Un tribunal apoya que Dell tribute por todo su negocio en España

Michael DellEl Tribunal Económico Administrativo Central (TEAC) ha dado la razón a la Agencia Tributaria y ha mantenido que la empresa informática estadounidense Dell debe tributar por todos los ingresos de su negocio español entre 2000 y 2003, al entender que su filial irlandesa, en cuyo nombre se facturan los productos que la multinacional vende en España, tiene una presencia lo suficientemente “sustancial y significativa” en territorio español como para considerarse como establecida permanentemente. Además, la justicia ha hecho suya la tesis de Hacienda sobre la tributación de las empresas que venden por internet, en oposición al criterio de las multinacionales del sector.

En una resolución del pasado 15 de marzo, el tribunal rechazó la pretensión de la informática de que únicamente debe tributar en España por las comisiones obtenidas por la española Dell Computer, S.A. a los servicios prestados a su filial irlandesa Dell Products.

Hacienda levantó a Dell actas por el IVA, Impuesto de Sociedades e IRPF por 939.495 euros que Dell firmó en conformidad y abonó en 2007, pero además firmó actas en disconformidad que fueron recurridas ante el mismo tribunal.

La decisión de los jueces de desestimar el recurso da bríos a los esfuerzos de Hacienda para evitar que las grandes multinacionales puedan desplazar la facturación de su negocio a terceros países para ahorrarse impuestos. Dell, no obstante, ha recurrido a la Audiencia Nacional, según Expansión, que ayer dio cuenta del fallo.

La multinacional dice que su filial española únicamente actúa como «comisionista»

La clave de la polémica reside en el artículo séptimo del acuerdo de doble imposición en España e Irlanda, que data de 1995. Según este artículo, las ventas de la filial irlandesa deberían tributar en ese país “a no ser que la empresa realice su actividad en España por medio de un establecimiento permanente”. La multinacional estadounidense afirma que Dell Products no tiene presencia en España, y que su filial española es una mera “comisionista” de la sociedad con sede en Irlanda. Así, la empresa informática pretendía tributar en Irlanda, que no solo tiene un impuesto de sociedades más bajo sino que además permite maniobras de ingeniería fiscal con las que algunas empresas logran que sus beneficios apenas tributen.

La nueva resolución niega esa pretensión y confirma la investigación de la Agencia Tributaria, que reveló que Dell en España, tanto directamente como a través de subcontratas, prestaba un abanico “muy amplio” de servicios, que en palabras de Hacienda “exceden del carácter meramente preparatorio y auxiliar” y que van desde la promoción comercial hasta la atención posventa, pasando por el marketing, la gestión de pedidos y la logística.

Hacienda indicó la existencia de una “confusión operativa” entre Dell España y su hermana irlandesa, que compartían personal, clientes y hasta cuentas bancarias entre sí. Además, el contrato entre ambas revela un grado de control de la compañía española por parte de Dell Products que iba mucho más allá del rol del comisionista. Otra de las pruebas presentadas por Hacienda para demostrar la relación entre las filiales irlandesa y española de la multinacional es la propiedad del dominio de internet de Dell en España por parte de esta última. En consecuencia, afirma el TEAC, el “complejo entramado empresarial” utilizado por Dell Products en España es suficientemente para ser considerado un “establecimiento permanente”, “con plena coherencia geográfica y comercial” y “un significativo grado de permanencia en el tiempo”.

El Tribunal Supremo de Noruega dio la razón a Dell en un caso similar

Este no es el primer problema que se encuentran las técnicas de facturación de Dell en Europa. En diciembre de 2011, una sentencia unánime del Tribunal Supremo noruego dio la razón a la empresa informática, que tiene implantada en el país nórdico una estructura similar a la que tiene establecida en España.

La decisión también confirma que para que un negocio basado en internet tribute en España basta que tenga en ese país personal dedicado a la web destinada al mercado español, rebatiendo el argumento de Dell de que también es necesario que tenga un servidor de internet dedicado en España. Ante la réplica por parte de Dell recordando la existencia de una interpretación homologada por la OCDE que exige la existencia de ese servidor dedicado, el TEAC recordó que varios países, entre ellos España, han presentado reservas a esa interpretación, y que no debe aplicarse mientras no haya una decisión final.

Tanto los razonamientos sobre la facturación desde Irlanda como sobre la venta por internet pueden ser relevantes para otras multinacionales de tecnología y comercio electrónico, como Apple, Google, Amazon, eBay o Facebook. Apple facturaba desde Irlanda el 99% de sus ventas en España y Google, que también factura desde Irlanda sus ingresos en el mercado español, está siendo investigada por Hacienda, como adelantó EL PAÍS.

Fuente: Elpais.com (12/1/13)