Los ‘propietarios’ del VAR piden que se deje de usar de inmediato

El mundo del fútbol parece acostumbrarse a la presencia del VAR durante los partidos, pero ahora vuelve la polémica con la autoría del invento. A día de hoy, la FIFA es la dueña de la herramienta, pero varios reclaman su invención. El primero en denunciarlo fue Francisco López, que ya contó en 2017 a AS que registró su invento en 1999 bajo el nombre de El Fútbol del Siglo XXI. Pero ayer anunciaron un acuerdo Miguel Ángel Galán, que posee la propiedad industrial de la marca tras recibir una resolución favorable por parte de la Unión Europea frente a Mediarpo, y Antonio Ibáñez de Alba, que asegura ser el propietario intelectual de la herramienta y que la registró en 1995. Poco después denunció a Mario Conde por apropiación de patentes, una de ellas la del VAR. Los tres intentaron hacer un frente común contra FIFA, UEFA y RFEF, pero Ibáñez y Galán decidieron seguir el camino solo ellos dosFrancisco López, por su parte, mantiene su batalla en los juzgados contra FIFA y la RFEF acusándoles de plagio.

Ver vídeo / Transparencia máxima: el audio íntegro árbitro-VAR para decidir si Cavani ha de ser expulsado

Mientras, en el frente común de Ibáñez y Galán, reclaman conjuntamente ante Mediapro, Hawk-Eye, FIFA, UEFA y RFEF, entre otras federaciones de fútbol, el “cese inmediato de su uso”. Ambos, que dicen que mantendrán próximamente una reunión con la FIFA para intentar negociar “una solución amistosa y pactada para su uso”, anuncian que “van a requerir fehacientemente a todas las entidades que utilizan el VAR sin su consentimiento a fin de exigirle el cese inmediato en la utilización y advierten con solicitar acciones civiles o penales. El VAR sigue dando que hablar, ya sea dentro o fuera del campo.

No sería la primera vez que ambos han acudido a la justicia por el VAR. A principios de octubre, como ya contó AS, Miguel Ángel Galán (precandidatos a la Federación Madrileña y director de la escuela de entrenadores CENAFE) ganó la propiedad industrial de la marca Video-Assistant Referee, a Mediapro en la Oficina de la Propiedad Intelectual de la Unión Europea. Cuya resolución le adjudicó la posibilidad de explotar su marca registrada durante los diez próximos años.

Por otro lado, Antonio Ibáñez de Alba tiene la propiedad intelectual de la herramienta. El científico gaditano de la NASA fue contrato en 1995 por Mario Conde, e indignado por el codazo de Tassotti a Luis Enrique en el Mundial del 94, elaboró el informe preliminar de un sistema inteligente para asistencia en decisiones arbitrales. Se registró el 1 de septiembre de 1995. Aunque posteriormente Ibáñez acabaría denunciando a Conde, en la cárcel y embargado, por apropiación de patentes y como única vía para cobrar su trabajo.

Pero Ibáñez no es el único que lucha en los tribunales asegurando que el invento es suyo. En 2017, Francisco López, con papeles en mano, lo aseguró en este periódico. Acusa a FIFA y RFEF de plagio. El proyecto del que habla lo llamó ‘El Fútbol del Siglo XXI’, lo inscribió en el Registro General de la Propiedad Intelectual en 1999 y lo amplió en 2006. Francisco López espera que en breves resuelva un Juez sobre la demanda interpuesta ante la FIFA y la Federación.

Fuente: as.com (19/11/20 ) Pixabay.com