Los timos sobre coches más frecuentes

Con la crisis, los timos relacionados con los vehículos de ocasión, seguros o talleres se han disparado. Si no quiere tener un susto, le explicamos las situaciones más frecuentes, cómo detectarlas y qué hacer si sufre una de ellas. También analizamos, con la ayuda de expertos de la DGT, la Policía, la Guardia Civil y las asociaciones de automovilistas.

La necesidad de conseguir dinero rápido y con facilidad está provocando que cada vez más timadores intenten sacar provecho de la buena fe de muchos conductores. Según destacan los responsables de Policía Judicial de la Guardia Civil, «para timar a través de Internet, por ejemplo, en la venta de un coche inexistente, no hacen falta demasiados medios, ya que basta con poner un ‘anuncio gancho’.

De hecho, las estafas en la compraventa de automóviles se han incrementado un 20% en los dos últimos años. Según las autoridades, lo mejor para evitar disgustos es desconfiar de precios de venta inverosímiles, personas desconocidas que nos ofrecen un ‘negocio redondo’…

Los timos más frecuentes a través de Internet

1.- Le venden un coche que no existe

En qué consiste: se trata de supuestos particulares o profesionales que ponen anuncios de venta de coches, en webs de Internet, a precios de chollo -hasta un 60% por debajo de su valor de mercado-. Tras contactar con ellos, le piden que les envíe una señal -entre 200 y 3.000 euros- para reservárselo y, en cuanto lo hace, desaparecen con su dinero, sin que los pueda localizar.

Cómo detectarlo: tras pedir información al vendedor del coche, recibirá un correo electrónico similar a este: «el coche está como nuevo en condiciones perfectas. Soy de Londres, Inglaterra y el coche se localizan aquí. Compré el coche de España y todavía esta matrícula de España. Yo lo tengo que vender porque he retrocedido a RU y a lo bastante deberá manejar duramente un coche europeo con el wheel de conducción en el lado izquierdo. El último precio incluye el envío y el seguro. No hay necesidad para mí venir a cerrar allí el trato en la persona porque hay muchas compañías del envío que pueden manejar esta clase de situaciones. En caso de que usted sea interesado todavía permitió por favor que mí saber que la dirección donde usted quiere que ser entregado para que la compañía del envío pueda calcular el coste total».

Cómo evitarlo: nunca envíe dinero por adelantado sin ver y probar el coche antes. Si detecta algo sospechoso -por ejemplo, que el vendedor no le facilita su móvil y sólo puede contactar con él vía email-, descarte la compra.

Qué hacer si le pasa: es difícil recuperar el dinero -muchos delincuentes viven fuera de España- aunque, en los últimos años, gracias a la colaboración entre policías europeas, se ha atrapado a muchos de ellos. Por supuesto, si el timador vive en España, hay más posibilidades de ‘cazarlo’. Por eso, es fundamental que denuncie su caso a la Policía y a la Guardia Civil.

2.- El falso cheque

En qué consiste: pone su coche a la venta en una o varias web de anuncios, un supuesto comprador contacta con usted por email, expresa su interés en comprar el vehículo y comenta que le enviará una señal mediante un cheque bancario. Cuando le llega la señal, se da cuenta de que la cantidad es superior a la acordada. El ‘comprador’ reconoce su error y ñe pide que le ingrese en una cuenta de un banco la diferencia. Una vez que el vendedor transfiere la cantidad, comprueba que el cheque… ¡No tiene fondos!

Cómo detectarlo: lo habitual es que le resulte imposible hablar por teléfono con el supuesto comprador -toda la comunicación es por email-. Además, siempre que reciba un cheque como pago, desconfíe.

Cómo evitarlo: siempre que reciba un cheque como pago, compruebe su autenticidad y que está asociado a una cuenta con fondos en la entidad bancaria correspondiente.

Qué hacer si le pasa: Resulta casi imposible recuperar el dinero que le haya enviado al supuesto comprador, salvo que su banco sea capaz de recuperar la transferencia -se puede hacer durante las primeras 48 o 72 horas-. De cualquier forma, denuncie su caso a la Guardia Civil y a la Policía Nacional.

3.- El timo del intermediario

En qué consiste: una supuesta empresa le ofrece coches de ocasión muy baratos a la venta en países extranjeros -generalmente Inglaterra-, explicándole que es una intermediaria y que, si le interesa un vehículo en concreto, puede realizar un pago en concepto de reserva. El problema es que, una vez abonada la cantidad, la empresa ya no da señales de vida.

Cómo detectarlo: recibirá un correo similar a este: «Buenos días, somos una empresa que se dedica a vender coches que no pueden ser conducidos en UK -tienen el volante a la parte izquierda- . La compraventa se va realizar sólo mediante un agente que trabaja para la web Segundamano.es y va a ser legalizada en frente de un notario. Nuestra colaboración con la empresa de Segundamano es pensada especialmente para evitar los fraudes».

Cómo evitarlo: huya de los precios chollo, es decir, que estén muy por debajo del de mercado. Además, desconfíe de intermediarios que no le faciliten su teléfono para poder hablar con ellos directamente y, sobre todo, de respuestas redactadas con faltas de ortografía y de sintaxis. También es recomendable que escriba el nombre de la empresa -o vendedor- en buscadores de Internet como Google, ya que muchas veces otros estafados han dejado constancia de ello y le servirá para descartar la compra.

Qué hacer si le pasa: denuncie su caso a la Policía Nacional y a la Guardia Civil. Investigarán si el mismo delincuente ha estafado a otros usuarios e intentarán detenerle y recuperar su dinero.

4.- Falsificación de documentación

En qué consiste: al poner su coche a la venta, un supuesto comprador le pide que le envíe una fotocopia de la documentación del vehículo para comprobar algunos datos -fecha de matriculación, si ha superado la ITV…-. Tras mandársela, desaparece y falsifica sus datos para apropiarse de otros vehículos o utilizar su documentación para encubrir el robo de otro coche.

Cómo detectarlo: recibirá un e-mail con un texto similar a éste: «Una persona se ha interesado por tu anuncio -pone la marca y modelo de su coche, además de facilitarle el nombre de la persona interesada y su email-. Hola, necesito que me envíes por e-mail un escaneo del permiso de circulación, ficha técnica, ficha ITV y del seguro. El equipo de Segundamano.es» -el timador firma como si trabajara en la web -.

Cómo evitarlo: jamás envíe un documento personal a nadie -ni por Internet, ni por correo postal-, aunque el supuesto vendedor parezca simpático e, incluso, le ofrezca más dinero del esperado por el coche. Si lo hace, usarán la documentación para cometer otras estafas. Por eso, si intentan timarle, deje el email sospechoso en los foros más conocidos del automóvil -forocoches.com, portalcoches.net…- para alertar a otros usuarios y que lo puedan evitar.

Qué hacer si le pasa: al estar sus datos en Internet, deberá soportar, durante años, que sean usados por todo tipo de timadores -una vez enviado un documento desde su ordenador, es muy complicado frenar su difusión-. Denúncielo a la Guardia Civil y Policía Nacional para que vigilen que otro coche no use esa documentación. Si detienen al timador, le podrás denunciar por usurpación de identidad, falsedad documental.

En conclusión

1.- Nunca pague una señal por un coche que no haya visto físicamente.

2.- Desconfíe de servicios de envío de dinero como Western Union, MoneyGram o Bidpay: no pueden garantizarle que la persona que recibe el dinero no es un estafador. Mejor opte por una transacción a través de su banco de siempre.

3.- No acepte cheques bancarios del extranjero.

4.- Nunca envíe por correo electrónico fotocopias del permiso de circulación del vehículo o de la tarjeta de Inspección Técnica -ITV-. Podrían usarse para anunciar su coche en Internet y así facilitar un fraude.

Los timos más habituales en la calle

5.- El timo del falso policía

En qué consiste: se trata de bandas organizadas que, haciéndose pasar por policías o guardias civiles, dan el alto a conductores -sobre todo, a turistas en carretera- y, distrayéndoles, les roban las maletas e, incluso, el coche.

Cómo evitarlo: antes de detener su vehículo, compruebe visualmente que los supuestos agentes llevan el uniforme reglamentario y el chaleco reflectante.

Cómo detectarlo: generalmente, este tipo de delito se produce en autopistas y los falsos policías suelen parar a turistas extranjeros. Precisamente, estas bandas suelen estar formadas por ciudadanos extranjeros, por lo que el primer signo de que son falsos policías es que no hablan castellano de forma fluida y correcta.

Qué hacer si le pasa: según comentan fuentes de la Guardia Civil, es importante que si un coche de la Policía le da el alto, antes de parar se fije en elementos habituales de los vehículos patrulla camuflados -por ejemplo, siempre tienen una emisora colocada en el salpicadero-. En caso de que haya parado, la Guardia Civil recomienda no oponer resistencia, ya que estos criminales suelen ser muy violentos -lo habitual es que vayan armados-.

6.- Le venden un coche y resulta que es robado

En qué consiste: compra un vehículo a un particular o en un compraventa y, pocos meses después, la Policía le informa de que se trata de un vehículo robado.

Cómo detectarlo: si le ofrecen un coche de ocasión a un precio muy por debajo de su coste de mercado. Además, en cualquier jefatura de la DGT puede informarse -por ocho euros-, facilitando su matrícula, si ese vehículo consta como robado.

Cómo evitarlo: antes de comprar un coche, infórmese de quien -o quiénes- era el anterior propietario en cualquier jefatura de la DGT -le facilitarán un informe por ocho euros- y preste atención a que el número de chasis del vehículo no presente evidencias de haberse modificado -por ejemplo, que tenga muescas o no se vea de forma clara-.

Qué hacer si le pasa: hasta que se aclaren los hechos, el juez puede requisarle el coche y dejarlo a disposición judicial a la espera del juicio en contra el vendedor. ¿Lo importante? Denunciar a la persona que se lo vendió y reclamarle lo abonado, ya que el anterior propietario del vehículo solicitará que se lo devuelvan -si le indemnizó la aseguradora, se lo quedará ésta-.

7.- La estafa del cuentakilómetros retocado

En qué consiste: un timador confiesa cómo lo hace; le contamos su ‘paso a paso’, aunque hemos omitido su nombre real, para garantizar su anonimato. «Mi nombre es Swindler. Desde hace tres años soy compraventa de coches de importación y estafo, en España, a mis clientes vendiendo los vehículos que traigo de Alemania con el cuentakilómetros manipulado para que sean más interesantes y, de paso, sacarme más dinero. Así es como gano 10.000 euros… ¡En menos de diez días!».

Cómo detectarlo: Según Miguel García, asesor técnico de Autofácil, «para un particular resulta casi imposible conocer -si no tiene una máquina de diagnosis- qué coches tienen el cuentakilómetros manipulado. Además, es complicado que la propia marca tenga el historial del vehículo, pues les pierden la pista en cuanto se acaba la garantía, ya que los dueños optan por llevarlos a talleres independientes, de mecánica rápida…». Sin embargo, hay ciertos detalles que nos pueden ayudar a saber si un coche tiene más kilómetros de lo que nos dicen: por ejemplo, un vehículo con menos de 60.000 kilómetros no debería tener síntomas de desgaste en los pedales -sobre todo, el embrague y el freno-, la moqueta, el pomo del cambio o el volante. Además, fíjese en la intensidad de iluminación de elementos como la instrumentación, mandos de la climatización… Con el uso, estos elementos suelen perder claridad, parpadean…

Cómo evitarlo: 1) Antes de formalizar una reserva o abonar la totalidad del precio del vehículo, llévelo a un taller que disponga de equipos de diagnosis de última generación -los encontrará, sobre todo, en los talleres oficiales de la marca-. Normalmente, con ellos se pueden detectar los kilómetros reales que tiene el coche a través de la centralita, pues la cifra real siempre queda registrada, por mucho que se truque el número que indica el cuentakilómetros. 2) Si dispone del libro de mantenimiento sellado, coteje sus datos con los que le ofrezca, por teléfono, el taller donde el coche ha pasado las revisiones. Ante el más mínimo indicio de que al vehículo se le han bajado los kilómetros, descarte la compra.

Qué hacer si le pasa: denuncie a la empresa que le vendió el coche a Consumo y también por la vía civil. Si es un particular, deberá denunciarlo a la Policía o a la Guardia Civil por un delito de estafa y acudir a los tribunales. En ambos casos, deberá exigir la devolución de lo pagado por el vehículo o, al menos, una compensación por los kilómetros que le han quitado.

Fundamental: es vital que disponga de pruebas concretas de que el cuentakilómetros ha sido retocado -por ejemplo, de un taller que hiciera al coche una revisión anterior-. Además, intente negociar con el vendedor. En muchos casos, ante el miedo de ser condenado a prisión -este delito se castiga hasta con dos años de cárcel- accederá a compensarle. Sin embargo, para denunciar por un delito de estafa deberá demostrar que ha sido el vendedor el que manipuló el cuentakilómetros con intención de engañar, lo que resulta complicado. Por eso, lo más fácil es, simplemente, solicitar una compensación por haberte vendido un coche con unos kilómetros que no eran los reales.

8.- El IVA en los vehículos de importación

En qué consiste: se trata de importar coches de otros países y venderlos en España sin pagar ningún tipo de impuesto. Esto permite ofertarlos a un precio muy bajo e irreal, ya que no han pagado el 28% de impuestos que les correspondería.

Cómo detectarlo: desconfíe de coches importados con un precio hasta un 30% inferior a su tarifa normal de mercado.

Cómo evitarlo: siempre que adquiera un coche, nuevo o usado, pida una factura desglosada en la que venga detallado cada concepto. Además, asegúrese en cualquier Jefatura de Tráfico de que el vehículo no tiene cargas económicas -por ejemplo, porque le falten por pagar impuestos-.

Qué hacer si le pasa: Hacienda reclamará el pago del IVA a la empresa que ha dejado de pagarlo -al importarlo-, no al particular que lo compró, siempre que justifique que ha abonado el IVA correspondiente -viene detallado en la factura de adquisición del vehículo-.

9.- El timo del crédito impagado

En qué consiste: el delincuente compra un vehículo financiándolo y, antes de 24 horas, lo vende -estafando al comprador-. Entonces, cuando el comprador intenta registrar la operación en Tráfico, no puede porque el vehículo tiene una reserva de dominio -ese bien aparece con una deuda pendiente-. De esta forma, el timador se fuga con lo obtenido por la venta y deja de pagar el préstamo.

Cómo detectarlo: resulta muy complicado ya que el propio delincuente lo compró el día anterior. Por eso, antes de adquirir un coche usado, consulte su historial en cualquier Jefatura de la DGT -cuesta ocho euros en tasas e indica, entre otras cosas, los cambios de titular del vehículo-. Si tiene una reserva de dominio, no podrá ponerlo a tu nombre.

Cómo evitarlo: si un particular le vende un coche casi nuevo y sin apenas kilómetros debe asegurarse de que no se ha manipulado el cuentakilómetros, pedir el libro de garantía y el informe de titularidad en la Jefatura de Tráfico para conocer el nombre del comprador, las características del vehículo y si tiene alguna carga.

Qué hacer si le pasa: tendrá que recurrir a los tribunales, ya que habrá comprado un coche que se dio en garantía de préstamo a su primer propietario -el estafador-. Como éste dejó de pagar el crédito, la financiera reclamará el coche -lo que se llama ‘tercería de dominio’-, y un tribunal decidirá sobre su propiedad un tribunal.

10.- El timo del falso robo

En qué consiste: según los responsables de la Policía Judicial de Guardia Civil, se trata de uno de los ‘modus operandi’ más usados para estafar a las aseguradoras. El método es sencillo: el estafador y el propietario del coche llegan a un acuerdo por el que el timador se traslada con el vehículo a un país extracomunitario y, desde allí, llama al propietario para informarle de que ha llegado. Así, éste denuncia el robo, cobra de la compañía de seguros y le da un porcentaje previamente pactado al supuesto ‘ladrón’.

Cómo detectarlo: La Policía examina a conciencia cualquier coche de lujo que pasa por las aduanas, buscando un perfil de modelo y conductor. Si lo encuentra, antes de dejarle pasar, investiga la procedencia del vehículo.

Cómo evitarlo: jamás aceptes este trato; si le pilla la Policía le acusarán de estafa, con un castigo estipulado de hasta seis años de prisión.

Qué hacer si le pasa: su compañía de seguros le acusará de estafa; contrate un buen abogado.

Timos en el taller

11.- El timo del falso vendedor de seguros

En qué consiste: contrata y paga una póliza que nunca se da de alta a través de un supuesto corredor de seguros.

Cómo detectarlo: cuando contrates un seguro, lea bien el contrato y llame a la compañía para comprobar que está activa bajo las condiciones contratadas.

Cómo evitarlo: contrate siempre el seguro con empresas de fiabilidad contrastada, con las que puedas hablar por teléfono -si tienen oficinas, mejor-. Huya de las aseguradoras cuyo precio esté muy por debajo del coste de mercado, ya que probablemente son una estafa.

Qué hacer si le pasa: hasta que se dé cuenta de que le han estafado, la Guardia Civil o Policía Municipal le multará por circular, sin seguro, hasta con 1.500 euros. Además, si sufriera un accidente, tendría que pagar los daños ocasionados, tanto materiales como personales. Por eso, en cuanto tenga constancia de ello, denunce al vendedor del seguro a la Policía por estafa e, incluso, interponga una demanda judicial por la vía civil para reclamar daños y perjuicios.

12.- El taller no le cobra el IVA

En qué consiste: algunos talleres ofrecen a sus clientes el cobro de servicios de mantenimiento y reparación sin factura para que no paguen el IVA.

Qué le puede pasar: que el cliente no pague el IVA es una conducta poco ética pero no sancionable. Eso sí, recuerde que las reparaciones sin factura no tienen derecho a garantía alguna -lo habitual en los talleres es de 2.000 km o tres meses, salvo que las piezas ofrezcan los dos años habituales de la Ley de Consumo-.

Qué pasa si tiene una avería: no podrá reclamar, salvo que consiga que el taller quiera asumir la reparación. La Ley de Garantías exige que el usuario pueda demostrar con un ticket o factura haber pagado el servicio o producto.

13.- El timo de las piezas usadas

En qué consiste: en un taller le ponen piezas ya usadas para arreglar su coche y se las cobran como si fueran nuevas sin avisarle.

Cómo detectarlo: cuando recoja el coche tiene derecho a ver la factura del taller por la compra de los recambios que han puesto en su vehículo. Si no se la quieren enseñar, sospeche.

Cómo evitarlo:1) Antes de dejar el coche en el taller, exija un presupuesto previo y nunca firme una autorización para que le arreglen el vehículo sin conocer, por escrito, el coste del servicio -horas de trabajo- y las piezas. Eso sí, recuerde que, si finalmente no deja el coche, tienen derecho a cobrarle el tiempo empleado en la elaboración del presupuesto. 2) Cuando le cambien una pieza, exija el embalaje de la nueva que le han colocado y el repuesto retirado -es un derecho del consumidor-.

Qué hacer si le pasa: recuerda, por Ley, que el taller no puede instalar piezas usadas sin el consentimiento -por escrito- del cliente. Si un taller le coloca repuestos de segunda mano a precio de nuevos sin tu autorización, deje constancia de ello en la hoja de reclamaciones y, además, denuncie el caso ante la Policía por estafa. Recuerde que, en el caso de un taller oficial, puede reclamar al departamento de atención al cliente de la marca, que investigará si le han engañado… y le compensará.

14.- El timo de las piezas falsamente rotas

En qué consiste: el taller le propone un timo al seguro a un cliente de confianza. Se trata de cambiarle varias piezas a su coche, en buen estado, por otras rotas. Éstas pertenecen a un modelo igual, incluso en el color. Posteriormente, el propietario del coche da parte a la aseguradora del supuesto siniestro. Cuando ésta paga el arreglo, el taller vuelve a colocar las piezas originales y ambos -taller y propietario del coche- se reparten lo pagado por la compañía.

Qué hacer si le pasa: contrate a un abogado, ya que le demandarán por un delito de estafa penado hasta con seis años de prisión.

15.- El timo de las averías inexistentes

En qué consiste: el ‘modus operandi’ de este timo es fácil: el usuario deja su coche en el taller para reparar un golpe, cubierto por su seguro… y, antes de que lo vea el perito, el taller aumenta los desperfectos del vehículo. De esta forma, el taller engrosa su factura final.

Cómo detectarlo: cuando dejes el coche en el taller, rellene usted mismo el parte del seguro -no se lo deje a los responsables del taller-. Además, tras la reparación, pida siempre a su seguro -también puede hacerlo en el taller- el parte firmado por el perito para ver que no hay daños que usted no notificó. Si detecta algo inusual, comuníquelo directamente a la compañía.

Fuente: Eleconomista.es (11/12/12)

Sobre Tarraco 4392 artículos
Asesoría de empresas Gestoría Tarragona

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.