¿Debería cambiar la cerradura?

El inquilino debería cambiar la cerradura y no tiene que dar copia de la nueva llave al propietario.

Se trata de un tema de seguridad, ya que además del propietario de la vivienda, puede ser que inquilinos anteriores conserven una copia de las llaves de esa cerradura. Imagine que una cadena de desconocidos tiene acceso total a su vivienda… Por eso es mejor prevenir. Desde Api Cataluña recuerdan que el inquilino tiene todo el derecho del mundo a cambiar la cerradura y de hecho animan a hacerlo cuanto antes. Esta organización explica que el domicilio alquilado es para uso y disfrute, por lo que puede cambiar la cerradura sin necesidad de pedir permiso al propietario y sin informarle. Otra cosa es que considere conveniente avisarle. La ley no obliga pero suele ser mejor para un trato cercano.

¿Hay que dejarle copia de la nueva cerradura? Y si cambiamos la cerradura… ¿se le debe dejar una copia de la nueva cerradura al propietario?

No. Según recuerdan desde Api Cataluña, la Constitución Española declara en su artículo 18.2 que el domicilio es inviolable. De tal manera que si el propietario decidiera entrar sin nuestro permiso, incurriría en un deliro de allanamiento de morada. Por otra parte, el artículo 202 del Código Penal también dice que el particular que no habite en la vivienda no podrá acceder sin consentimiento expreso, por lo que el propietario no tiene derecho a exigir una copia de la llave de la nueva cerradura.

¿Y el propietario puede cambiar la cerradura?

No. El propietario no puede acceder a la vivienda sin permiso y tampoco puede cambiar la cerradura. Y eso que se trata de una «acción ilegal en la que muchos propietarios incurren cuando sus inquilinos dejan de pagar el recibo de alquiler o han hecho algún destrozo», como recuerdan desde Api Cataluña. Justo para evitar este tipo de situaciones en las que los propietarios decidían tomarse la justicia por su mano, la ley de arrendamientos ha sido sometida a modificaciones.

Fuente: Eleconomista.es (16/8/14)