¿Adiós a los moscosos? El Gobierno planea eliminar los días libres de los funcionarios

El Gobierno se plantea eliminar la figura de los moscosos, los días libres que tienen los funcionarios para dedicarlos a sus asuntos propios, en el marco de la reforma de la Función Pública.

Según fuentes del Ministerio de Hacienda, la idea aún no está cerrada y antes de aprobar la eliminación de esta figura el Gobierno pretende hablar con los sindicatos del sector público.

«Todavía no existe ningún texto legal ni articulado ni hay ninguna previsión de suspender» por el momento los días libres por asuntos particulares, asegura Hacienda.

El ministerio pretende abordar la reforma básica de la Función Pública en el seno del Consejo de Política Fiscal y Financiera que reúne al Gobierno y a las comunidades autónomas y en la Comisión Nacional de Administración Local «al objeto de respetar y garantizar los derechos fundamentales de la función pública mejorando la eficacia en la prestación de los servicios públicos».

La intención del Ejecutivo es cerrar cuanto antes la reforma e incluirla en el desarrollo del Estatuto del Empleado Público, pendiente de desarrollo desde hace tiempo.

Con esta reforma, que de momento sólo se estudia y calibra, el Gobierno eliminaría la figura creada en 1983 por Javier Moscoso, ministro de la Presidencia del primer gobierno de Felipe González para compensar el bajo de poder adquisitivo de estos trabajadores.

La medida se uniría a otras planteadas por este mismo Gobierno, como la ampliación de la jornada laboral de 35 horas a 37,5 horas o la rebaja de sueldo del 5% de media que aprobó el Gobierno socialista.

En declaraciones a Europa Press, el presidente del sindicato de funcionarios CSI-F, Miguel Borra, ha replicado al Gobierno que su idea de suprimir los seis días moscosos al año de los que disponen los empleados públicos supone una rebaja salarial indirecta que, además, «tendrá un repercusión muy pequeña» en el ahorro.

Borra ha señalado que esta medida supondría medio día más de trabajo al mes para los funcionarios, por lo que ha acusado al Ejecutivo de «gobernar para la galería».

Fuente: Eleconomista.es (7/6/12)