Las cuotas colegiales se pueden deducir en el IRPF

Un abogado puede deducirse los gastos de colegiación en varias jurisdicciones

La Dirección General de Tributos (DGT) ha determinado que un abogado puede deducirse las cuotas satisfechas a colegios profesionales en diferentes jurisdicciones, siempre y cuando sea obligatorio este requisito en cada uno de los países en los que trabaje.

La consulta vinculante 0191-17, de 26 de enero de 2017, aclara el caso de un letrado que satisface cuotas por colegiación obligatoria tanto en España como en Italia, país en el que también percibe rentas por este trabajo. Estas rentas las integra en su declaración por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) en España, pero planteaba la duda de si también podía incluir los gastos de colegiación en el país transalpino.

Para resolver esta cuestión, la DGT echa mano del artículo 19 de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del IRPF y de modificación parcial de los impuestos sobre Sociedades, sobre la Renta de no Residentes y sobre el Patrimonio. Así, el punto 2, apartado d, señala que aplicarían “las cuotas satisfechas a sindicatos y colegios profesionales, cuando la colegiación tenga carácter obligatorio, en la parte que corresponda a los fines esenciales de estas instituciones, y con el límite que reglamentariamente se establezca”.

Así, esta deducibilidad tiene un límite de 500 euros anuales, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 10 del Reglamento del Impuesto, aprobado por el Real Decreto 439/2007, de 30 de marzo.

La deducción en el IRPF tendrá un límite anual de 500 euros según el reglamento del impuesto
La consulta de la DGT determina que sólo se aplicará  si la colegiación  es obligatoria.

Fuente: Expansion.com (14/3/17) Pixabay.com