El examen de 6º de Primaria costará un millón y medio de euros

examenLa evaluación externa y estandarizada que se va a realizar este curso a los alumnos de 6º de Primaria (12 años) de toda España costará al Gobierno un millón y medio de euros.

En concreto el Ministerio de Educación, Cultura y Deportes tiene contemplados en sus presupuestos para 2016 una partida de 1.451.930 euros que se destinarán a financiar la realización de este examen.

Así lo expresa el Departamento que dirige Íñigo Méndez de Vigo en una nota informativa, después de que el Gobierno haya aprobado esta mañana en Consejo de Ministros el real decreto que regula las características de esta polémica prueba.

El Gobierno prevé que en ella participen 481.375 alumnos que actualmente cursan 6º de Primaria en casi 14.000 centros docentes, tanto los públicos como los concertados y privados.

Hay que hacerla

Por si acaso en alguna comunidad autónoma contraria a esta evaluación se declaran objetores y deciden no hacerla, el Ministerio subraya que debe realizarse «en todo el sistema educativo español, a todos los alumnos y centros de Educación Primaria».

Las autonomías «deben garantizar las condiciones adecuadas de aplicación y calificación» de la prueba, concreta, para que no quede ninguna duda, el texto del real decreto, al que ha tenido acceso EL MUNDO.

Sin embargo, el redactado final da mucho margen de actuación a las comunidades autónomas, ya que a ellas les atribuye la función del «diseño, aplicación y corrección» de esta prueba, así como de «concretar los criterios de evaluación, los estándares de aprendizaje evaluables y el diseño» de la prueba de Lengua Cooficial y Literatura.

A diferencia de las reválidas de 4º de la ESO (16 años) y 2º de Bachillerato (18 años), este examen no tiene efectos académicos y «no condicionará el acceso a la Educación Secundaria Obligatoria».

Es decir, salvo que los profesores consideren lo contrario, el alumno que suspenda el examen podrá pasar al curso siguiente.

La prueba, que será corregida por profesores funcionarios ajenos a los colegios, examinará de competencia matemática, comunicación lingüística y ciencia y tecnología y su fin es diagnosticar «dificultades de aprendizaje» y tomar a tiempo las medidas oportunas.

El Gobierno defiende que las evaluaciones externas son una «tendencia internacional», ya que en 24 de los 34 países de la OCDE hay pruebas de este tipo.

Con esta prueba se podrán hacer rankings por colegios y comunidades autónomas. Una cosa muy interesante es que, de forma simultánea a la celebración de la evaluación final, se aplicarán «cuestionarios de contexto», que elaborará el Ministerio para «obtener información sobre las condiciones socieconómicas y culturales de los centros» para poder contextualizar los ránkings.

Los resultados se expresarán en términos de Insuficiente, Suficiente, Bien, Notable y Sobresaliente y se darán a los padres en un informe individual. Los centros tendrán una copia. Si las familias no están conformes con la nota, podrán solicitar la revisión de la prueba.

Fuente: Elmundo.es (20/11/15)