75 preguntas en 4 horas: así será el examen para ser abogado

75La nueva prueba de acceso a la abogacía, que ayer se publicó en el BOE, constará de 50 cuestiones comunes y 25 de materias específicas. Habrá cuatro posibles respuestas y cada fallo restará puntos.

El examen de acceso tendrá una duración máxima de cuatro horas. Los ministerios de Justicia y de Educación, Cultura y Deporte convocaron el pasado viernes la prueba de evaluación de aptitud profesional para la profesión de abogado en su primera edición de 2014, que ha entrado hoy en vigor tras su incorrecta.

Los futuros abogados ya tienen prueba de acceso, aunque aún no hay fecha exacta ni lugar. Tras varios meses de espera, el Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado la convocatoria –aprobada el pasado viernes por el Ministerio de la Presidencia a instancias de Justicia y Educación– de la prueba de evaluación de aptitud profesional para ser abogado en su edición de 2014, la primera que se celebrará.

El examen estatal, obligatorio según establece la Ley 34/2006 de Acceso a las Profesiones de Abogado y Procurador de los Tribunales, no contiene limitación en el número de plazas y se desarrollará a partir de tres meses a contar desde el día de ayer, fecha de su publicación en el BOE. El día y el lugar exacto se conocerá en la primera semana de mayo, pero todo apunta a que el examen será a finales del mes de junio, según fuentes de Justicia. Es probable que en esta primera ocasión, debido al número de alumnos que deben presentarse a la prueba, ésta se lleve a cabo únicamente en una ciudad, según se desprende de la redacción del texto publicado ayer en el BOE.

Novedades de la convocatoria

1. La prueba de acceso será sólo escrita y contará con 75 preguntas tipo test. Habrá cuatro posibles respuestas, pero sólo una será la correcta.

2. El examen estará dividido en dos partes diferenciadas. La sección A, con 50 preguntas, se basará en materias comunes.

3. La parte B de la prueba constará de 25 preguntas sobre una materia a elegir entre civil y mercantil, penal, administrativo y laboral.

4. Cada pregunta tendrá un valor de 1 punto. Se descontará 0,33 puntos por cada respuesta incorrecta. No penalizarán las no contestadas.

5. La calificación final resultará de la media ponderada entre el 70% del examen y el 30% equivalente al curso de formación realizado.

6. Para aprobar habrá que conseguir un 5 de un total de 10 puntos. La nota final de cada alumno será únicamente de apto o no apto.

7. En los próximos treinta días se creará una comisión evaluadora compuesta por seis profesionales de varias instituciones.

8. La duración de todo el examen no podrá exceder de cuatro horas. Es probable que sólo se convoque una sola prueba en toda España.

9. El examen se llevará a cabo a partir de tres meses a contar desde el día de ayer. La fecha exacta se publicará la primera semana de mayo.

10. Los aspirantes a realizar la prueba tendrán 20 días desde hoy para presentar la solicitud de participación ante Justicia, que será gratuita. Antes, los aspirantes a realizar la prueba de acceso tendrán, a partir de hoy, veinte días para presentar ante el secretario de Estado de Justicia una solicitud de participación en la evaluación, que será gratuita. Una vez finalice el plazo de presentación de candidatos, habrá diez días para subsanar posibles errores.

El examen, que tendrá una duración máxima de cuatro horas, estará compuesto por 75 preguntas, de las cuales, 50 serán de materias comunes y 25 corresponderán a un aspecto jurídico específico a elegir entre cuatro posibles: civil y mercantil; penal; administrativo y contencioso-administrativo; y laboral. Cada pregunta tendrá cuatro alternativas de respuestas, pero sólo una será la correcta. Según subraya el texto publicado ayer en el BOE, «la finalidad de la prueba es medir los conocimientos teórico-prácticos de los participantes acerca del ejercicio de la profesión de abogado».

Materias

La primera parte del examen –denominada A–, compuesta por 50 preguntas generales, está subdividida a su vez en dos apartados. El primero de ellos se referirá a 28 materias relacionadas con la deontología profesional, organización y ejercicio de la profesión de abogado. Por ejemplo, los alumnos podrían tener que responder cuestiones referentes a los conflictos de intereses, el código deontológio español, la organización colegial, los honorarios o la fiscalidad del abogado.

El otro apartado de la parte A del examen se basará en 15 materias relacionadas con cuestiones generales del derecho, el proceso y la asistencia letrada, como, por ejemplo, el sistema jurisdiccional de la Unión Europea, el poder judicial y la Administración de Justicia, el derecho a la tutela judicial efectiva o el turno de oficio.

Además, la prueba tendrá doce preguntas reserva para la sección A y dos por especialidad jurídica del apartado B, por si la comisión evaluadora anula alguna de las preguntas titulares, para garantizar que el cuestionario tenga siempre 75 preguntas.

Puntuaciones

A la hora de la corrección, que llevará a cabo una comisión evaluadora que se formará dentro de los próximos 30 días, cada pregunta tendrá un valor de un punto, descontándose 0,33 puntos por cada respuesta incorrecta y no obteniendo ninguna puntuación negativa por las cuestiones no contestadas. El test se valorará sobre una escala de 0 a 75 puntos. Cinco días después de celebrarse el examen, el portal web del Ministerio de Justicia hará públicas las respuestas correctas.

La calificación final resultará de la media ponderada entre el 70% de la prueba y el 30% del curso de formación. La nota será de apto o no apto, y para aprobar habrá que conseguir un 5 de un total de 10 puntos. Cada aspirante recibirá sus resultados de forma individualizada y anónima. Los alumnos que no superen la prueba podrán presentarse a futuras ediciones.

Casi ocho años entre la norma y la primera prueba

En 2006, se aprobó la Ley de Acceso para igualar la entrada a la profesión de abogado con el resto de países de nuestro entorno. En marzo de 2009, salió el primer borrador del reglamento, con una prueba de cien preguntas, que fue seguido por una veintena de borradores. La ley entró en vigor en octubre de 2011, con la ‘vacatio legis’ mayor de la democracia y sin definir la prueba de acceso ni los convenios. Antes de dejar el cargo, el ministerio dirigido por Caamaño publicó las pruebas piloto en su web, que causaron gran contestación. Entonces el examen se ideó con una parte teórica y un caso práctico.

Al asumir el cargo de ministro, Gallardón planteó que los licenciados no hicieran el acceso, luego se retractó y quien aprobó el cambio fue el Congreso. En diciembre de 2012, el primer borrador del proyecto de Ley de Servicios Profesionales eliminaba el examen de acceso, pero Justicia confirmaba en marzo de 2013 que se mantendría el examen, pero se modificaría su metodología y contenido. El resultado fue que se eliminaba el caso práctico, como adelantó EXPANSIÓN, y que el examen sólo iba a constar de preguntas tipo test.

El pasado 7 de marzo, un real decreto del Gobierno de Rajoy confirmaba que el examen sería sólo tipo test y con un valor del 70% de la nota final, dando más peso a los resultados del máster. El viernes pasado se convocó el primer examen –publicado ayer en el BOE– después de casi ocho años de aprobarse la ley. Aún sin fecha fijada, los futuros abogados ya saben cómo será la prueba que dirimirá su futuro.

Más información:

Etiquetas: