Barclays se va de España

balclaysEl banco británico coloca sus sucursales españolas dentro de un banco malo con activos que serán vendidos o liquidados.

El plan estratégico anunciado hoy por Barclays en Londres supone un drástico recorte de la actividad en banca de inversión y el abandono del negocio de banca minorista en Europa continental.

El grupo reducirá 14.000 empleos en 2014.

Como consecuencia de ello, Barclays saldrá de España, que es su principal mercado de banca minorista fuera de Reino Unido, con 250 sucursales y unos 15.000 millones de libras (20.000 millones de euros) en hipotecas. Tiene unos 2.800 empleados en el país.

La entidad no ha especificado cómo llevará a cabo su abandono de España. Lo más probable es que busque un comprador para sus oficinas y clientes. Barclays ya realizó el año pasado una reestructuración que redujo su número de sucursales españolas en más de cien y su plantilla en más de mil personas.

Barclays llegó a tener 500 sucursales en España tras comprar Banco Zaragozano en 2004, y es el banco extranjero con más presencia en este mercado.

La entidad indica que ha situado en el banco malo los activos que no encajan con su nueva estrategia o que no cumplen los requisitos de rentabilidad. El negocio en Europa continental, lastrado sobre todo por las provisiones en España, lleva cuatro años en pérdidas.

En total, el nuevo banco malo de Barclays tendrá 115.000 millones de libras en activos, ponderados en función de su riesgo (RWA, por sus siglas en inglés). La mayor parte corresponde a la actividad de banca de inversión, y 16.000 millones al negocio europeo. Coste de la reestructuración El coste de la reestructuración anunciada hoy asciende a 800 millones de libras, que se suman a los 2.700 millones que supusieron los recortes anunciados el año pasado en España y otros países.

Barclays quiere centrarse a partir de ahora en banca minorista en Reino Unido y África, y en algunas actividades de banca mayorista. En España, podría mantener cierta presencia dando servicio de banca corporativa y de inversión a grandes clientes. También va a vender o liquidar la cartera de préstamos a empresas españolas en el sector inmobiliario y a las pymes.

Antony Jenkins, consejero delegado de Barclays, dijo hoy que el nuevo plan «supone una simplificación profunda para Barclays. El banco será una entidad internacional enfocada, operando en áreas donde tiene escala y ventaja competitiva».

Fuente: Expansion.com (8/5/14)