Port Aventura juega y gana

Shambhala, la nueva montaña rusa del parque temático Port Aventura, no sabe de loops imposibles como su hermano mayor, el Dragon Khan. Se limita a una serie de subidas y bajadas; unas más suaves, otras más pronunciadas. Además de recordar las expediciones al Himalaya, como pretende su ambientación, la nueva atracción sería una buena forma de explicar la economía y sus ciclos. Incluso, uno de sus tramos podría convertirse en una alegoría del momento actual: cuando sus vagones se precipitan desde los 78 metros de altura se ponen a 134 kilómetros por hora y empiezan a escucharse los gritos de desahogo de sus pasajeros, hasta que se los come un túnel.

Shambhala no es solo una nueva atracción. Es también el nuevo símbolo de la excepción de los parques temáticos en España. Port Aventura es el único con un crecimiento continuado en volumen de ingresos y, sobre todo, en rentabilidad. A falta de que el consejo de administración de la empresa apruebe las cuentas definitivas, La Caixa, uno de los dos accionistas del parque junto a Investindustrial, prevé un beneficio neto de 26,4 millones de euros en 2011. Fuentes del parque admiten que la cifra final no diferirá mucho de esa estimación, lo que permitirá más que duplicar los 12 millones de euros del ejercicio anterior e intensificar el alza iniciada en 2005.

Es el único parque temático con un crecimiento continuado en volumen de ingresos y, sobre todo, en rentabilidad

Port Aventura va de subida y empieza a amortizar inversiones. El tiempo dirá hasta cuándo, pero todo apunta a que el parque, inaugurado en 1995, recoge las mieles del éxito tras conseguir reinventarse en centro de vacaciones. Tras una ligera caída en 2010, el pasado año el recinto ganó medio millón de visitantes y se encaramó a los 3,7 millones. Absorbe el grueso de los cinco millones de personas que pisan cada año uno de los cinco parques temáticos españoles. Y lo ha logrado desestacionalizando la oferta de espectáculos y la captación de potenciales clientes. Empezó abriendo solo en verano y ahora se limita a cerrar apenas dos meses al año. Captaba a jóvenes y ha conseguido atraer a familias y turistas de negocios.

Pero la clave de Port Aventura, además de ser el primero en abrir sus puertas y convertirse en la referencia del sector en España, ha ido de la mano de la inauguración de sus hoteles y del centro de convenciones. «Solo la venta de entradas del parque no da para rentabilizar el negocio de un parque temático», asegura el profesor de Esade Josep Francesc Valls. Hace unas semanas, el director general de Port Aventura, Fernando Aldecoa, abonaba esa tesis al afirmar que el 30% de la facturación del resort proviene del negocio que generan los establecimientos hoteleros y los eventos que se celebran en el centro de convenciones, abierto en 2009. La ocupación de los hoteles, con una oferta conjunta de 2.000 camas, creció el pasado año un 5,4%, hasta las 297.000 pernoctaciones.

La clave del parque ha ido de la mano de la inauguración de sus hoteles y del centro de convenciones

El otro hecho diferencial de Port Aventura respecto a sus competidores españoles es la gran afluencia de visitantes extranjeros. Con playa propia y cerca de la zona turística de la Costa Dorada, el parque se está beneficiando del turismo británico, francés y ruso que llega a Tarragona y que encuentra en el parque un complemento a sus demandas de playa y sol. Los extranjeros copan el 30% de las visitas, y la dirección del parque se ha puesto como objetivo que ese porcentaje alcance el 40% en los próximos cuatro años.

El mercado ruso ganará peso, pero también se están intensificando las campañas de captación en Alemania, Italia y el Benelux. Ese protagonismo foráneo sirve para marcar distancias entre el modelo del recinto de Vila-seca y Salou y el imperante en EE UU, donde los operadores intentan ante todo fidelizar a su población local para que no tarden mucho tiempo en volver a sus instalaciones.

El protagonismo foráneo sirve para marcar distancias entre el modelo del recinto catalán y el imperante en EE UU, donde intentan fidelizar ante todo a su población local

Esa diferencia, no obstante, no evita que los gestores del parque intenten también atar en corto el que consideran su mercado local: todo aquel que entra en el triángulo Barcelona-Valencia-Zaragoza, según explica el profesor del IESE Luis María Huete, el primero que elaboró un estudio sobre el parque. Aldecoa no esconde la necesidad de mimar lo que denomina el «efecto repetición». Si con la oferta hotelera y la apertura del parque acuático se buscaba que los clientes pasaran más tiempo en el parque, las continuas inversiones en nuevas atracciones han sido el gran gancho para conseguir la repetición de visitas y continuar incrementando el volumen de clientes. «Cada uno o dos años hay que dar novedades», afirmaba Aldecoa, tras cuantificar en 675 millones la inversión total que han desembolsado desde su apertura los accionistas de Port Aventura. Para el plan de inversiones 2010-2014 se estimaban 80 millones de euros. Shambhala ha absorbido 25 millones de esas inversiones.

Aldecoa estima que cada nueva atracción puede ofrecer a un parque temático unos 200.000 nuevos visitantes. En los próximos años se seguirá reforzando tanto el parque temático como el acuático con esa idea. E incluso se podría ampliar la capacidad hotelera. El objetivo: conseguir en un plazo de dos o tres años los cuatro millones de visitantes y escapar rápido, como Shambhala, de ese oscuro túnel que es hoy la recesión.

Fuente: Elpais.com (20/05/2012)

BARCELONA WORLD

En una rueda de prensa celebrada el 7/9/12 en el Palau de la Generalitat,  el conseller Mas-Colell bautizó el proyecto que sustituirá  a Eurovegas como Barcelona World, «un proyecto ambicioso que  permite incidir en la política de inversiones y desarrollo territorial iniciada  en la zona hace tiempo», ha destacado. De esta forma, «Queremos afianzarnos como  una gran capital del turismo a nivel mundial y por eso llevará el nombre de  Barcelona», ha explicado el conseller.

El proyecto anunciado por el Govern para sustituir el  macrocomplejo de juego y turismo de la empresa Las Vegas Sands, de Sheldon  Adelson, es producto del acuerdo entre la Generalitat, La Caixa y la empresa  brasileña, Veremonte, propiedad de Enrique  Bañuelos, una de las cien personas más ricas del mundo según la revista  ‘Forbes’. Se crearán 6 parques temáticos con  espacio destinados al juego, pero no será como la inversión prevista para Eurovegas.  De hecho es incompatible con el proyecto de Las Vegas Sands, que entre sus  condiciones pedía la congelación de nuevas licencias, según ha destacado el  conseller de Economía.

El mejor proyecto del sur de Europa

El titular económico de la Generalitat señaló que se trata del «mejor  proyecto del sur de Europa pero con más ambición», ha querido destacar.  Además, «tenemos los terrenos preparados a disposición del promotor», ha  destacado el representante de La Caixa, propietaria de los terrenos destinados a  construir el complejo turístico.

Por su parte, el conseller de Empresa i Ocupació, Francesc Xavier Mena, ha  calificado de «diamante en bruto» el territorio en el que se construirá este  proyecto multimillonario. «Es uno de los principales proyectos de inversión  que se llevarán a cabo en Europa y en todo el mundo, con resorts integrados de  turismo familiar y deportivo, que posicionará al área y a Catalunya como líder  turístico europeo y uno de los mejores del mundo», ha dicho Mena. Por su  parte, Xavier Adserà, consejero delegado de Veremonte, ha  asegurado que «es difícil encontrar en el mundo un proyecto mejor que éste».

Seis áreas temáticas

La zona donde se ubicará Barcelona World contiene unas 826  hectáreas, de las cuales 200 están ocupadas ya por Port Aventura. Xavier  Adserá, ha calculado la inversión en 6.000 millones de dólares (unos 4.700  millones de euros) para un proyecto de seis complejos turísticos tematizados. Lo  que se pretende es recrear seis zonas del mundo Europa, EE.UU. Rusia, China,  Brasil e India

Adserá, calcula que el macrocomplejo ocupará 1.5 millones de metros  cuadrados, tendrá 12.000 habitaciones y seis hoteles (2.000 habitaciones por  hotel). El empresario ha calculado que producirá unos 20.000 puestos de trabajo  directos y ha valorado la elección de los terrenos por su proximidad con  Barcelona, con el aeropuerto de Reus, el hecho de disponer de una estación de  tren propia, acceso directo a la AP-2 y la proximidad de los puertos. Por  descontado, el clima de la zona ha sido importante para los promotores. Así, «se  hace difícil encontrar un lugar en el mundo mejor para ubicar el proyecto», ha  destacado el conseller de Territori, Lluís Recoder.

Los terrenos están preparados

Entre las ventajas de Barcelona World antes de  construirse, se encuentra el hecho de que los terrenos ya cuenta con las  infraestructuras y los servicios necesarios (luz, agua…) que tanto  cuestan de hacer en los terrenos vírgenes. Además, la zona ya cuenta con  tres campos de golf funcionando, playa, piscinas, zonas deportivas y la  proximidad de una realidad de éxito como Port Aventura, que recibe unos 4  millones de visitantes al año.  Cada una de las seis zonas, que estarán  interconectadas, tendrá hoteles temáticos, tiendas, teatro, centros de  convenciones, casinos, oficinas y servicios.

Veremonte calcula que se podrá inaugurar a finales de 2016, pero todo depende  del periodo de solicitud de permisos. Además, se espera que los visitantes  anuales superen los 10 millones al año y consideran que el visitante responderá  al perfil del ocio familiar.

La financiación, a través de recursos propios

Sobre la financiación, La Caixa será el compañero de viaje, pero Veremonte quiere financiar el proyecto con recursos propios,  sin financiación, y a través de inversores, operadores especialistas para cada  una de las zonas. La Caixa se integrará en el accionariado del proyecto,  puesto que es la propietaria del 50% de Port Aventura y del total de los  terrenos, pero una vez finalizado el proyecto, saldrá de él.

El objetivo es que la inversión sea a partir de recursos propios de todos los  implicados en la iniciativa, que cuenta con el apoyo del entorno: los alcaldes  de Vila-seca, Josep Poblet -también presidente de la Diputación de Tarragona-, y  de Salou, Pere Granados, que se han desplazado hasta Barcelona para la  presentación.

Muy diferente e incompatible con Eurovegas

«Este proyecto es muy diferente del promovido por Las Vegas Sands, que  pertenece a la industria del juego, mientras que Veremonte no  es un grupo especializado en el juego», ha señalado Mas-Colell, quien además ha  señalado que «es un proyecto incompatible con el de Eurovegas» porque una de las  condiciones que pedía Adelson era la congelación de nuevas licencias de juego a  partir del momento de su decisión. Por eso el  Govern dio una fecha límite para Las Vegas Sands, pero expirado ese plazo,  el Ejecutivo catalán tira adelante con el plan b, el de Veremonte.

«Sólo con presentarlo (Barcelona World), entra en contradicción» con  Eurovegas, ha dicho Mas-Colell, y ha añadido que no le consta que la promotora  estadounidense haya tomado aún una decisión. En cuanto a la posibilidad de que  se acabe instalando en Madrid, ha dicho que «la competencia es la competencia, y  queremos ser los primeros» y garantizar desde la Generalitat que Catalunya tenga  el primer puesto en la industria turística.

En el caso de Barcelona World, los casinos serán seis, de  manera que habrá uno para cada zona temática, pero el conseller de Economía ha  pedido no obsesionarse con los casinos porque serán una oferta más de las  muchas que incluirá. El representante de Veremonte ha  señalado que nadie hace un crucero para jugar sino que yendo de crucero, puedes  decidir jugar.

Este proyecto «no tiene aristas», no como el de Eurovegas, que «aunque era  encajable, sí tenía aristas», ha considerado el conseller Recoder. Además, el  titular de Territori ha señalado que no se trata de un proyecto que nazca de  cero, porque «algo así no se improvisa», pero sí se ha trabajado en  silencio.

En cualquier caso, «Catalunya no está cerrada a hacer tratos con quien sea en  el futuro y para lo que sea. La industria turística es muy importante pero no es  la única de Catalunya», ha destacado el conseller Mas-Colell.

Fuente: Lavanguardia.com (7/9/12)
Más información: http://www.portaventura.es/

Sobre Tarraco 4396 artículos
Asesoría de empresas Gestoría Tarragona

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.