas a partir de la entrada en vigor de la ley, la competencia de limpieza de estos espacios recae en los ayuntamientos. Por ello, el dictamen finalmente contempla que, a partir de la entrada en vigor de la norma, los ayuntamientos «podrán regular las limitaciones de fumar en las playas» para frenar la generación de basura dispersa en el medio marino.

La introducción de esta medida parte de una enmienda de Más País-Verdes Equo, aunque la última estrategia antitabaco del Gobierno ya recomendaba a los ayuntamientos impulsar las playas sin humo. Ahora el borrador llega incluso a fijar el carácter de las sanciones. Las multas podrán ser de hasta 2.000 euros.

Venta a granel en los comercios

Entre las nuevas medidas que se contemplan para evitar las plásticos desechables, el texto ha incorporado que, a más tardar el 1 de enero de 2023, los comercios minoristas de alimentación con al menos 400 metros cuadrados de superficie deberán destinar como mínimo un 20% de su zona de venta a productos a granel o con envases reutilizables. Además, los establecimientos de alimentación que vendan productos frescos o alimentos cocinados deberán aceptar que los consumidores lleven bolsas, táperes o botellas para llevárselos.

Retirada del amianto

Los ayuntamientos tendrán que elaborar un censo de instalaciones con amianto en el plazo de un año y tendrán que elaborar un calendario de retirada. Los lugares públicos con mayor riesgo para la población por contener amianto deberán estar gestionados antes de 2028..

Fuente: abc.es (23/12/21) pixabay.com

Sobre Tarraco 4380 artículos
Asesoría de empresas Gestoría Tarragona