Más ayudas para comprar coches: también habrá dinero para motos

coche-dineroEl Gobierno apruebó este viernes el plan PIVE 4, dotado con 70 millones de euros en ayudas.

Como novedad de la cuarta edición del PIVE, que además de los 1.000 euros (más 1.000 de descuento de la marca) también contempla ayudas de hasta 3.000 euros para las familias numerosas, el Gobierno ha dedicado un apartado especial para personas con movilidad reducida que precisen de un automóvil adaptado, quienes también podrán obtener el máximo de 3.000 euros por vehículo.

En cuanto a la ampliación del Plan PIMA Aire, se extiende el plazo de vigor más allá del 31 de diciembre establecido inicialmente hasta el fin de existencias. De los 38 millones de euros comprometidos en un principio, sólo se han consumido un total de 18 hasta el momento, de modo que los remanentes a partir de ahora irán destinados a incentivar tanto la compra de vehículos comerciales como la adquisición de automóviles por parte de particulares.

Además, el Gobierno ha dado luz verde al cumplimiento de una exigencia del sector de la producción de motocicletas y ciclomotores con la aprobación de ayudas a la compra de vehículos de dos ruedas, incluidas las bicicletas, que sean propulsados por energía eléctrica. El Estado dará entre 150 y 300 euros de ayudas a los interesados, mientras que los vendedores deberán contribuir también con un mínimo de 150 euros sobre el precio inicial.

Las asociaciones patronales aplauden las medidas  

La patronal de fabricantes de coches Anfac destaca el efecto multiplicador del sector del automóvil, y cifra en 1.500 millones de euros la aportación a la recaudación fiscal del conjunto de los planes PIVE y PIMA Aire. Asimismo, Anfac destaca que ambos programas de incentivos han contribuido a achatarrar cerca de 400.000 vehículos. Desde el punto de vista de la eficiencia energética, generan un ahorro de 190 millones de litros de carburante, que equivale a 266 millones de euros.

El PIMA Aire ha cumplido su primer objetivo con la renovación de 15.000 furgonetas y la retirada de la circulación de otros tantos vehículos comerciales más contaminantes. Ahora, con su extensión a los particulares, se acelerará la renovación del «envejecido» parque automovilístico, según Anfac.

Desde la Asociación valoraron el «extraordinario esfuerzo inversor» que se está realizando desde el Gobierno, y que está contribuyendo a que España se convierta en un polo de atracción de nuevas inversiones productivas.
Mientras, el presidente de la Federación de Asociaciones de Concesionarios de Automoción (Faconauto), Jaume Roura, ha alabado la decisión del Gobierno de ampliar los planes PIVE y PIMA Aire y afirmó que las incentivos a la compra de vehículos se deberían mantener hasta que se recuperen niveles comerciales «normales», con un volumen de 1,2 millones de unidades anuales.

En declaraciones a Europa Press, Roura indicó que no hay estar analizando el momento en el que se dejarán de lanzar programas para incentivar las ventas de vehículos, sino que hay que aprovecharlos para impulsar el mercado del automóvil, del que dependen muchos empleos. «Que duren lo que tengan que durar, hasta que se recupere la normalidad del mercado», añadió, al tiempo que manifestó que todo volumen anual por debajo de un millón de unidades «es deficitario» y apuntó que una cifra de 1,2 millones de unidades se amoldaría a la realidad del país.

Fuente: Eleconomista.es (28/10/13)