Cómo evitar las multas de tráfico más y menos frecuentes

Cuando se habla de multas, lo más probable es que pienses en radares, controles de alcoholemia, conducir hablando por el móvil… Pero ¿sabía que te pueden multar por ‘recoger’ a un autoestopista o por no indicar a la DGT que ha cambiado de domicilio? Le contamos las sanciones más extrañas que puede recibir.

Las multas más habituales en carretera      

Adelantar con línea continua. Si adelanta en una zona de escasa visibilidad -por ejemplo, un cambio de rasante- le quitarán, además, 4 puntos; le ocurrirá lo mismo si adelanta poniendo en peligro a los coches que vienen de frente.
Acelerar para no dejarse adelantar. En la medida de lo posible, debe facilitar la maniobra de adelantamiento al coche que circula detrás suyo. Multa de 200 euros.
– Si, al adelantar a un ciclista o peatón que vaya por el arcén no dejas, como mínimo, 1,5 m de distancia lateral. 200 euros.
No hacer caso de las indicaciones de un agente. Pero éste deberá indicar en la denuncia el motivo exacto de la sanción. 200 euros y 4 puntos.
Llevar equipaje sin sujetar: si transporta carga sin elementos de sujeción o si se cae alguna parte del equipaje a la vía. 200 euros.
Parar en un lugar indebido -por ejemplo, para recoger a un autoestopista-:le pueden poner una multa por un importe a partir de 80 euros.

 Las más habituales de vacaciones

Llevar la mano o el codo por fuera de la ventanilla. Le pueden sancionar por «no mantener la atención permanente a la conducción» aunque, según la Policía, «no multamos por ello a no ser que, además, se esté conduciendo mal o cometiendo otra sanción». 80 euros.
Aparcar o circular por la playa si dicha zona se considera ‘espacio protegido’. 6.000 euros.
Llevar demasiados pasajeros. No puede llevar en su vehículo a más personas de para las que está homologado. Le multarán con 80 euros si no supera en más del 50% las plazas del coche -hasta siete personas en un automóvil de cinco plazas-; la sanción será de 200 euros si sobrepasa ese porcentaje sin contar al conductor -más de siete personas en un vehículo de cinco plazas-.
Tocar el claxon sin motivo. Sólo está permitido para evitar un accidente o para avisar de su presencia en vías secundarias. 80 euros.
Llevar la música demasiado alta: Cuidado, la Policía Nacional y la Guardia Civil le sancionarán con 80 euros si circula con la música alta cerca de hospitales. Pero, según la ordenanza de contaminación acústica de cada municipio, la Policía Local le puede multar hasta con 6.000 euros -como ocurre en la Comunidad Valenciana-.

Otras infracciones que se suelen pasar por alto

No obedecer una señal de prohibición de paso -de dirección prohibida, zonas peatonales…- o de maniobras prohibidas -giros, estacionamientos…-. 200 euros.
No indicar a la DGT que ha cambiado de domicilio: 80 euros.

¿Qué hacer si le para la Guardia Civil?

1. No se ponga nervioso. Mantenga la calma y preste atención a todos los requerimientos de los agentes. Si le facilita su trabajo y ven que coopera, se centrarán en la sanción cometida y no en otras normas que pueda haber infringido: por ejemplo, no llevar triángulos de emergencia, chaleco…
2. No discuta con el agente. Sólo empeorará las cosas; además, puede hacer constar en la denuncia sus malas formas e, incluso, multarle hasta con 600 euros por resistirse a la autoridad.
3. No le pueden detener. Recuerde que los agentes no le pueden detener, salvo que suponga un peligro para el resto de los usuarios de la vía -por ejemplo, si le pillan haciendo una carrera ilegal o circulando en dirección contraria-. Simplemente, le pedirán la documentación del coche y su permiso de conducir para identificarle y cursar la sanción que ha dado pie a que le paren.
4. A qué no se puede negar: a facilitarles su DNI -en caso contrario podrían llevarle hasta el cuartel para identificarle allí- y el carnet de conducir. Además, tenga en cuenta que, por ejemplo, por negarse a realizar un control de alcoholemia le pueden poner una multa de 301 a 600 euros y retirarle hasta tres meses el carnet -no conlleva puntos-; por ello, lo más recomendable es que sigas las instrucciones de los agentes y luego presentes un recurso ante la DGT explicando por qué no estás de acuerdo con la sanción.
Fuente: Autofacil.es