Un 12% de los coches usados tiene manipulado el cuentakilómetros

cuentaquilometrosEl fraude derivado de la manipulación asciende a 343 millones de euros al año en España.

El club automovilístico explica que esta situación, además de un impacto económico, también tiene un efecto negativo para el conductor, así como para la industria del automóvil, para la seguridad vial y para el medio ambiente.

El documento resalta que este fraude ocasiona que el consumidor final pague de más por el coche de ocasión, así como que se enfrente a un peligro para la seguridad vial, ya que el vehículo tiene más uso del reflejado.

Respecto a la industria, el RACC denuncia que este acto representa una competencia desleal, puesto que el valor real del coche es menor del percibido, provoca daños a la imagen de la marca del fabricante y las compañías aseguradoras reciben más reclamaciones. Además, los coches con más kilometraje emiten más dióxido de carbono a la atmósfera.

Una estafa penada hasta con cárcel

Por otro lado, el informe del club automovilístico refleja que el número de coches con el cuentakilómetros manipulado en España se sitúa en el 5% con una estimación conservadora, mientras que el 12% en el caso de los vehículos de ocasión importados.

El RACC resaltó que la manipulación del cuentakilómetros es un delito y puede comportar penas de cárcel de hasta tres años si la cuantía de la estafa supera los 400 euros. Además, recordó que desde el pasado 1 de enero es obligatorio que las ITV registren los kilómetros de los vehículos y se los comuniquen a la Dirección General de Tráfico (DGT).

Fuente: Eleconomista.es (7/5/14)