Un restaurante cobra 510 euros a unos clientes por no cancelar una reserva

El hecho de realizar una reserva en un establecimiento gastronómico o de hostelería, y no acudir sin cancelar la reserva o notificar de su ausencia, causa grandes perjuicios a los restaurantes, pero también puede llegar a causarlo al cliente que no cancela su reserva y no acude a la misma. Esto último sucedió en un restaurante de San Sebastián en 2021, y tras un proceso judicial, la Justicia donostiarra ha dado la razón al restaurante.

En 2021, tres clientes concertaron una reserva en un restaurante y un hotel, pero retrasaron la del hotel sin cancelar la del restaurante. Tras no cancelar la reserva y ausentarse de la misma, el restaurante donostiarra, penalizó la no cancelación de la reserva, aplicando un cargo de 510 euros en su cuenta bancaria. El motivo del cobro estaba apoyado en una cláusula del restaurante.

Penalización de 291 euros por comensal si no se cancela la reserva

Tal y como revela Antena 3, el restaurante guarda una cláusula para paliar los graves perjuicios que le supone este tipo de situaciones. En este caso, tras la penalización aplicada, el cliente demandó el cobro del restaurante en 2021, y tras un proceso judicial, el Tribunal de primera instancia de San Sebastián ha sentenciado a favor del restaurante dos años después.

“Tenemos pescados, mariscos o verduras que, si no se preparan para el comensalno se congela ni se reutilizan, por lo tanto hay una merma automática”, relata Xabier de la Maza, director del restaurante implicado, llamado Amelia.

Desde el restaurante, se intentó solucionar este episodio ofreciendo mesa para otras fechas, pero no se llegó a un entendimiento entre ambas partes, por lo que el proceso legal siguió su curso hasta la sentencia favorable al restaurante emitida recientemente.

Disparidad de opiniones ante el caso

Después del fin del caso, desde Antena 3 han salido a preguntar ala gente, que ha opinado sobre el tema, y las opiniones caen a favor de los dos lados“Me parece un poco excesivo”, expresaba una chica. “510 euros es mucho dinero”, argumentaba otra mujer.

En cambio, otras personas se mostraron a favor de la penalización y la sentencia: “Sí los tenían que cobrar”, afirmaba un señor. “Compran la comida y luego que hacen… no es normal”, argumentaba otra señora.

“No show”

En este caso, la acción que hicieron los tres clientes se conoce bajo el término “no show”. Según expertos como Roberto Ruiz, consultor de restaurantes, explica que no cancelar la reserva y no acudir debe de ser una práctica residual (en torno al 1% y 2%). Además, señala a establecimientos que no disponen de servicio de atención al cliente a los más susceptibles de que sucedan estos episodios.

Fuente: as.com (16/4/23) pixabay.com

Sobre Tarraco 4402 artículos
Asesoría de empresas Gestoría Tarragona