Aprobado el nuevo sistema de cotización a tiempo parcial

euros_billetesEl Gobierno ha aprobado el real decreto que regula el nuevo sistema de cómputo.

No obstante, la nueva normativa garantiza a estos trabajadores la misma pensión mínima que al resto de los trabajadores e introduce un coeficiente del 1,5 a multiplicar por los años cotizados para mejorar la cuantía final de la pensión.

Al término de la reunión del Consejo de Ministros, Fátima Báñez, destacó que esta nueva regulación pretende corregir la vulneración del principio de proporcionalidad de las pensiones y el principio de igualdad que consagra la Constitución, dado que más del 70% de los trabajadores a tiempo parcial son mujeres.
Además, resaltó que, con la nueva regulación, de las denegaciones el pasado año de pensiones contributivas a trabajadores a tiempo parcial, entre un 30% y un 40% podrán acceder ahora a una pensión del sistema público.

El real decreto contempla, por tanto, que el periodo de cotización a tiempo parcial computable para acreditar el derecho a una pensión no tendrá que ser de 15 años cuando el trabajadores tenga cotizaciones por jornadas a tiempo parcial. Así, el periodo mínimo de cotización exigido se ajustará al ‘coeficiente de parcialidad’, que acredite a lo largo de toda la vida laboral estos trabajadores y que figura en el Fichero General de Afiliación.

Garantizar la pensión mínima

Respecto a la cuantía de la pensión, el periodo de cotización a tiempo parcial calculado se incrementará con el coeficiente del 1,5. El porcentaje aplicable sobre la base reguladora se determinará mediante la escala general prevista en la Ley General de la Seguridad Social, del tal forma que a los 15 años de cotización se aplicará un 50% y a partir de ahí todo el tiempo que lo supere se incrementará ese porcentaje en función de la escala general de la jubilación ordinaria.

No obstante, como habrá trabajadores que accederán a la jubilación con un periodo de cotización inferior a 15 años, el porcentaje aplicable en estos casos será proporcional y equivalente al porcentaje que represente el periodo cotizado sobre quince años.
La norma garantiza también la pensión mínima prevista en los Presupuestos Generales (631,30 euros en el caso de la jubilación a los 65). Así, si la pensión causada por el trabajador resulta inferior al importe de la pensión mínima vigente en cada momento y reúne el resto de requisitos -carencia de otros ingresos o rentas- tendrá derecho a un complemento hasta alcanzar la cuantía mínima. El importe del complemento no podrá superar la cuantía de la pensión no contributiva.

Fuente: Eleconomista.es (5/8/13)