Decathlon bloquea la venta de escafandras para donarlas a los hospitales

Las escafandras que usamos para bucear y los snorkel de la playa conocen un nuevo uso a la espera de saber si podremos usarlos en vacaciones: el de ayudar a los sanitarios que trabajan en los hospitales con pacientes de coronavirus.

En concreto, en algún centro hospitalario de Madrid ya se están usando máscaras subacuáticas de Decathlon como alternativa a los respiradores. Se usan en caso leves, para gente que no necesita intubación

La máscara Easybreath de Decathlon se ha concebido para la práctica de snorkel y «su alteración para un uso diferente no garantiza su seguridad», recuerdan desde la compañía. Sin embargo, «estamos viviendo una situación de crisis sanitaria sin precedentes y, por eso, desde el equipo de Decathlon España, como parte nuestra responsabilidad y labor de solidaridad hemos proporcionado a ingenieros y doctores de distintos hospitales de España los planos 3D de la máscara», señalan.

Decathlon colabora en el seguimiento a varios grupos de trabajo que llevan a cabo distintas pruebas técnicas para adaptar el producto.La idea viene de Italia, donde algunos hospitales han usado estas máscaras de buceo deportivo como alternativa, ante la carencia de respiradores. La empresa Isinnova conectó estos artilugios de buceo a una válvula mediante impresoras 3D y fabricaron así máscaras respiratorias de emergencia.

«Desde Decathlon España llevamos tiempo dando respuesta a distintas peticiones, que nos han ido llegando desde distintos hospitales de España», dicen. Además del proyecto de investigación con las máscaras de snorkel Easybreath, también están proporcionando material, como las propias máscaras y las gafas de natación Nabaiji.

La cadena deportiva ha procedido a bloquear la venta de la máscara Easybreath en su web, «para poder proporcionar el stock disponible a los hospitales que lo puedan necesitar».

Fuente: Elmundo.es (25/3/20) Decathlon.com