¿Cómo van a combatir el fraude los funcionarios de Hacienda?

aeatEn estos momentos la lucha contra el fraude resulta esencial para recuperar la recaudación impositiva.

Destaca este año una mayor intensificación en la lucha contra los alquileres no declarados, no sólo mediante la constatación de los consumos eléctricos como en planes anteriores, sino realizando actuaciones presenciales en viviendas. La ampliación de la red española de acuerdos y convenios que posibilitan el intercambio de información, capítulo en el que a lo largo de 2013 Hacienda ha progresado mucho, permitirá realizar requerimientos internacionales dirigidos a territorios y jurisdicciones tradicionalmente considerados paraísos fiscales, de baja tributación o territorios con secreto bancario aún vigente.

Además, Hacienda cuenta con la reciente modificación de la Directiva de Sociedades y Filiales de Estados miembros, que afecta a multinacionales como Starbucks, Amazon, Google o Apple, que aprovechan brechas legales para no tributar.

Intercambio de información y acuerdos

La Aeat cuenta con el proyecto normativo (Beps) para evitar la erosión de las bases imponibles y la desviación de beneficios y la estrategia del Foro Global sobre Transparencia e Intercambio de Información en el que se promueve la adopción de estándares internacionales para el intercambio de información internacional, que van encaminados a la firma de acuerdos multilaterales y a la actualización automática de los bilaterales.

Pero lo que mayores esperanzas ha generado en la lucha por mejorar la recaudación y acabar con la no tributación de las empresas transfronterizas, es el acuerdo firmado con Estados Unidos para el intercambio automático de información financiera (Fatca), al que se han unido España, Francia, Alemania o Italia, y los que previsiblemente se firmen con otros países de la UE y la Ocde, que apuestan por el intercambio de información y la transparencia para la lucha contra el fraude y la evasión fiscal.

Dentro del intercambio de información, este año la Aeat prevé dar un importante impulso a las fórmulas de colaboración para obtener información de otras Administraciones, especialmente en aquellos supuestos en los que existan registros administrativos relativos al ejercicio de actividades económicas.

En este servicio de intercambio se prevé incorporar la información de la base de datos nacional de subvenciones para garantizar la tributación por los perceptores de las mismas.

Este es el primer ejercicio en que se tienen datos de las declaraciones de valores y bienes en el extranjero, a través del modelo 720, lo que abrirá múltiples vías para detectar patrimonios no declarados.

Sin embargo, en los últimos escándalos de corrupción se han detectado numerosas cuentas en países que aún conservan el secreto bancario, que no se habían incluido en estas declaraciones obligatorias. Además, se continuarán realizando actuaciones selectivas de captación de información sobre contribuyentes que ejerzan actividades profesionales y empresariales para descubrir ingresos de la actividad no declarados.

Asimismo, se analizará la existencia de signos externos de riqueza que no se correspondan con el nivel de renta y patrimonio declarados previamente.
En colaboración con los organismos de la UE competentes en la materia, en particular la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude, se intensificará la captación de información para identificar el verdadero país de origen de las mercancías importadas y los valores reales de transacción para la correcta aplicación de los tributos que gravan el comercio exterior, así como sobre la circulación intracomunitaria de productos sujetos a impuestos especiales de fabricación con objeto de impedir su desvío a circuitos ilegales.

Búsqueda y cruce de datos

El Plan de la Aeat prevé que se reforzarán en 2014 las actuaciones de prevención y control consistentes en la obtención de información que permitan la detección precoz de actividades ocultas y se potenciarán las actuaciones presenciales en aquellos sectores en los que se aprecie una especial percepción social sobre la existencia de elevados niveles de economía sumergida, para que serán muy importantes los acuerdos de intercambio de información entre Administraciones.

Y como en años anteriores, se plantea la Agencia investigar la existencia de indicios de deslocalización o simulación de actividad para ocultar la verdadera actividad o el verdadero titular de las rentas, así como realizar actuaciones dirigidas a la verificación del cumplimiento de la limitación de pagos en efectivo.

No menos valor tiene que en 2014 las actividades profesionales continúen siendo objeto de especial seguimiento utilizando para ello las fuentes de información tradicionales de la Aeat, así como la información que pueda obtenerse procedente de registros administrativos o privados y de requerimientos de información a clientes finales.

Además, se controlará la utilización improcedente de personas jurídicas que canalicen rentas de personas físicas con el único objeto de reducir la tributación de la persona física por la diferencia de tipos o que incorporen gastos personales no relacionados con la actividad. Y un año más, se centra la atención en profesionales que operan en sectores en los que tradicionalmente se utiliza el cobro en efectivo, se examinará la aplicación de la limitación de pagos en efectivo.

La lucha contra el blanqueo de capitales, tramas de IVA, contrabando de bienes y capitales, mal uso de deducciones tributarias improcedentes, impagos reiterados o insolvencia simuladas, conforman una larga lista de medidas tradicionales con un éxito desigual cada año.

Recaudación y solicitudes de aplazamiento

Los funcionarios del Área de Recaudación de la Agencia Estatal de Administración Tributaria (Aeat) intensificarán su presencia efectiva en las empresas, oficinas, dependencias, instalaciones o almacenes de los obligados tributarios. Se trata de hacer un seguimiento para lograr el control de deudores con incumplimiento sistemático de sus obligaciones fiscales. Para ello, se prevé realizar actuaciones dirigidas al embargo de los bienes situados en sus sedes y de cuantos créditos sea posible en función de la información contable recabada en las citadas actuaciones.

La finalidad es cobrar la deuda pendiente y dificultar su participación en el mercado e impedir el perjuicio que se deriva para las arcas públicas, así como la competencia ilícita que genera.

Estas visitas en ejercicios precedentes han llegado a tener un carácter ejemplarizante en ocasiones, presentándose los funcionarios en restaurantes en plena hora de la comida a requisar material o en las ferias de poblaciones en fiestas para cobrar a los feriantes en plena actividad.

Se continuará con el control de deudores declarados fallidos y sus créditos cancelados por incobrables para detectar supuestos de solvencia sobrevenida y proceder, en su caso, a su rehabilitación. La investigación de la participación de deudores aparentemente insolventes en la constitución de otras sociedades mercantiles que no ingresen sus obligaciones tributarias, dificultando la recuperación de deudas pendientes de cobro, se considera prioritario este ejercicio.

A modo preventivo, se encomienda el control de las solicitudes de aplazamientos que tengan por objeto conseguir una dilación o retraso injustificado en el pago de las deudas tributarias resultantes de autoliquidaciones o de liquidaciones practicadas por Hacienda. Además, se prevé impulsar las acciones penales por insolvencia, en la medida que la denuncia de estas conductas supone la mejor defensa de los derechos de la Hacienda Pública.

Otra medida incluida en el Plan para 2014 es el refuerzo de las derivaciones de responsabilidad y de la adopción de medidas cautelares. Se potenciarán las actuaciones de investigación dirigidas a identificar a terceros responsables de las deudas y a acreditar la concurrencia de los supuestos de hecho previstos en la norma para exigirles el pago de la deuda tributaria, en particular, en los casos de mayor complejidad y gravedad. Se intensificarán, en esta misma línea, los acuerdos de prohibición de disponer dirigidos a evitar el vaciamiento patrimonial en los embargo de acciones o participaciones de entidades tenedoras de bienes inmuebles cuando el titular de las mismas, deudor frente a Hacienda, ejerza un control efectivo sobre las sociedades.

Un esfuerzo para detectar comportamientos de concursados y sus administradores que perjudiquen al Estado como acreedor, se incluye en estas líneas generales de actuación.

Fuente: Eleconomista.es (17/4/14)