Diez claves para iniciar con éxito un negocio

10Iniciar un negocio no es una tarea fácil, sobre todo si es la primera vez. No hay ninguna forma de garantizar el éxito al convertir una idea en proyecto, pero sí se pueden tener presentes los fallos más comunes que cometen otras compañías, para tratar de evitarlos.

La falta de experiencia o la actual situación económica pueden afectar al negocio, pero teniendo en cuenta una serie de pautas pueden sortearse y sacar adelante una empresa. Ángel Fernández, gerente de Camisetas.info, que consiguió superar la anterior crisis y adquirir la experiencia suficiente para triplicar el volumen de su empresa en los seis últimos años, expone 10 consejos para que los nuevos emprendedores puedan encaminar su proyecto con éxito.

1. ¿Quién eres?

Antes de iniciar ningún proyecto, hay que tener en cuenta los valores que se poseen, la experiencia, y ser conscientes de los errores cometidos en el pasado. La principal herramienta no es un ordenador, sino uno mismo. Hay que conocerse de verdad para descubrir las labores en las que se es óptimo.

2. ¿Dónde estás?

También es importante saber el punto del que se parte, con qué se cuenta, y sobre todo, con quién. Porque no es lo mismo navegar solo que con tripulación. Pero sin olvidar que todo equipo necesita un capitán para llegar a buen puerto. Familia, socios, inversores, empleados… todos pueden ayudar, si se tiene claro para qué se les necesita.

3. ¿Hacia dónde vas?

Ángel Fernández recomienda pensar un camino, y darle tanta o más importancia que al objetivo en sí mismo. El camino será el que guíe la empresa, y el que permita incluso cambiar o mejorar el objetivo.

4. Carburante

Sin dinero, evidentemente, es más difícil montar una empresa, pero la motivación personal es imprescindible para que el proyecto tenga futuro. Sin ella, la idea se tropezará constantemente con obstáculos por el camino.

5. Gestión del miedo

Todas las empresas pasan por momentos complicados, en los que el miedo hace acto de presencia. Es un compañero de viaje a la hora de tomar muchas decisiones, pero no hay que permitir que sea un freno para el proyecto. Si se convierte en pánico supondrá un bloqueo y supondrá el fin del trayecto. Lo más adecuado es conocer los miedos para buscar soluciones antes de que lleguen los problemas.

6. Imaginación

En un mundo que cada vez va más deprisa, y donde las distancias y las fronteras desaparecen, hay que descubrir nuevas formas de hacer y de vender, que ayuden a conseguir los objetivos. No sirve seguir haciendo las cosas como siempre se han hecho.

7. Pensar

Hay que observar alrededor con sentido crítico. Hay que pensar en crear, en mejorar lo creado y en venderlo mejor. Copiar formas y maneras de hacer no es malo, sino aprender de las experiencias de los demás. Otra cosa es copiar productos, que es una actuación de piratas.

8. Trabajar mucho

Nada es gratuito, y en un proyecto nuevo hay que esforzarse más que la competencia, para poder llegar a ser mejor que ellos.

9. Divertirse

Trabajar puede ser divertido, y ayuda a que el esfuerzo sea más llevadero. Además, trabajar para uno mismo es más gratificante. Permite conocer gente, aprender y enseñar. Seguramente sea necesario trabajar más de ocho horas al día, pero si son divertidas no se cambian por nada.

10. Valentía

No hay que tirarse al vacío sin saber volar. Hay que formarse y aprender, pedir ayuda y consejo… y lanzarse. El mundo es inmenso y hay mucho por hacer.

Fuente: Eleconomista.es (28/5/14)