Los futbolistas españoles, obligados a emigrar

La necesidad de ingresos de los clubes españoles y capacidad de pago de los equipos del resto de Europa hacen que los jugadores españoles hayan sido traspasados a otras ligas del Viejo Continente.

  • La temporada 2012-2013 ha comenzado este fin de semana marcada por un hecho insólito: la escasez de fichajes. Sin embargo, otro acontecimiento ha destacado por encima de la llegada de grandes estrellas del elenco futbolístico mundial a la Liga BBVA. Las ligas europeas se rifan a los jugadores nacionalesante la incapacidad de los equipos españoles para pujar en el mercado de fichajes por reconocidas figuras de nuestro campeonato.Los casos de Cazorla, Michu, Domínguez o Borja Valero, el casi seguro fichaje de Javi Martínez por parte del Bayern de Múnich, o incluso la contratación de David Silva por el Manchester City la temporada pasada por casi 29 millones de euros, son algunos ejemplos de la venta de talento nacional al resto de Europaante la influencia de la crisis económica de nuestro país en el mundo del fútbol.La Liga BBVA, ‘La mejor Liga del mundo’ reza el eslogan de su patrocinador, a tenor de las cifras no es tal en el ámbito económico. La Serie A italiana es el campeonato que más dinero ha invertido este verano en fichajes (214 millones), seguido de la Premier League inglesa (178 millones), la Bundesliga alemana(169 millones) y la League 1 de Francia (146 millones), de los que hay que destacar que 99 son únicamente inversiones del París Sanit-Germain. Para encontrar nuestro campeonato hay que remontarse al puesto 8º, por debajo incluso de ligas como la turca o la rusa. Los equipos de la Liga BBVA llevan gastados 41 millones de euros -salvo últimas incorporaciones-.

    Con estas pesquisas, es normal que los pudientes equipos europeos se fijen en las estrellas de la liga española para mejorar sus plantillas. Estas operaciones, que benefician en lo deportivo a los equipos que adquieren a estos deportistas, también benefician en lo económico a los clubes españoles de orígen que acusan la necesidad de ingresar dinero para hacer frente a sus deudas, que sólo con lo que deben a Hacienda suman más de 750 millones de euros.

    En busca de nuevas oportunidades

    Varios han sido los jugadores españoles que han optado por hacer las maletas e irse al extrajero para hacer las delicias de otros seguidores. Borja Valero fue el primero en tomar un avión este verano con destino a Florencia ante el descenso del Villarreal la pasada campaña. El submarino amarillo ingresó por su valuarte en el centro del campo siete millones de la Fiorentina.

    Álvaro Domínguez ha sido otro de los jugadores que este verano se ha cambiado de camiseta, en este caso para jugar en Alemania. El Borussia de Mönchengladbach pagó al Atlético de Madrid ocho millones para hacerse con los servicios del central colchonero.

    Vallecas gozó el año pasado de la calidad de su centrocampista Michu, que este año ya ha debuta en Inglaterra marcando dos goles con su nuevo equipo, el Swansea City, que pagó más de dos millones y medio por él.

    Pero sin duda, el fichaje español más sonado del verano ha sido el de Santi Cazorla por parte del Arsenal londinense. Los gunners se han hecho con los servicios de la estrella del Málaga por un precio que ronda los 19 millones de euros.

    Javi Martínez es otro de los jugadores que está a punto de salir del país, a falta de concretar un acuerdo entre el Athetic de Bilbao y el Bayern de Múnich por el precio del traspaso del jugador. La cifra que está en la palestra es de 40 millones, el precio de su claúsula de rescisión, lo que sería el fichaje que más dinero reportaría en este verano en la Liga BBVA.

    Fernando Llorente también está en la órbita de varios clubes extranjeros, el Arsenal inglés y la Juventus de Turín concretamente, que pretenden hacerse con sus servicios antes del cierre del mercado de fichajes el 31 de agosto. Si finalmente se lleva a cabo la operación y el jugador sale de Bilbao, el montante que recibirá el club de San Mamés podría rondar los 20 millones de euros.

    Austeridad en la Liga BBVA

    Los números no mienten y los de este verano en cuanto a adquisiciones por parte de los equipos españoles de Primera división han sufrido una contundente recesión. El gasto en fichajes de este año poco o nada tiene que ver con épocas pasadas, no tan lejanas, cuando el despilfarro reinaba en nuestro fútbol hasta llegar a gastar cerca de 500 millones en un sólo verano.

    Para demostrar los efectos de la crisis en el mundo del fútbol sólo hay que comparar los datos de este año con los de la temporada pasada, cuando se gastaron en verano entre los 20 clubes de Primera 358 millones de euros. En comparación con los cerca de 80 millones que se gastarán este año -contando con el fichaje de Alexandre Song Billong, último fichaje del F.C. Barcelona- el dato da que pensar.

    Los presupuestos de los equipos este año se han visto reducidos de forma considerable. No se salvan ni los dos grandes y eso que están a otro nivel. Los azulgranas dijeron al comienzo del mercado de fichajes que tenían 40 millones de presupuesto y el Real Madrid también ha bajado sus pretensiones económicas este año, aunque siempre está la opción de la chequera de Florentino Pérez. En cuanto al resto de equipos, su capacidad de inversión en fichajes se ve abocada a la cuantía de sus ingresos.

    El derroche y el gasto han dejado de ser la tónica general de los equipos de la Liga BBVA durante este mercado de fichajes. La austeridad en las cuentas del clubes ha sido la tónica general durante este verano.

Fuente: intereconomia.com (21/8/12)