Las nueve medidas que estudia el Gobierno para abaratar la sanidad

La presión de los mercados ha acelerado la reforma sanitaria del equipo de Rajoy. El Gobierno aprobará en dos semanas una restricción de servicios sanitarios y fármacos que conllevará recortes en varias partidas, según adelanta hoy Expansión en Orbyt.

Catálogo de fármacos Generalizar el llamado «cataloguiño gallego» propuesto por el presidente de la Xunta, Alberto Fernández Feijóo, que sólo permite recetar 34 principios activos salvo necesidad terapéutica, así como potenciar el uso de genéricos.

Desfinanciar medicamentos Desfinanciar los medicamentos de menos de tres euros y de uso recurrente para dolencias que no revisten gravedad, como los que contienen paracetamol.

El criterio de la efectividad Sanidad aboga por la desinversión parcial o completa de fármacos o procedimientos de escaso valor clínico.

Tope de financiación en tratamientos Restringir el acceso a urgencias o implantar fórmulas de ahorro como Reino Unido para financiar hasta 50.000 euros de los tratamientos más caros. Habrá restricciones en tratamientos de reproducción asistida. Las operaciones de cambio de sexo seguirán en la cartera de servicios, pero sólo en casos patológicos.

Colaboración público-privada Impulsar la colaboración público-privada –como Madrid, Castilla-La Mancha o Comunidad Valenciana–.

Central de compras Racionalizar los procesos logísticos e impulsar la central de compras y los servicios compartidos.

Coto al turismo sanitario Restringir el turismo sanitario, controlando a las personas de otros países que acuden a España para someterse a operaciones e intervenciones quirúrgicas.

Copago farmacéutico según renta Se pagará los medicamentos en función de la renta, pero respetando la confidencialidad de los datos fiscales.

Tarjeta única y receta electrónica Se implantará la receta electrónica y la tarjeta sanitaria única. Las CCAA podrán cobrar por renovar la tarjeta, como Galicia o Baleares, que piden 10 euros.

Fuente: Expansión (12/4/12)