Todas las aspirinas que se consuman en el mundo en 2013 serán asturianas

La multinacional farmacéutica Bayer ha decidido que la totalidad de su  producción mundial de ácido acetilsalicílico -componente básico de la  Aspirina- se realice en su planta de La Felguera (Langreo, Asturias),  que será ampliada con una inversión de 6 millones de euros a lo largo de 2013.
El anuncio lo ha realizado hoy en rueda de prensa en la factoría  langreana el consejero delegado de Bayer Hispania, Rainer Krause, quien  ha explicado que la capacidad de producción de la planta asturiana  aumentará así entre el 20 y el 25 %.
Esto supondrá la producción de unas 1.200 toneladas anuales más de  ácido acetilsalicílico, hasta alcanzar las 6.000, con lo que Bayer cree  cubierta la cobertura mundial de su demanda de este producto.
La factoría asturiana ya produce la mayor parte del ácido  acetilsalicílico de Bayer tras el cierre el año pasado de una planta en  Colombia y la decisión empresarial implica cubrir toda la demanda  mundial desde Asturias y disminuir las compras de este producto a  proveedores, a los que sólo se acudirá de forma marginal.
Las previsiones de crecimiento de consumo mundial de ácido  acetilsalicílico para los próximos años sobrepasan el 5 %, tanto por el  aumento en países emergentes como por el incremento del envejecimiento  de población y de la medicina preventiva, ha explicado Krause, que ha  bromeado: «Parece que cada vez hay más dolor de cabeza en el mundo, no  sólo en el sur de Europa».
El dirigente para los países ibéricos de Bayer ha subrayado que la  inversión prevista en Asturias se debe a la «confianza y calidad» que  genera la fábrica española, pese a «la moda» de trasladar la producción  de estos productos a Asia o el este europeo.
Krause, que ha recordado que en España Bayer cuenta con cinco  factorías y seis centros de I+D que generan 2.200 empleos, ha lamentado  «la visión cortoplacista» del Gobierno español plasmado en cuatro  decretos en los últimos dos años que, a su juicio, desalientan la  inversión en I+D en este país.
No obstante, ha asegurado que esto no influye en las inversiones de  Bayer en España, que se deciden en un contexto global y no por los  beneficios que puedan generar en el país.
El director de la fábrica de Bayer HealthCare en Asturias, Manuel  Fernández Ortega, ha señalado, por su parte, que la ampliación se la  planta conllevará la instalación de nuevos equipos en los procesos de  cristalización, centrifugación y secado, y generará unos treinta empleos directos durante 2013.
Ortega ha preferido no avanzar si el aumento de producción supondrá  además un incremento de la plantilla estable de la fábrica y ha ligado  este supuesto a la posibilidad de incremento de la demanda de ácido  acetilsalicílico micronizado (molido), cuya demanda está en auge en  Estados Unidos.
El director de la planta ha explicado que uno de los motivos de la  ampliación se debe a la reducción de stock (almacenaje), que solía ser  de entre 500 y 700 toneladas y decayó hasta las 200, lo que supone poco  más de una semana de producción.
El ácido acetilsalicílico es el principal componente activo de la  Aspirina y usado también -en dosis menores- para el medicamento Adiro  (de prevención de enfermedades cardiovasculares) y otros.
La factoría de Langreo de Bayer celebra su setenta aniversario y  mañana, jueves, Krause participará en la inauguración de un espacio de  la empresa en el Museo de la Siderurgia local.
Fuente: Diariocritico.com (3/10/12)